Qué ver y hacer en Palma de Mallorca en un día

Disfruta de lo mejor de la capital de las islas Baleares en 24 horas

España TFW

Visitar Palma de Mallorca es algo que he tenido la suerte de realizar en varias ocasiones. Es una de esas ciudades agradables, amables y abiertas, que vive de cara al mar, con un centro histórico que es casi lamido por las olas del Mediterráneo y un clima privilegiado. Con una dilatada historia que ha traído consigo un importante legado patrimonial, Palma posee un buen número de monumentos de distintas épocas que merecen ser visitados tranquilamente, mientras disfrutas de sus muchos otros atractivos, sin ser el menor de ellos su variada y sabrosa oferta gastronómica.

Palma de Mallorca es una urbe en la que puedes permanecer varios días sin dejar de descubrir algo nuevo cada jornada. Sin embargo, si viajas a la isla para disfrutar de sus playas, pueblos y paisajes rurales, no queriendo detenerte demasiado tiempo en su capital, aquí te dejo una pequeña guía sobre qué ver en Palma de Mallorca en un día.

Cuándo es el mejor momento para visitar Palma de Mallorca

Torre castillo Bellver en Mallorca. Foto © David Escribano

Antes de meternos de lleno en los consejos para visitar Palma en un día, es bueno dejar claro que la época estival no es la mejor para hacerlo, debido al gran volumen de turistas que inundan la isla. Sin embargo, este verano, con la maldita covid-19 como protagonista, las cosas serán diferentes y es posible que el verano sí que sea una buena opción, pues la previsión de llegada de turistas extranjeros a Mallorca es mucho más baja de lo habitual.

En un año cualquiera, sin pandemias y otros desastres, serían la primavera y el otoño los mejores momentos para visitar Mallorca. Concretamente, los meses de mayo, junio, la última quincena de septiembre y la primera de octubre.

En mi caso, la última vez que visité Mallorca fue el pasado mes de diciembre y tuve la suerte de poder disfrutar de unos días soleados, llegando a alcanzar los 23 grados durante el día, perfectos para realizar senderismo en la Tramontana (que era el principal motivo del viaje). La única pega fue la escasez de horas de luz al día, aunque esto se compensaba con un precio increíble para el hotel cuatro estrellas en el que me alojé. Es cuestión de sopesar pros y contras y hacer una elección.

Qué ver y hacer en Palma de Mallorca en un día

Una vez has decidido cuándo realizar tu visita a Mallorca, es el momento de comenzar a planificar cómo sacar el mejor partido posible a tu estancia de 24 horas en su capital.

Palma de Mallorca es una ciudad que se puede conocer perfectamente a pie. Aunque se estira hacia norte, sur y este, las partes más interesantes de la misma se encuentran concentradas junto al mar, alrededor de la joya de la corona: la catedral de Mallorca.

Si no quieres perderte lo mejor de Palma en un día, estos son los lugares por los que tienes que pasar y las cosas que debes hacer:

Catedral de Palma de Mallorca

Catedral de Palma de Mallorca. Foto © David Escribano

Debo reconocer que no soy un ferviente seguidor de iglesias y arte religioso, pero es cierto que las catedrales siempre me han impresionado por su brutal envergadura, el detalle de sus ornamentos y la monstruosidad del esfuerzo humano que esconde cada una de ellas. La Catedral-Basílica de Santa María de Palma de Mallorca no es solo una de las catedrales más bellas de España, sino que también suele ocupar un puesto de honor en los ránkings europeos, un continente que no anda corto, precisamente, de stock catedralicio. Si filtras la clasificación por catedrales próximas al mar, no tiene rival.

En los días de sol, la Seo de Mallorca (como la conocen los locales) es algo que deja huella en quien la observa. Su fachada, de macizas piedras de color blanco-amarillento, resplandece bajo la intensa luz con la que el astro rey suele lucir en la zona mediterránea. La Seo parece, así, brillar con luz propia, como un gigante de 45 metros de altura (en su bóveda principal) que le otorga el honor de ser la segunda catedral gótica más alta del mundo. En el apartado de récords también ostenta el del mayor rosetón original de entre todas las catedrales góticas europeas.

Delante de ella, el Parc de la Mar crea una increíble sensación de paz entre los visitantes, con esa especie de pequeño lago artificial en el que un chorro de agua propulsada parece querer alcanzar el cielo.

La catedral de Mallorca fue construida entre 1229 y 1346. Fue comenzada por el famoso rey Jaime I (conocido con el apodo de ‘El Conquistador’), pero sería Jaime III quien la consagraría.

Al encontrarse en una posición algo elevada, desde la zona de la fachada de la catedral podrás disfrutar de unas estupendas vistas sobre el puerto de Mallorca y el resto de la línea de costa. Sin duda, este es el mejor lugar donde comenzar tu ruta de visita a Palma de Mallorca en un día.

Palacio Real de la Almudaina

Palacio de La Almudaina. Foto © David Escribano

Pegado a la catedral de Mallorca se halla el Palacio Real de La Almudaina. Este palacio tiene su origen en un antiguo e imponente alcázar árabe, pero, como solía pasar en la época de la Reconquista, una vez el enemigo era vencido y expulsado de una ciudad, llegaba el momento de derribar los edificios religiosos y oficiales más importantes, para construir sobre ellos otros de estilo cristiano. En esta ocasión, fue el rey Jaime II el que mandó realizar estos trabajos, queriendo conseguir imitar a otro edificio que le había maravillado: el del Palacio Real de Perpiñán. Sin embargo, la parte superior del palacio no sería construida hasta el reinado del poderoso Carlos I de España, ya en el siglo XVI.

Sea como fueren las diatribas de su construcción, lo cierto es que es el compañero perfecto para la Seo y ambos lucen majestuosos cada noche, cuando la excelsa iluminación artificial parece bañarlos en oro y plata.

Lonja de Palma de Mallorca

Lonja de Palma de Mallorca. Foto © David Escribano

Otra de las admirables obras del gótico que no te puedes perder durante tu visita a Palma de Mallorca en un día es la Lonja. Construida entre los años 1420 y 1452 en una obra dirigida por el arquitecto Guillem Sagrera – artífice monumentos tan importantes como el Castelo Nuovo de Nápoles -, la Lonja de Palma de Mallorca fue la precursora de otras que, quizás hoy, gozan de mayor fama, como es la de Valencia.

Se puede visitar su interior gratuitamente y debes hacerlo, pues merece la pena contemplar las magníficas bóvedas sustentadas por esos pilares coronados por nervios entrecruzados. Por lo demás, la sala es diáfana y alguna vez se utiliza para eventos culturales y exposiciones, aunque no cuesta imaginar cómo sería la actividad en los tiempos en los que era utilizada por los ávidos comerciantes que se repartían el Mediterráneo.

Puerto Deportivo de Mallorca

Vista del Puerto de Mallorca desde el Castillo de Bellver. Foto © David Escribano

Durante tu visita a Palma de Mallorca en un día, encontrarás pocas cosas más relajantes que dar una buena caminata por el paseo que discurre a lo largo del puerto deportivo de Palma de Mallorca. La brisa marina, embarcaciones de todo tipo, el sonido de las aves, y ese olor a pescadito a la plancha que sale de los bares y restaurantes.

Camina sin prisa, y si partes desde la zona de la catedral,vuélvete de vez en cuando para contemplar esa obra de arte desde diferentes perspectivas lejanas. Si prefieres hacer algo de deporte más activo, siempre puedes alquilar una bicicleta y tomar el carril bici. De hecho, al recorrer el puerto de Palma de Mallorca de esta manera, podrás llegar a tu siguiente destino: el castillo de Bellver.

Castillo de Bellver

Interior del castillo de Bellver. Foto © David Escribano

Coronando una colina de unos 110 metros de altura, se halla este original castillo de planta circular, desde el que tendrás una de las mejores panorámicas que ver en Palma de Mallorca. Levantado a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II, el castillo de Bellver está rodeado por refrescantes bosques de pinos (puedes optar por atravesarlos a pie para llegar al castillo, o conducir hasta el aparcamiento contiguo a la entrada principal) y desde sus almenas puedes contemplar el puerto, la catedral, la lonja, el palacio y, si miras hacia el interior, las estribaciones de la bella sierra de Tramontana, auténtica columna vertebral de la isla.

En su interior se encuentra el Museo de Historia de la ciudad de Palma.

Casco histórico

Ayuntamiento de Palma de Mallorca. Foto © David Escribano

Aunque ya te he comentado los monumentos principales que ver en Palma de Mallorca, callejear por su casco histórico, sin rumbo alguno, es una delicia que no puedes perderte en tu visita de un día en Palma de Mallorca.

Así, paseando por calles empedradas a las que se asoman antiguas casas palaciegas, podrás encontrar antiguos baños árabes, mezclados con bares y restaurantes de primera calidad, y edificios emblemáticos. Este paseo es especialmente agradable al atardecer o primeras horas de la noche, cuando la tenue iluminación le confiere al lugar el misterio de otra época.

Disfrutar de la playa de Palma de Mallorca

Foto Pixabay

Si piensas que te puede dar tiempo a darte un baño rápido o hacerlo es una auténtica prioridad en tu visita a Palma de Mallorca en un día, te alegrará saber que tienes varias playas cercanas al centro de la ciudad. Aunque te recomiendo los extensos arenales de Can Pastilla – a unos 8 km a pie, pero una media hora en bicicleta -, tienes otras opciones más a mano en playas como Can Pere Antoni o Cala Gamba. Ambas son válidas para un remojón, pero en temporada alta estarán repletas de gente.

Sin embargo, en Can Pastilla (junto con S’Arenal) tendrá a tu disposición un arenal de 4,6 km de longitud.

Saborear la gastronomía de Palma de Mallorca

Y, por supuesto, durante tu estancia de un día en Palma de Mallorca, tendrás que probar su sabrosa gastronomía. Esos platos basados en pescados y mariscos frescos, las icónicas sobrasadas y ensaimadas, y la fusión de las influencias de los muchos residentes extranjeros que se enamoraron de una isla que ejerce como un imán poderoso de almas bohemias.

Encontrarás de todo un poco en los restaurantes de Palma de Mallorca.

Dónde dormir en Palma de Mallorca

Si vas a visitar Palma en un día, te darás cuenta muy pronto de que esas 24 horas no serán suficientes para sacarle todo el jugo al destino. Por ello, si decides pasar algunos días más, aquí te dejamos algunos buenos lugares donde dormir en Palma de Mallorca:

  • Hotel Roc Leo: te recomiendo este hotel porque ya me he alojado dos veces en él y la experiencia ha sido perfecta. Situado en Can Pastilla, es el lugar perfecto para explorar la isla de Mallorca, pues se encuentra al lado del aeropuerto y muy cerca de Palma. Es un hotel cuatro estrellas y sacan unas ofertas espectaculares si reservas con cierta antelación y fuera de la temporada alta. Posee piscina, bar y un restaurante buffet en el que estaba todo buenísimo. En diciembre nos salió por 37 euros la noche (entre los dos por una doble), con cena y desayuno incluidos.
  • Hotel Boutique Can Cera: si quieres darte un capricho romántico en Palma de Mallorca, este cinco estrellas albergado en un céntrico edificio del siglo XVII es tu candidato número uno. Lo mejor es su spa gratuito.
  • Casa Delmonte – Turismo de Interior: otra muy buena opción del casco histórico de Palma que incluso cuenta con jardín y bicicletas gratuitas. Es un hotel solo para adultos.

Si ninguna de estas tres opciones te convence, busca otros lugares donde dormir en Palma de Mallorca en este enlace.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *