Las mejores playas cerca de Barcelona

España TFW

El litoral de Barcelona ha mejorado substancialmente durante las últimas décadas. Antes de las Olimpiadas la ciudad vivía de espaldas al mar y actualmente el paseo marítimo recorre el frente marítimo de Barcelona con varias playas en excelente estado para el baño. El problema de Barcelona, como cualquier ciudad de éxito turístico, es la saturación.

¿La solución? Alejarse un poco de la ciudad y descubrir otras playas de gran encanto y sin estar tan masificadas.

A golpe de volante o a bordo del tren de cercanías tenemos alguna de las mejores playas del litoral de la provincia de Barcelona. Acompáñanos en este post para descubrirlas.

Viladecans: la playa de Las Filipinas

Probablemente sea una de mis favoritas, justo al llegar a la desembocadura del Llobregat encontramos esta playa que forma parte del Parque Natural del Delta del Llobregat. En esta playa encontrarás dunas y vegetación variada que le da un aspecto mucho más salvaje que las demás playas que hallarás a lo largo de la costa de Barcelona.

Tenéis parking, chiringuitos, aviones que aterrizan sobre nuestras cabezas e incluso un camping cercano por si quieres quedarte unos días. Es importante saber que durante los meses de verano el aforo a la playa está restringido y hay que llegar más bien temprano para disfrutar de esta maravilla.

Vilanova i la Geltrú: la playa del faro

En menos de una hora nos plantamos en coche desde Barcelona a las playas extensas de Vilanova i la Geltrú. Asimismo, Vilanova está conectada con Barcelona con el tren de cercanías por si no dispones de coche. Este municipio cuenta con varias playas de las que destacamos dos de ellas. Al este de Vilanova encontramos la Platja del Far (Playa del Faro) y frente a ella existe un parking bien generoso para los días apretujados de agosto.

Es una playa muy familiar con agua que apenas cubre durante los primeros metros y con buenas vistas a las montañas del Garraf y con todo tipo de servicios.

Vilanova i la Geltrú: la playa de Ribes Roges

Ribes Roges es otra perla en el litoral de Vilanova. Se encuentra frente al Paseo Marítimo y para aparcar no os tocará otra que hacerlo en la zona azul. Lo de aparcar gratis para ir a la playa cerca de Barcelona prácticamente es ya un recuerdo del pasado.

Esta playa ofrece una visual preciosa con grandes palmeras, una extensa playa y unas aguas tranquilas. A su alrededor tienes todos los chiringuitos, las tiendas del centro y el paseo marítimo para olvidarse de la playa un rato si lo deseas. Ideal para pasar todo el día en familia y esperar hasta la puesta de sol.

Castelldefels: la playa de la Pineda

Apenas a 30 minutos en coche de Barcelona y también conectada con los trenes de cercanías, encontramos Castelldefels con unas cuantas playas ideales para pasar el día.

Entre ellas destacamos la playa de la Pineda, frente al paseo marítimo con todo tipo de restaurantes y chiringuitos para escoger, arena de lo más fina y poca profundidad del agua.

Garraf: las casetas del Garraf

La cala que encontramos en las casetas del Garraf parecen haber sido trasladadas de la Costa Brava a medio camino entre Sitges y Barcelona.

Sus antiguas casas de pescadores con tonos blancos y verdes ofrece una visual completamente distinta a las alargadas playas al sur de Barcelona.

El andén de tren ofrece una comunicación perfecta desde Barcelona y el chiringuito en la playa un menú bien variado. Nos os faltará de nada en este preciosa cala.

Sitges: la playa de Sant Sebastià

Sitges es una visita imprescindible y entre todos los rincones bonitos que ofrece la ciudad, la playa de Sant Sebastià se levanta frente al paseo marítimo y el centro histórico. La proximidad con el paseo te ofrece la posibilidad de saborear las mejores paellas y fideuás.

La playa suele estar bastante llena durante los días fuertes de agosto así que trata de llegar algo temprano.

El tren os deja en pocos minutos en el centro de Sitges y desde la estación nos tocará caminar unos minutos para llegar hasta el paseo y la playa.

Sitges: la cala de l’Home Mort

Lejos de la saturada playa de Sant Sebastià, pasado Sitges en en dirección sur, se encuentra esta pequeña joya alejada de las masas turísticas. Para acceder a ella, hay que caminar un poco. Uno de esos pequeños esfuerzos que se agradecen al eliminar con ellos a un elevado porcentaje de gente que optará por una playa más cercana al aparcamiento.

La cala de l’Home Mort
(la cala del Hombre Muerto) está rodeada por los acantilados del Garraf y desde la carretera encontraréis señales hacia la playa siguiendo un pequeño camino. Se trata de una playa nudista y aunque parece totalmente salvaje encontraréis un par de chiringuitos para todo lo que necesitéis. En Google Maps es perfectamente identificable.

La playas de Badalona desde el Puente del Petroli hasta el Cristall

Desde la playa del Petroli con su fotogénico puente, recientemente destrozado por el temporal Gloria, hasta la playa Barca María ya en su extremo tocando con Montgat, la playa de Badalona muestra su mejor estampa desde hace tiempo. Durante los ochenta la playa era un nido de ratas y compresas, lo recuerdo bien a razón de entrenar casi a diario durante las pretemporadas de atletismo.

Hoy en día, las playas están limpias y el paseo marítimo ofrece muchos chiringuitos y restaurantes con todas las facilidades para los visitantes.

Si no disponéis de coche, a Badalona podéis llegar en autobús, tren de cercanías o metro. En media hora aproximadamente ya podréis estar plantando la sombrilla.

Las playas de Montgat

El litoral de Montgat se divide en tres playas que se dan la mano con Badalona por un extremo y Masnou por el otro. El cercanías de Renfe tiene dos paradas en el pueblo, un privilegio que comparte con su vecino Masnou y en todos los casos la playa está justo en frente de las estaciones. Y eso es algo que marca la diferencia con otros destinos playeros de la zona. Verás los trenes con mucha gente con todos los trastos para la playa preparados en el tren

La primera playa de Montgat se encuentra frente a un extenso parking que se abre tras la estación de tren de Montgat. Forma una amplia cala bajo el monte que vio pasar el primer tren de la historia de España por su interior y cuenta con un chiringuito y un fondo de mar interesante con una zona de rocas productivas.

Más adelante nos acercamos a la siguiente parada de tren, Montgat Nord, donde se extiende una alargada playa con chiringuitos, baños que nos recuerdan a otra época y varias pistas de volley playa.

Las playas del Masnou

Las playas de Masnou llevan el mismo nombre que las estaciones de tren que tiene el pueblo: Masnou y Ocata. Ambas playas son extensas y con un paseo marítimo a sus espaldas que ofrece chiringuitos y restaurantes. Asimismo, cruzamos la carretera nacional y el mismo pueblo de Masnou ofrece todo tipo de servicios.

Asimismo, a lo largo de las playas de Masnou hay varios clubs históricos para practicar deportes acuáticos como el Club Nàutic Masnou.

Estación y playa de Sant Pol

Canet de Mar: la playa de las Roques Blanques

Un poco más al noreste pero todavía a menos de una hora en coche desde Barcelona, Canet de Mar empieza a mostrar ese toque de Costa Brava que tanto gusta. El tren también nos deja frente al mismo pueblo y siguiendo el paseo marítimo llegamos a la principal playa de Canet, amplia y de arena fina, con todos sus servicios.

Si buscáis algo más especial, seguid andando desde la playa principal de Canet hacia Sant Pol hasta llegar a la playa de las Roques Blanques. La playa ofrece una arena algo más gruesa que las playas más cercanas a Barcelona. Veréis que las aguas cristalinas y el contraste con el oscuro de las rocas en el agua ofrecen una visual preciosa.

Sant Pol: la playa de Morer

Los pinos, las rocas y el agua cristalina encumbran a esta preciosa playa de Sant Pol. La playa del Morer se encuentra bajo la carretera nacional al salir de Sant Pol y viene a ser un preámbulo de lo que nos espera si seguimos más al noreste y nos internamos en las playas de la Costa Brava.

Playa de Les Roques (c) Calella Turisme

Calella: la playa de les Roques

En la población de Calella, dentro de la comarca del Maresme, la playa de Les Roques destaca por ser una de las más bonitas de la zona. Tal y como su nombre anuncia, la playa está rodeada por roques y pinos. La playa cuenta con parking cercano, duchas y restaurante.

En la misma Calella encontraréis también la playa de Garbí, más cercana al centro urbano y con todo tipo de servicios.

¡Esperamos que con estos consejos os podáis dar un buen chapuzón!


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *