Las 9 mejores cosas que hacer en Alicante (y su provincia)

Aunque muchos visitan Alicante para disfrutar de sus playas, hay algo para cada tipo de viajero en la capital de la Costa Blanca

España TFW

Con sus decenas de playas de bandera azul, sus numerosos macizos y montañas, sus pueblos con encanto y la sabrosa y variada gastronomía basada en sus productos locales, Alicante es uno de los mejores lugares que puedes visitar en España.

La morfología de la provincia hace que sean muchas las actividades que hacer en Alicante. Unas serán más atléticas, otras más relajadas, culturales o gastronómicas. Durante todo el año, la capital de la Costa Blanca ofrece al viajero una miríada de experiencias para todos los gustos. Habiendo nacido y crecido en Alicante, aquí te dejo mis sugerencias de las mejores cosas que hacer en Alicante:

1. Tomar el sol en las playas de Alicante

 

Playa San Juan al atardecer

No se puede negar, las playas de Alicante son su mayor reclamo turístico. Amplios arenales urbanizados, calas recónditas de aguas cristalinas y acantilados cubiertos de típica vegetación mediterránea. Salvajes playas con dunas. Otras que aún conservan, en primera línea, las antiguas casas bajas de los pescadores… En Alicante tienes un sinfín de playas de primera calidad entre las que elegir. Las banderas azules predominan en la costa, al igual que el sol reina en el cielo más de 300 días al año.

Si a eso le añades una potentísima infraestructura turística que cobra vida en forma de hoteles, restaurantes y zonas de ocio para todos los gustos y bolsillos, es normal que la Costa Blanca sea una de las zonas costeras más visitadas de España.

En la ciudad de Alicante, puedes ir al Postiguet, mientras que la Albufera o la playa de San Juan están algo más al norte. Saliendo de la capital, Denia, cala Granadella, El Albir y Benidorm, en el norte, y Arenales del Sol, Santa Pola y Torrevieja, en el sur, son muy buenas opciones de playa.

2. Visitar el casco histórico de Alicante

El casco histórico de Alicante está compuesto por una maraña de callejuelas que ascienden la ladera del monte Benacantil, hacia el icono de la ciudad: el castillo de Santa Bárbara. Se le conoce con el nombre del barrio de Santa Cruz y en él se apelotonan bellas casas bajas de fachadas blancas y decoradas con macetas repletas de flores y dinteles y marcos de colores.

Entre escalerillas, plazas y antiguas ermitas, la gente del barrio sigue saliendo con las sillas frente a sus casas para conversar o, simplemente, inspirar la fragancia nocturna y ver la gente pasar. Además, un nuevo proyecto de revitalización del casco histórico de Alicante ha permitido que se haya convertido en un gran sitio para salir a cenar algo o tomarte una copa, con locales decorados con gusto y respetando la idiosincrasia y la historia del lugar.

EXCURSIONES Y ACTIVIDADES EN ALICANTE

¿Poco tiempo en Alicante? Quizás sea buena idea apuntarte a alguna de las siguientes excursiones por la zona. En todas ellas tendrás un guía en español, vienen con muy buenas recomendaciones de otros viajeros:

  1. Visita guiada y gratuita por Alicante
  2. Excursión a Guadalest y las Fuentes del Algar
  3. Tour en paddle surf por Playa de San Juan
  4. Tour en kayak por el Cabo de las Huertas
  5. Excursión a Elche y Santa Pola
  6. Más excursiones por Alicante y alrededores

3. Descubrir los bellos pueblos de Alicante

Castillo de Guadalest

Guadalest, en Alicante

La provincia de Alicante posee un buen número de pueblos que merece la pena descubrir. Por ejemplo, la pequeña localidad turística de Guadalest, con sus calles empedradas, multitud de museos curiosos, el castillo, la ermita y ese hermoso embalse de aguas turquesas rodeado de naturaleza.

Tampoco se quedan corto en romanticismo Altea, con esas calles empinadas que te llevan, en menos de 20 minutos, desde una playa de piedras besadas por las aguas del Mediterráneo a su bello casco histórico, donde, entre iglesias, tiendas, miradores, restaurantes y bares con encanto, no resulta nada complicado encontrar un rincón tranquilo y secreto, en el que besarnos sin prisa y con total intimidad. Al lado de Altea, Calpe nos ofrece una impresionante roca caliza, de 332 metros, que emerge del mar y tiene el estatus de parque natural. Es el peñón de Ifach, un lugar que no puedes perderte, como también ocurre con los mariscos y pescados que sirven en los muchos restaurantes de primera línea de playa en Calpe.

Bañeres de Mariola, Cocentaina o Alcoy son pueblos de interior en los que descubrir los bellos campos y montañas alicantinas.

4. Senderismo y otros deportes de montaña en Alicante

blank

Sierra de Bernia, en Alicante

Alicante es la segunda provincia más montañosa de España, que, a su vez, es el segundo país más accidentado de Europa. La ruta está servida, amigos.

Las opciones montañeras de Alicante son de lo más variadas. Vías ferratas, escalada, senderismo… Los lugares preferidos por los deportistas locales son: la Sierra de Aitana, Sierra Helada, Macizo del Montgó, Sierra de Bernia, Sierra de Mariola y la Serrella.

Tip de Alojamiento

Si buscas alojamiento en Alicante, te recomiendo mi establecimiento preferido. Se encuentra en pleno centro de la ciudad, muy cerca de la playa, con instalaciones modernas, personal amable y a buen precio teniendo en cuenta la oferta turística en la ciudad. Podrás reservarlo en el siguiente enlace sin ningún aumento de precio:

5. Disfrutar de la gastronomía de Alicante

Un buen arroz. Foto © David Escribano

Hay muchos buenos lugares donde comer en Alicante.

Me parto cuando me encuentro con amigos extranjeros y me dicen que se han tomado una buena paella en Madrid o Barcelona. ¡Pobrecitos!

Amigos, no váis a probar una mejor paella que la que se cocina en Alicante. Ni siquiera en Valencia.

No hay duda de que la paella es nuestro abanderado gastronómico, pero no es el único buen plato que tenemos en Alicante. Los productos de la huerta alicantina se encuentran entre los mejores de España. Tenemos frutas de gran calidad y muchos platos basados en verduras y hortalizas cultivados en los campos de la millor terreta del món.

En las ventas y restaurantes que jalonan las sierras alicantinas encontrarás buenísimas carnes a la parrilla mientras que en las poblaciones costeras podrás degustar pescados y mariscos sin parangón.

En Alicante, hay un plato para cada viajero. Vas a comer como un rey.

6. Vivir las fiestas populares de Alicante

Museo de las Hogueras de Alicante. Foto © David Escribano

A los alicantinos nos gusta la fiesta en casi todas sus manifestaciones posibles.

Si vienes a la provincia en fechas en las que se celebra alguna fiesta mayor de consideración, te llevarás un extra en tu viaje que no es sencillo encontrar en otros lugares.

La fiesta grande de la capital, Alicante, es las Hogueras de San Juan. Durante cinco días, la ciudad se convierte en una vorágine de fiesta, pólvora, música y desparrame, hasta que el fuego lo consume todo la noche del 24 de junio.

También es conocida en todo el territorio nacional los Moros y Cristianos de Alcoy, con desfiles en los que todo el pueblo (ubicado en las montañas) participa portando sus vistosos trajes y recreando la Reconquista a golpe de arcabuces.

La Semana Santa y Carnaval también tiene tradición en la provincia, así como fiestas de origen medieval.

7. Parapente en Alicante

Parapente en Santa Pola. Foto © David Escribano

Empezamos con actividades de riesgo, para ir despertando al personal.

Realizar un salto en parapente es una de las sensaciones más cercanas a volar como un pájaro que puedes experimentar. En Alicante hay una buena compañía (y fiable) que realiza vuelos en tándem y cursos. Se trata de Parapente Santa Pola. Yo he volado con ellos y tuve una magnífica experiencia.

Sus pistas de despegue se encuentran en Santa Pola (una población costera del municipio de Elche) y Agost, en plena Sierra del Maigmó. Ambos vuelos muestran unas vistas totalmente distintas. En Santa Pola volé sobre el mar, con la isla de Tabarca al fondo, mientras que cuando lo haces en Agost, disfrutas de vista de pájaro sobre montañas y huertos.

No tengáis ningún miedo. Ya he probado los vuelos en tándem en cinco ocasiones y nunca tuve ningún percance.

8. Coasteering en Alicante

Costa entre Villajoyosa y Benidorm. Perfecta para la práctica del coasteering

Este deporte de riesgo lo probé por primera vez en la salvaje costa de la isla de Anglesey, en Gales. Tuve el honor de hacerlo en el lugar donde se inventó.

Lo bonito del coasteering es que apenas necesitas equipo, lo puede hacer casi todo el mundo y estás en pleno contacto con la naturaleza. Consiste, básicamente, en ir recorriendo un perfil costero tanto a nado como sobre las rocas. Entre medias, realizas saltos desde distintas alturas a pozas marinas de profundidad suficiente para que no tengas ningún percance.

Hay empresas que proporcionan el equipo necesario (neopreno y guantes para cubrirte de los roces de las rocas, zapatillas o escarpines gruesos y un casco) y un guía que conoce bien la ruta. Sin embargo, si eres local y conoces a la perfección la zona en la que realizas la actividad, puedes ir solo.

En Alicante hay varias zonas de costa aptas para practicar el coasteering, pero la que más me gusta es la que está cerca de la playa de El Torres. Aquí las aguas son cristalinas, de distintos azules y profundas, y la costa ofrece rocas desde las que puedes saltar al mar. La mejor época es mayo y octubre.

Además, la diferencia con otros sitios en los que lo he practicado, es que aquí no entran en juego las mareas (aunque sí debéis tener cuidado con el oleaje).

9. Ruta de los castillos de Alicante

Castillo de Villena. Foto (c) David Escribano

Si eres un amante de la Historia y de los castillos, otra de las cosas que hacer en Alicante es la ruta de los castillos del Vinalopó. Además de ahondar en las raíces de la provincia y disfrutar de las magníficas fortalezas milenarias que atesora – como las de Villena, Sax o Novelda -, podrás admirar colinas, montañas y el campo alicantino, además de comer de lujo y conocer la vida del interior de Alicante.

Y es que Alicante lo tiene todo. ¡Os espero!


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *