Las mejores cosas que ver en Toulouse

Francia

Toulouse es la tercera ciudad más visitada de Francia y la favorita entre los universitarios europeos. Como la mayoría de ciudades del sur de Francia, Toulouse ofrece una vida de ocio muy animada con abundantes terrazas y restaurantes a lo largo de su centro histórico. Su riqueza arquitectónica y cultural es notable y el encanto que ofrecen los paseos alrededor del río Garona le añaden un aliciente especial. El casco histórico se condensa en un espacio relativamente pequeño por lo que nos facilita la visita a las mejores cosas que ver en Toulouse.

El Garona a su paso por Toulouse

A Toulouse se la conoce como la Ciudad Rosa. Eso es debido al uso del ladrillo en sus construcciones ya desde la Edad Media. Obviamente, el color de este material no es precisamente rosa pero produce ese mismo efecto cuando los últimos rayos del sol, antes del anochecer, inciden sobre las paredes de los principales edificios de Toulouse.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA ASEGURADO
El seguro de viajes de Iati incluye COVID-19 y cuarentena por contacto directo
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

A continuación vamos a repasar los mejores monumentos y lugares que ver en Toulouse así como algunos consejos sobre alojamiento y donde comer en la ciudad rosa. Empezamos.

1. La Plaza del Capitolio de Toulouse

La plaza del Capitolio y el Ayuntamiento en obras

El centro neurálgico de Toulouse se concreta alrededor de la Plaza del Capitolio. Observaréis que todos los edificios alrededor de la plaza ofrecen sus fachadas con el mismo tono rojizo y sus letras muestran colores dorados. Eso incluye varias marcas internacionales que aparecen prácticamente desapercibidas en un buen ejercicio de limpieza arquitectónica.

Esta amplia plaza se encuentra presidida por el edificio del Capitolio (el Ayuntamiento de Toulouse). La construcción procede principalmente del siglo XVIII. El origen de su nombre procede de los Capitouls -los Hombres de Bien- que constituyeron la asamblea durante el siglo XII para dirigir el futuro de la ciudad. Las columnas de mármol rosa que presiden el frente representan a cada uno de esos hombres. El interior del Capitolio es accesible y en él podremos ver el patio de Henri IV así como diversas pinturas. Actualmente la fachada se encuentra en proceso de restauración.

En el lado opuesto de la plaza se agolpan varios restaurantes bajo las arcadas que decoran los edificios. Os invito a admirar los murales dibujados en el techo donde se cuenta la historia de Toulouse de principio a fin y en el que aparecen varios de sus personajes más ilustres. ¿Sabías, por ejemplo, que el famoso cantante de tangos, Carlos Gardel, nació en Toulouse?

A un lado de la plaza se levanta Le Bibent, el bar más antiguo de Toulouse cuyo interior muestra un delicioso estilo de art déco. Merece la pena entrar y disfrutar de su delicado estilo interiorista.

Apúntate a un tour gratis en castellano para conocer lo mejor de Toulouse:

2. La Iglesia de Notre Dame du Taur y la calle del Toro

Desde la plaza del Capitolio conviene seguir la calle del Toro (Taur) y recordar la figura de San Sernín (San Saturnino), el santo que trajo el cristianismo a Toulouse durante la época de dominio romano. Su trabajo no pasó desapercibido y los romanos le infligieron un duro martirio. San Sernín fue atado a un toro furioso que lo arrastró por toda la ciudad. A mitad de la actual calle del Toro, se rompió la cuerda que lo ataba al mismo y sus restos permanecieron sobre el suelo durante todo el día por orden de los romanos hasta que unas mujeres, de escondidas, lograron cavar una tumba y depositaron los restos de San Sernín en ella.

En este mismo sitio, en el siglo XIV, se levantó la iglesia de Notre Dame du Taur, de estilo gótico meridional con un curioso campanario fortificado típico de la zona del Languedoc. En el interior encontraréis una de las dos vírgenes negras que existen en Toulouse.

3. La Basílica de Saint Sernin

La Basílica de Saint Sernin: una de las visitas imprescindibles que ver en Toulouse

Siguiendo la calle del Toro llegaremos a la Basílica de San Sernín, una de las más bonitas de la ciudad y, sin lugar a dudas, una de las mejores cosas que ver en Toulouse. Se trata de una de las iglesias de peregrinación más representativas de Francia, con una distribución interior ideal para que los peregrinos accedieran sin interrumpir el oficio: un amplio deambulatorio, un ábside del que se accede a las diferentes capillas y galerías y cruceros con naves laterales. En su interior se halla la tumba de Saint Sernin.

El actual edificio se levantó durante la segunda mitad del siglo XI sobre una antigua iglesia y representaba un lugar clave en el Camino de Santiago desde Francia.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

Al acceder a ella no os perdáis una visita a la cripta donde podemos observar los tesoros de la Basílica de Saint Sernin, algunas reliquias cristianas de gran importancia. El acceso es gratuito.

Consejos sobre dónde alojarse en Toulouse

El centro histórico de Toulouse es relativamente pequeño y se concentra en el triángulo que forman la calle de Rue de Metz, el Garona y Rue Valade. Cuando echéis un vistazo a páginas de alojamiento, aseguraos de que los establecimientos estén cerca de la Place de Capitole.

Nosotros escogimos un pequeño apartamento muy céntrico en la calle Puits Clots a muy buen precio. Se encuentra en una tercera planta sin ascensor y era relativamente pequeño. Ideal para ir en pareja o con un niño pequeño como nosotros. El interior estaba muy limpio, con calefacción, wifi y con pequeños detalles que gustan como cafetera con cápsulas disponibles, aceite, sal y una cama muy cómoda. Sin lugar a dudas, repetiríamos la experiencia. El apartamento se llama Studio Cosy Hypercentre.

Si no te convence, puedes echarle un vistazo a las mejores ofertas de alojamiento en Toulouse en la página de Booking.

4. La Iglesia de Notre Dame de La Daurade

Empieza la misa en la Iglesia de Notre Dame de La Daurade

Frente a la orilla del Garona encontramos la bonita iglesia de Notre Dame de La Daurade o Nuestra Señora de la Dorada. Una iglesia renovada durante el siglo XVIII sobre un antiguo templo visigodo. Actualmente, podemos observar un estilo clásico en su fachada principal con enormes columnas neoclásicas.

En el interior encontramos la segunda virgen negra de Toulouse. La iglesia se levantó sobre un antiguo templo del siglo V con mosaicos dorados, de ahí el nombre de la actual edificación.

Al visitarla coincidimos con la misa y nos sorprendió la gran afluencia y tradición cristiana que se sigue en la región. Sin lugar a dudas, mucho más arraigada que en el norte de Francia.

5. El paseo frente al Garona y la plaza de La Daurade

Gente frente al Garona en la Place de La Daurade

Junto a esta iglesia se ubica la plaza de la Daurade. Un lugar muy frecuentado por los locales y turistas gracias a la proximidad del río y al bonito paseo que se abre junto al Garona. Veréis un parque para niños ambientado en un enorme barco pirata, una zona de césped para disfrutar de un buen picnic y un paseo junto a las aguas del gran río Garona para dar de comer a los patos, correr o simplemente pasear. Sin dudarlo, pasear frente al Garona es otra de las cosas imprescindibles que hacer en Toulouse.

Durante la hora azul y al atardecer podréis disfrutar de preciosas vistas con el Hôtel Dieu y el puente de Saint Pierre frente a vosotros.

6. El Jardín Japonés en Toulouse

Durante la primavera es cuando algunos árboles fruteros como el almendro o el cerezo florecen y forman espectáculos preciosos como el que podemos ver en el Jardín Japonés de Toulouse. Aun así, en cualquier época del año conviene visitar este precioso jardín que nos dará la sensación de hallarnos en el corazón del país nipón. Este enclave ofrece un precioso paseo rodeados de verde y estanques con ese fino detalle por la armonía que tienen los japoneses.

Para llegar al Jardín Japonés basta con subir al metro y salir en la parada de Compans-Caffarelli.

7. El Pont Neuf sobre el Garona

El Pont Neuf de Toulouse

A pesar de su nombre, el Pont Neuf de Toulouse es el más viejo de la ciudad. Es un placer seguir el curso del Garona desde la plaza de La Daurade hasta llegar al Pont Neuf. Veréis que cada uno de los arcos ofrece un enorme agujero en su interior. De esta forma, el puente permite el avance del agua y evitar el derrumbe en caso de grandes inundaciones.

Al final del final existe un ascensor que nos comunica con la Rue de Metz y el centro de Toulouse.

8. El pasado republicano español de Toulouse

La sede del Partido Socialista Obrero Español durante la época franquista en Toulouse

Toulouse llegó a albergar a más de 100.000 exiliados republicanos que huyeron durante y después de la Guerra Civil española. Actualmente, la procedencia de 10% de la población de Toulouse es de origen española y se la llegó a llamar «la quinta provincia catalana» y junto con Montpellier se convirtió en la sede de muchos partidos políticos y sindicatos de de izquierda en el exilio.

A lo largo de la ciudad existen un montón de detalles que nos recuerdan el pasado antifranquista de Toulouse. Si os apasiona la historia, os recomiendo encarecidamente que os apuntéis al tour gratuito del exilio español en Toulouse.

9. El Palacio de Assézat en Toulouse

A lo largo del centro de Toulouse existen muchos palacetes levantados por la burguesía de la región. Uno de ellos es el precioso Palacio de Assézat, ubicado en la céntrica calle Rue de Metz. El edificio fue levantado a mediados del siglo XVI y se considera como una de las obras maestras del Renacimiento de la región de Languedoc.

El palacio es una de las visitas obligadas que ver en Toulouse y funciona actualmente como museo de obras de arte y contiene valiosas piezas de Modigliani, Monet o Picasso entre otros autores.

10. El Convento de los Jacobinos

El Convento de los Jacobinos de Toulouse

El color del ladrillo que decora el gran convento de los Jacobinos que se sitúa frente al Garona. Las estrechas calles dificultan la perspectiva global de esta gran obra de ladrillo, como la mayoría de edificios de Toulouse. El convento es de estilo gótico meridional y se levantó durante la cruzada contra los cátaros.

Poned especial atención en las coloridas vidrieras así como a la gran bóveda de 11 brazos que sujeta su interior, conocida como La Palmera.

11. El Museo de los Agustinos

Museo de los agustinos está dedicado a las bellas artes ubicado en el antiguo convento medieval de los Agustinos. En su interior encontraréis un precioso claustro, uno de los más bonitos del sur de Francia.

Asimismo, es uno de los museos más antiguos de toda Francia y recientemente ha sido restaurado y abierto sus puertas. En él encontraréis un repertorio de obras que van desde el arte paleocristiano hasta principios del siglo XX con más de 4000 obras, entre ellas, cuadros de Delacroix o Toulouse Lautrec.

Vistas al Garona al atardecer

12. El Canal du Midi a su paso por Toulouse

El canal du Midi es ideal para realizar excursiones en barco durante varios días. Este canal antiguamente era el medio de transporte principal de Toulouse y gracias a él las exportaciones de vino pusieron la región en su lugar destacado. Fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco a finales del siglo pasado y, hoy en día, muchos turistas se embarcan sobre sus aguas para recorrer durante sus vacaciones alguno de sus más de 200 kilómetros que lo recorren.

En Toulouse, el Canal du Midi, pasa a poca distancia del centro de la ciudad. Nos podemos acercar andando y a su paso se abre un bonito paseo que muchos usan para correr o ir en bicicleta.

13. Jardín des plantes y museo botánico de Toulouse

A unos 20 minutos al sur de la plaza del Capitolio encontramos el Jardin des Plantes, un precioso parque verde y pulmón de la ciudad. Si buscáis una jornada de tranquilidad y pasear es una buena opción. Además, podéis complementar la jornada con una visita al Museo de Historia Natural donde encontraréis varios juegos interactivos ideal para visitar con niños.

14. La Citté de l’Espace -Ciudad del Espacio-

En Toulouse existe un gran volumen de profesionales dedicados a la industria aeroespacial. Además de la sede de la compañía Airbus también existen organismos de la Unión Europea dedicada al estudio del espacio. Y como no podía ser de otra manera, a las afueras de Toulouse se levanta un espacio dedicado a la aventura espacial.

Se trata de un enorme recinto ideal para visitar con niños. Realmente os ocupará un día entero con actividades de todo tipo como subir a una réplica de módulo lunar, una estación espacial, ver películas en 3D animadas y en definitiva aprender sobre el Universo y la carrera espacial del ser humano durante la historia.

Una visita imprescindible si vais en familia.

Salta la cola y consigue tus entradas a La Citté de l’Espace de Toulouse con antelación a través del siguiente enlace:

Donde aparcar el coche a las afueras de Toulouse y evitar pagar parking

Nosotros llegamos a Toulouse en coche desde Barcelona. Como es habitual en las grandes ciudades europeas, el estacionamiento en las calles del centro de la ciudad es de pago. La primera noche dejé el coche en un parking en el centro de la ciudad y al día siguiente me lo llevé a las afueras ya que no íbamos a precisar de coche durante esos días. En menos de 16 horas ya me habían cobrado 22 euros.

Como me gusta el deporte, me desplacé con el coche hasta la población de Blagnac, al noroeste de Toulouse y lo dejé aparcado en la calle (gratuito). Volví corriendo desde Blagnac siguiendo el curso del Garona. A la vera del río existe un camino muy frecuentado por ciclistas, corredores y gente paseando muy bonito. Para volver a recogerlo, subimos al autobús 70 que parte de la estación de Joan d’Arc y llegamos al destino en apenas 20 minutos.

Imagino que existirán otras combinaciones interesantes pero esta que hicimos nos pareció sencilla y muy recomendable.

Qué ver cerca de Toulouse

Existen varias excursiones muy interesantes que poder hacer desde Toulouse. Sin lugar a dudas, a sus alrededores se encuentran alguno de los lugares más bonitos del sur de Francia.

Entre ellas, os recomendamos visitar lugares de especial encanto como Albi y alternar la jornada con Cordes-sur-Ciel ya que se encuentran a la misma dirección y a una distancia similar. Ambas os pueden ocupar una jornada entera.

Si nos desplazamos hacia el este encontramos el espectacular castillo de Carcasona, una auténtica maravilla medieval exquisitamente bien conservada que bien merece un día de visita.

Si no disponéis de mucho tiempo, os aconsejamos que desde Toulouse mismo os apuntéis a una excursión organizada, de esta manera ahorraréis tiempo y os podréis olvidar del coche por un rato. Asimismo, todas están muy bien recomendadas por otros usuarios y las explicaciones de realizan en castellano:

5/5 - (1 voto)

TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *