Las 10 mejores playas de la Comunidad Valenciana

Descubre las perlas de la costa de las provincias de Alicante, Valencia y Castellón

España TFW

Cuando hablamos de las mejores playas de la Comunidad Valenciana bien podría ser que nos refiriéramos a las mejores playas del mundo, pues este 2020 es España, de nuevo, el líder indiscutible de la clasificación mundial de banderas azules en playas y puertos. Y dentro de nuestro país, la región con más banderas azules es la de Valencia.

La bandera azul es un galardón que otorga anualmente, desde 1987, la Fundación Europea de Educación Ambiental en las playas y puertos que tienen una serie de condiciones ambientales e instalaciones. En la concesión de las banderas azules participan diversos organismos internacionales, como la Agencias de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA-PNUMA), la OMT (Organización Mundial del Turismo), la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) de la UE o la Unión Europea para la Conservación de las Costas (EUCC) (Unión Costera y Marina). Los criterios para obtener la bandera azul están basados en cuatro áreas principales: información y educación ambiental, calidad de las aguas de baño, gestión ambiental y seguridad, y servicios e instalaciones.

Entre los 47 países, repartidos por los 5 continentes, que participan en este programa en 2020, España lidera con 688 banderas azules (589 playas y 98 puertos deportivos), siendo Grecia el segundo país, con 514 banderas azules. En España, la Comunidad Valenciana posee 134, siguiéndole Galicia con 107 y Andalucía con 100.

Por lo tanto, ante tanta calidad en sus arenales es complicado elegir las mejores playas de Valencia. Sin embargo, vamos a hacer un esfuerzo y aquí te dejamos nuestra subjetiva lista, sin ningún orden particular, para que este verano te relajes en el sol y la brisa marina mediterránea. En ella incluimos grandes playas urbanas con servicios, pequeñas calas remotas, arenosas, con piedras… Para que todo el mundo pueda encontrar su lugar perfecto entre las playas más bonitas de la Comunidad Valenciana.

1. Playas de Arenales del Sol y Carabassí

Playa de Arenales del Sol. Foto © David Escribano

A menos de 20 km al sur del centro de la ciudad de Alicante, pero ya en el municipio de Elche, se encuentra la población costera de Arenales del Sol. Aunque durante las últimas décadas el desarrollo urbanístico ha traído un buen número de nuevos edificios, esta larga playa urbana de arena dorada empalma con un precioso tramo salvaje, uniéndose a la playa de Carabassí y las pequeñas calas que se cobijan bajo la sombra de la colina que domina el faro de Santa Pola.

Esa área no urbanizada es una de las zonas de playa más bonitas de Alicante. En ella, un pequeño sistema de dunas aparece cubierto de matorrales y pinos mediterráneos, dándole un precioso toque salvaje. Se pasa sobre él mediante un sistema de pasarelas de madera, perfectamente integrado en el entorno natural.

El agua es limpia y clara, encontrando un fondo submarino, con rocas, perfecto para la práctica del esnórquel. Además, el nudismo está permitido en la tranquila zona de dunas.

Es el lugar ideal para no tener que elegir entre campo y playa, pues aquí puedes disfrutar de ambas cosas. Y es que, a menos de 200 metros del mar se encuentra el paraje natural del Clot de Galvany, donde se combinan dunas, pinares, juncos y otra vegetación de ribera que dan frondosidad a las charcas de agua dulce en las que viven, tanto perenne como temporalmente, un buen número de aves. El Clot de Galvany, que dispone de una zona de merendero y varios senderos señalizados de dificultad baja, es uno de los lugares con mayor biodiversidad en la región.

Charca del Clot de Galvany. Foto © David Escribano

Es decir, puedes darte una vuelta por los senderos, observar las bellas aves, comer algo en el merendero y después dormir la siesta y bucear en la playa. Condiciones de sobra para incluir las de Arenales del Sol y Carabassí entre las mejores playas de la Comunidad Valenciana.

2. Playa Norte

Atardecer en playa Norte de Peñíscola © Quique Cardona

La histórica ciudad de Peñíscola, además de poseer un importante legado histórico y patrimonial – con el castillo del Papa Luna a la cabeza – y una estupenda gastronomía, también regala al viajero una de las mejores playas de Valencia, al menos dentro de las de carácter urbano. Un arenal de unos 5 km de longitud y 44 metros de anchura media que se extiende frente a la ciudad y se halla enmarcada, en su extremos sur, por el icónico castillo medieval. La arena es fina y dorada y la calidad del agua y los servicios ha situado a la playa Norte de Peñíscola entre las mejores del país, dotándola de la bandera azul.

Es una playa ideal para todo tipo de público, tanto familias (las aguas son muy tranquilas) como parejas o grupos de amigos que quieran hacer algún tipo de deporte acuático. Además, para tomar algo o pasear, el bello casco histórico de Peñíscola se encuentra a tiro de piedra.

3. Playa de L’Ahuir

Cerca de la valenciana población de Gandía (que también posee una gran playa urbana), se halla otro arenal natural que merece figurar entre las playas más bonitas de Valencia. Las principales protagonistas de la playa de L’Ahuir son sus dunas, en proceso de regeneración. Este paraje natural tiene una longitud de 2 km, está apartada de la civilización y permite la práctica del nudismo. Además, los días en los que sopla el viento de levante, el cielo de L’Ahuir se llena de las grandes y coloridas cometas de los kitesurfistas. Perfecta para aislarte un poco de todo, aunque en verano tiene una ocupación alta. No hay restaurantes, así que debes traer tus cosas para pasar el día. La de Ahuir – su nombre castellanizado – se encuentra en casi todas las listas de playas más bonitas de Valencia.

4. Playa de San Juan

Playa San Juan de Alicante. Foto © David Escribano

Junto con las playas de Benidorm, la de San Juan es, con diferencia, la mejor playa urbana de la provincia de Alicante.

Este arenal de unos 6 km de largo y una anchura envidiable, parte del cual se extiende por el término municipal de El Campello, presenta una bella y limpia arena dorada, además de todos los servicios e infraestructuras posibles. Es una playa perfecta para tomar el sol y bañarse en aguas tranquilas y limpias, además de practicar deportes náuticos, como el pádel surf, kite surf (los días ventosos) o kayak, y otros en tierra firme, como el volley o fútbol playa.

Otro de los atractivos que convierten a la de San Juan en una de las mejores playas de la Comunidad Valenciana es su ambiente y vida, tanto diurna como nocturna. Durante el día, podrás tomarte algo en cualquiera de sus muchos chiringuitos, para comer luego fantásticos arroces en restaurantes como Casa Julio, Azul o L’Hexagone. Al caer la noche, y tras darte el último baño en la playa y acicalarte algo en casa, podrás salir a cenar y tomarte unas buenas copas hasta la madrugada – o un helado artesanal para los más tranquilos – en cualquiera de los muchos restaurantes y pubs de la Avenida Costablanca.

5. Playa Morro de Gos

Y si la de San Juan es una de las mejores playas urbanas de Alicante, la de Morro de Gos podría ser su equivalente en la provincia de Castellón. Este arenal que se abre al doblar el cabo de Oropesa en dirección norte, es uno de los preferidos por los veraneantes de la turística localidad castellonense.

Con 2 km de arena dorada y fina (salvo un pequeño parche de piedras cerca de su extremo rocoso) y 40 metros de anchura media bulle de vida en verano, junto con su paseo marítimo, que ofrece todo tipo de servicios. Además, el oleaje es tímido, siendo una de las mejores playas de la Comunidad Valenciana para disfrutar de un baño en familia o deportes náuticos organizados.

6. Cala Fonda

Cala Fonda. Foto © David Escribano

La pequeña Cala Fonda, ubicada entre las localidades alicantinas de Villajoyosa y Benidorm, es una de las playas más bellas Valencia, hecho garantizado por la calidad de sus aguas, la belleza natural de su entorno, el legado patrimonial que atesora y la tranquilidad que se respira en ella (sobre todo, fuera de la temporada estival).

Para llegar a esta maravilla del litoral alicantino, puedes optar por dos caminos: el rápido y cómodo (en coche), o el aventurero y generoso donante de impresionantes vistas (caminando). Si no vas a la playa muy cargado de bártulos (sombrilla, nevera y demás), la mejor manera de llegar a Cala Fonda es, sin duda, caminando. Para ello, tendrás que dejar el coche en la playa de El Torres y tomar el sendero que parte desde el paseo marítimo de esa playa hacia el norte, por sobre las montañas. Es un recorrido sencillo que te regala unas vistas espectaculares de la costa de Villajoyosa y varios grupos de acantilados. Tardarás unos 45 minutos en llegar a la playa. Además, si dejas la playa de lado (momentáneamente) y caminas unos 20 minutos más, llegarás al mirador de la Torre del Aguiló, una antigua atalaya de vigilancia del siglo XVI que ofrece una bella panorámica de la bahía de Benidorm.

Bahía de Benidorm desde el mirador de la Torre del Aguiló © David Escribano

En Cala Fonda se permite el nudismo y sus fondos marinos son ricos en algas y rocas, así que no te olvides las gafas de bucear. Eso sí, no hay ningún tipo de servicio y si quieres pasar el día allí tendrás que llevar tu propia comida y bebida. Al ser de pequeñas dimensiones, si la visitas en verano deberás madrugar. Sin embargo, en otoño y primavera – sobre todo de lunes a viernes – es un remanso de paz que se cuela sin aspavientos en este listado de la mejores playas de la Comunidad Valenciana.

7. Cala Granadella

La costa alicantina es especialmente generosa a la altura de Jávea. Aquí, los acantilados cubiertos de vegetación mediterránea se alían con unas aguas limpias, llenas de vida y de distintos tonos azules y verdosos, para crear auténticas obras de arte que son veneradas por los adoradores del sol. Un par de ejemplos inmejorables son Cala Ambolo y Cala Granadella.

Cala Granadella es una franja de 160 metros, encajada entre acantilados y besada por unas aguas de porte caribeño. Además de tomar el sol, bañarte y bucear, si te sientes activo, puedes tomar el sendero de 2 km que lleva desde la cala al Castell de la Granadella, una fortificación defensiva del siglo XVIII. La ruta regala unas vistas envidiables de esta parte del litoral alicantino. Sin duda, Cala Granadella es una de las mejores playas de Valencia.

8. Playa La Devesa

Ubicada en el precioso Parque Natural de la Albufera, la playa de la Devesa ofrece nada menos que cinco kilómetros de arena fina y dorada, rodeada de un espectacular entorno natural.  Sus dunas litorales sirven de casa a un rica y diversa flora – con pinos, palmitos, madreselvas y coscojas, entre otros – y fauna, con un buen número de aves marinas migratorias y nidificadoras.

En el norte, limita con la, también bella, playa del Saler y al sur hay un bonito parador en el que puedes quedarte a pasar unos días contemplando y oliendo el mar. La playa es nudista y una de las mejores playas de Valencia para desconectar del mundo y dejarte llevar por los encantos del sol y el mar mediterráneos.

9. Playas de la Isla de Tabarca

Una de las calas de Tabarca. Foto © David Escribano

La isla de Tabarca, además de poseer alguna de las mejores playas de la Comunidad Valenciana, es también la única isla habitada de la región. De unas dimensiones realmente reducidas – 1.800 por 450 metros -, Tabarca esconde una playa principal y varias calas que tienen un denominador común: unas aguas envidiables y plagadas de vida submarina. De hecho, las aguas que rodean a la isla fueron protegidas con la declaración de una de las primeras reservas marinas de España, en 1986.

Puedes llegar a Tabarca desde los puertos de Santa Pola o Alicante, en embarcaciones que parten varias veces al día en ambos sentidos (con mucha mayor frecuencia en verano). Aunque la mayoría de los visitantes se quedan tan solo a pasar el día, te aconsejo que hagas noche en la isla. Así podrás disfrutar de su belleza y sus playas prácticamente a solas. El pueblo antiguo de Tabarca, con sus casas encaladas de una planta y sus pequeños comercios y bares, son encantadoras.

Da una vuelta por la isla, visita el antiguo faro, el cementerio, el museo o su centenaria iglesia, pero no dejes de buscar la cala que mejor se ajuste a tus gustos. Las hay rústicas y solitarias, y otras más accesibles. En cualquier caso, no dejes atrás las gafas de bucear y los escarpines y zambúllete a explorar uno de los fondos marinos más bellos del Mediterráneo. Sin duda, las de Tabarca deben hallarse entre las mejores playas de Valencia.

10. Playa de Beniesma

La playa de Beniesma, enclavada en el castellonense Grao de Moncófar, es otra de las playas más bonitas de la Comunidad Valenciana que aparece rodeada de naturaleza. De perfil irregular en sus algo más de 1.300 metros de longitud, la de Beniesma es una playa salvaje, con un suelo de guijarros y parches de arena y roca, que se encuentra entre las favoritas de aquellos bañistas que buscan un lugar poco masificado (incluso en verano) en el que poder conectar con la naturaleza. Además, también se puede admirar las ruinas de la torre de Beniesma, levantada entre finales del siglo XVI y principios del XVII. Las aguas son turquesas y limpias, con cierto toque caribeño.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *