Las mejores rutas en coche por Andalucía

Descubre la naturaleza, gastronomía, cultura y patrimonio de Andalucía por carretera

España TFW

Andalucía es la segunda comunidad autónoma más grande de España. Dentro de sus fronteras encontrarás una gran variedad paisajística, histórica y cultural que te sorprenderá profundamente, formando, casi sin quererlo, varios viajes dentro de un solo viaje. Por ello, la mejor manera de descubrir esta preciosa región es siguiendo algunas de las mejores rutas en coche por Andalucía.

Las tierras andaluzas se hallan conectadas por más de 23.000 kilómetros de carreteras, lo que permite explorar a fondo todos sus tesoros.

En las mejores rutas en coche por Andalucía hay algo para cada tipo de viajero. Ya seas amante de la naturaleza, las playas, la gastronomía, el arte, la historia, la fiesta, el ocio nocturno, el deporte… No te sentirás decepcionado.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Por ello, en Viajablog queremos proponerte que te pierdas por las carreteras de Andalucía y disfrutes del viaje.

1. Ruta de los pueblos blancos

Sierra de Grazalema

Es imposible hablar de las mejores rutas en coche por Andalucía sin incluir la que pasa por los míticos pueblos blancos de la provincia de Cádiz.

El parque natural de la Sierra de Grazalema es la columna vertebral de un viaje de unos 170 km que lleva a descubrir algunos de los pueblos más bellos de Andalucía. Hemos sugerido 9 de ellos (Arcos de la Frontera, Villamartín, Ubrique, Villaluenga del Rosario, Zahara de la Sierra, El Gastor, Setenil de las Bodegas, Torre-Alháquime y Olvera), pero hay más donde elegir.

La Sierra de Grazalema es el hogar del mayor bosque de pinsapos (una especie de abeto) de Andalucía, además de 200 especies de animales vertebrados y un buen número de pueblos cuyas calles empedradas ascienden, retorcidas, por las pendientes que les marcan las montañas.

Olvera. Foto Pixabay (Makalu)

El apelativo de “Pueblos Blancos” se debe al encalado de las fachadas de las casas. Casas en las que aún habitan gentes que viven de la ganadería o el cultivo del olivo, resistiéndose a abandonar unas tierras que les han visto nacer y fueron, a su vez, cunas de sus antepasados.

Castillos, legados de la España bajo mandato árabe, yacimientos arqueológicos milenarios, sabrosos platos creados con productos autóctonos y frescos… Aunque el recorrido de los pueblos blancos no tiene una gran longitud en kilómetros, se ha ganado su puesto entre las mejores rutas en coche por Andalucía gracias a su diversidad paisajística, su gran patrimonio cultural y la hospitalidad de sus gentes.

Es la típica ruta que no debes realizar como si fuera una carrera, sino disfrutarla durante varios días, combinando momentos de reposo y buena mesa, con paseos por la naturaleza y las calles de los pueblos, además de visitas culturales.

2. Ruta de la Costa del Sol

Durante los años 60 y 70 del pasado siglo, la Costa del Sol malagueña se erigió como un mito del turismo visitado por centenares de miles de viajeros, tanto nacionales como extranjeros. Fue en ese momento cuando la fama de lugares como Torremolinos traspasó fronteras, alcanzando el estatus de destino europeo top. El desarrollo turístico transformó a antiguos pueblos de pescadores en lugares repletos de hoteles, restaurantes y bares.

Hoy en día, la Costa del Sol sigue siendo uno de los destinos más importantes de España, sobre todo en la temporada veraniega. Sin embargo, si prefieres disfrutar este viaje sin tener que aguantar largas colas para casi todo, te recomendamos que lo hagas en primavera o principios de otoño, cuando la temperatura aún suele ser agradable y las hordas de turistas han relajado su ímpetu.

Cala de Maro. Foto David Escribano

Puedes comenzar tu ruta en Benalmádena, donde aparecen los primeros grandes arenales, pero que también aporta un aliciente de poder conocer un antiguo pueblo de la montaña malagueña. En Benalmádena playa el ocio nocturno es intersante, pero nada que ver con el nivel de intensidad que encontrarás en Torremolinos.

Famoso hasta en el cine, Torremolinos representa a la perfección el estallido del turismo en la España de la segunda mitad del siglo XX.

El Rincón de la Victoria es la siguiente parada en la ruta, con su castillo de Bezmiliana (del siglo XVIII) y las pinturas rupestres de la Cueva del Tesoro.

Rincón de la Victoria. Foto David Escribano

En Torrox, además de playa, encontrarás las ruinas de una antigua villa romana, además de una necrópolis y antiguas fábricas de azúcar y monedas.

La siguiente parada de una de las mejores rutas en coche por Andalucía es la población de Nerja. Es otro de los símbolos de la Costa del Sol y, para una generación de niños que ahora rondan los 40-50, esto se debe a la mítica serie de televisión “Verano Azul”. Son pocos los que pueden olvidar a Chanquete y esa pandilla de chavales con los que nos vimos identificados.

Las cuevas de Nerja, sus playas y el balcón de Europa refuerzan un atractivo turístico que se extiende por cada una de sus calles y cada uno de sus bares.

Por último, puedes acabar el viaje en las magníficas playas salvajes de la localidad de Maro. Hay una playa algo más grande, confinada entre un espectacular acantilado y las aguas del Mediterráneo, pero, personalmente, prefiero la cala pequeña, más salvaje, nudista en parte y en la que desemboca un pequeño torrente de agua dulce, proveniente de las montañas.

Esta ruta es ideal para los amantes de la playa, del reposo, de la buena mesa y del disfrute de la vida. ¿Hay alguien en la sala que no se halle en este grupo?

3. Ruta de La Alpujarra granadina

Entre las mejores rutas en coche por Andalucía se encuentra otra que discurre por las estribaciones de una sierra: la de La Alpujarra, en Granada.

El pueblo de Trevélez se halla en pleno Parque Nacional de Sierra Nevada y, además de ser la localidad situada a mayor elevación de la península ibérica (solo superada, en España, por La Orotava, en Tenerife), te servirá de punto de inicio de esta magnífica ruta de algo menos de 60 kilómetros. Eso sí, ni se te ocurra partir de Trevélez sin haber disfrutado de las espectaculares vistas que regala su ubicación ni haber degustado un plato de su sabroso jamón con denominación de origen.

En Bubión la arquitectura tradicional de este tipo de pueblos -representada, sobre todo, en el Museo de la Casa Alpujarreña – se mezcla con rutas ideales para los amantes de la bicicleta de montaña. Adentrándote un poco más en el verde de las montañas, se halla Capileira, en cuyo término municipal se hallan los imponentes picos de Mulhacén y Veleta.

Paisaje fortaleza Lanjarón. Foto Pixabay (Tama 66)

Descendiendo de nuevo, en Pampaneira te encontrarás rodeados de las típicas casas blancas que caracterizan el paisaje alpujarreño.

Soportújar es una localidad misteriosa que, según se cuenta, fue repoblada por brujas hace siglos, y posee lugares tan curiosos como un centro de interpretación de la brujería y otro centro de retiro y meditación budista. Desde luego, las fuerzas místicas están aquí muy presentes.

Saliendo del Parque Natural de Sierra Nevada se arriba a la capital de La Alpujarra occidental: Órgiva. Aquí merece la pena visitar la casa palacio de los Condes de Sástago y la parroquia de Nuestra Señora de la Expectación.

Finalmente, nada como un descanso en el balneario de Lanjarón, localidad famosa por la banda sonora que suena en cada una de sus fuentes de agua limpia proveniente de las cumbres de Sierra Nevada.

 

4. Ruta del Cabo de Gata

La provincia de Almería y el Parque Natural de Cabo de Gata ofrecen una de las mejores rutas en coche por Andalucía. Una ruta plagada de desiertos, molinos, faros, acantilados, ensenadas, cuevas, playas casi vírgenes e incluso castillos. El momento ideal para realizar la ruta es la primavera o principios de verano, cuando la temperatura es ya alta y puedes disfrutar de las muchas playas y bahías del lugar.

Cabo de Gata. Pixabay (Enrique López Garre)

Entre las playas más destacadas del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar se encuentran las de Las Negras, Agua Amarga, Los Genoveses y Mónsul, combinando dunas, acantilados y, sobre todo, haciéndote sentir que la civilización es algo muy lejano y de lo que has conseguido evadirte.

En cuanto a los pueblos con encanto del lugar, Rodalquilar es uno de ellos, pero todos los amantes del cine tienen una parada obligada en Tabernas, desierto en el que se han rodado escenas de películas tan conocidas como ‘Indiana Jones y la Última Cruzada’ (1989), ‘Lawrence de Arabia’ (1962) o ‘Un puñado de dólares’ (1965).

5. Ruta Urbana Monumental

Andalucía posee una historia de valor incalculable y, por ello, una de las mejores rutas en coche por Andalucía es la que une a las principales ciudades de la región. Un viaje de algo más de 700 kms que te mostrará los incontables encantos de los monumentos de Sevilla, Córdoba, Málaga, Cádiz y Granada.

En Sevilla, las tranquilas aguas del Guadalquivir fluye bajo puentes centenarios, mientras la Torre del Oro, la Giralda, la Plaza de España o el Real Alcázar de Sevilla atraen a los turistas que pasean por las calles de la capital andaluza.

Mezquita de Córdoba. Foto David Escribano

Aunque Sevilla tiene un color especial, no son pocos los viajeros que prefieren a Córdoba, de dimensiones más reducidas, lo cual parece que le hace concentrar aún más el esplendor de sus muchos monumentos, entre los que destacan la Mezquita-Catedral, el barrio Judío y el puente romano.

Sin embargo, el monumento más visitado de Andalucía se halla en Granada, donde la magnífica Alhambra te hará entender por qué el rey Boabdil lloró la pérdida de su querida Granada. La cercana Sierra Nevada te permitirá combinar la cultura con el deporte al aire libre, mientras que las calles granadinas te atraerán como un imán irresistible al caer la noche. Pocas ciudades en España pueden jactarse de tener mejor ocio nocturno que el que se disfruta en las callejuelas del casco antiguo de Granada.

La gracia malagueña te espera en la siguiente parada. Málaga es una ciudad agradable y servirá de primer contacto con la costa durante tu ruta. Si tras ver la ciudad, te apetece algo de playa, siempre puedes dirigirte, tras tomarte algo en la emblemática calle Larios y sus aledaños, hacia los pueblos costeros de Torremolinos o Benalmádena, ambos en dirección hacia tu última parada: Cádiz.

La “Tacita de Plata” es una ciudad melancólica por la noche y vibrante por el día. Las casas de fachada blanca se pueden divisar desde lo alto de la Torre Tavira, junto con las playas y las torres de la bonita catedral. Por la noche, salvo los fines de semana, al caminar por su paseo marítimo y las calles del casco antiguo – a las que llega con nitidez el aroma del océano – uno parece sentir la añoranza de los tiempos en los que el comercio con las Américas daba vida a una Cádiz próspera. Eso sí, deja atrás la melancolía si visitas la ciudad durante el Carnaval. ¡Es una experiencia inolvidable!


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Una respuesta
  • Javi 13 junio 2020
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *