Las 10 mejores cosas que hacer en el Altiplano de Granada

Historia, naturaleza, actividades, cultura y gastronomía en el norte de Granada

España

En el norte de la provincia de Granada, las tierras se elevan y arrugan para ofrecernos un paisaje de otro planeta: el Altiplano de Granada. Pueblos en los que parte de su gente se encuentro más que cómodo viviendo en una casa-cueva, y en los que el aire es limpio y puro. Alrededor y entre ellos se hallan las cárcavas del fascinante Geoparque de Granada, donde se esconden secretos de los albores del ser humbano, así como embalses, cañones, ríos y una cultura y gastronomía propias. Si vas a visitar Granada unos días, expande un poco tu mente viajera y disfruta de las muchas cosas que hacer en el Altiplano de Granada.

Al preguntar a casi cualquier viajero si conoce Granada, lo más normal es que conteste positivamente y te empiece a hablar de la Alhambra, el barrio de Albaicín, sus famosos bares de tapa, los espectáculos de flamenco, etc. Y sí, es cierto que la capital del antiguo reino nazarí es un lugar en el que bien puedes pasar un par de días entretenido, pero si dispones de unos cuantos más o ya has visitado la ciudad en varias ocasiones y te apetece conocer algo distinto, es el momento de poner rumbo al norte de la provincia para descubrir todos los secretos que puede ofrecerte el Altiplano de Granada.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA ASEGURADO
El seguro de viajes de Iati incluye COVID-19 y cuarentena por contacto directo
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Si no has oído hablar nunca de esta zona tan desconocida de Andalucía, seguro que te seduce la idea en cuanto te cuente algunas de las mejores cosas que hacer y ver en el Altiplano de Granada:

1. Montar en globo sobre el Geoparque de Granada

Para comenzar de una forma que te enganche, no hay mejor manera que proponerte la más espectacular de todas las cosas que hacer en el Altiplano de Granada: volar en globo sobre el Geoparque de Granada. De hecho, aquí tuve el placer de probar, por primera vez en mi vida, la experiencia de volar en globo. Algo que, por supuesto, no olvidaré jamás.

El Geoparque de Granada – al cual la UNESCO le otorgó tal distinción el pasado mes de julio – es un bellísimo y extraño paisaje formado hace millones de años, y en el que aparecen una serie de valles encajonados por las montañas de la Cordillera Bética. Se extiende por las comarcas de Huéscar, Guadix, Baza y Montes. Las cárcavas aparecen aquí rugosas y multicolores, ofreciendo tonos naranjas, ocres y rojizos por la roca y pardos y verdosos por la vegetación que las cubre.

Tuve la suerte de poder admirar esta maravilla, al amanecer, desde unos 3.000 metros de altura y en un vuelo tan suave que parecía que me encontraba en el sofá de mi casa.

2. Seguir los pasos de los primeros hombres europeos

Geoparque de Granada. Foto © David Escribano

Si las alturas te producen vértigo o la experiencia de volar en globo se sale un poco de tu presupuesto inicial, no te preocupes, pues podrás disfrutar del Geoparque de Granada de mil maneras distintas a ras de suelo.

Aquí encontrarás varias agencias de actividades de aventura que organizan excursiones de senderismo, en bicicleta de montaña o incluso en vehículos 4×4. Sea como fuere, no dejes de investigar el misterio antropológico que guarda este paisaje policromado. Y es que aquí, entre las paredes de cañones que llegan a los 250 metros de altura, se encontraron los restos arqueológicos del Hombre de Orce. En el yacimiento se encontraron los restos de un cráneo humano que podría tener entre 0.9 y 1,6 millones de años de antigüedad, apuntando a la presencia del hombre en Europa en una fecha más temprana a la que se creía.

Aunque la teoría ha sido rebatida por varios científicos, lo cierto es que se encontraron, junto al hallazgo humano, restos de herramientas de sílex de la misma época, solo pudiendo haber sido creadas por la mente humana.

Si eres un amante de historia y la arqueología, puedes realizar la aventura de seguir la Gran Senda de los Primeros Pobladores, un recorrido de 143 km por los municipios de Castril, Huéscar, Galera, Castilléjar, Orce y Puebla de Don Fadrique. Paisajes espectaculares y asombrosos yacimientos arqueológicos te esperan en el camino.

Pincha aquí y disfruta de las mejores excursiones y actividades en la provincia de Granada

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

3. Disfrutar de las estrellas en un taller astronómico

Otra de las cosas más originales y fascinantes que hacer en el Altiplano de Granada es pasar una noche a la intemperie observando las estrellas con un experto en el tema. Al igual que pasó con mi experiencia de montar en globo, también fue la primera vez que formaba parte de un taller astronómico.

Los cielos de esta parte de España – tanto en el Altiplano de Granada como en la Alpujarra almeriense – son de gran calidad para la observación astronómica. No en vano, muy cerca de aquí se encuentra el observatorio astronómico más grande de la Europa continental: el Observatorio Astronómico de Calar Alto.

En nuestro caso, nos fuimos a un pequeño montículo de la Sierra de Baza y observamos constelaciones y planetas a través de la lente de un potente telescopio que nos trajo nuestro amigo Javi, de la empresa de turismo astronómico Azimuth. Fue emocionante, a pesar del frío, ver el anillo de Saturno, los cráteres de la Luna, las estrellas de Sagitario, o el tono anaranjado de Marte.

4. Admirar unas secuoyas americanas en la finca de La Losa

secuoyas granada

Secuoyas en La Losa. Foto © David Escribano

¿Sabías que existen secuoyas en Granada? Bueno, pues yo tampoco. Al menos hasta que tuve la suerte de visitar el bosquete de secuoyas que se halla en la finca de La Losa, situada a los pies de la granadina sierra de La Sagra. Este grupo de «Mariantonias» – como se les conoce comúnmente a las secuoyas de esta zona – fueron traídas, hace unos 150 años, por Rafael Bustos Sagade, VII marqués de Corvera, tras uno de sus viajes a las Américas. Además, cuenta la leyenda que fueron unas de las primeras secuoyas en ser plantadas en el continente europeo.

Hoy en día, en la losa hay algo más de una decena de ejemplares. A primera vista, se muestran como enormes gigantes que emergen del suelo, empequeñeciendo al resto de árboles autóctonos que hay en la finca. Los más altos ejemplares de La Losa están en torno a los 55-60 metros y necesitas al menos 5 personas para abarcar el diámetro de su tronco. Sin embargo, no hay que olvidar que estas especies viven, habitualmente, entre 1.500 y 1.800 años, así que aún son jóvenes y tienen que crecer mucho más.

Sin duda, esta rareza botánica en una de las mejores cosas que ver en el Altiplano de Granada. Si lo quieres hacer tú también, recuerda que debes acordar una cita previa con los encargados de la finca. Si no quieres hacerlo, hay otras secuoyas que crecen en libertad a unos centenares de metros de la finca, pero no son tan impresionantes como las de la finca, pues no están cuidadas y no disponen de la ingente cantidad de agua que estos árboles necesitan para crecer.

5. Vivir en una casa-cueva

Otra de las más curiosas cosas que hacer en el Altiplano de Granada es vivir – al menos durante unos días – en una casa-cueva.  Aunque son muchos los complejos de casas-cueva que se han abierto al turismo rural en Granada, lo cierto es que lleva siendo una forma de vivir habitual para la gente local desde los tiempos de la conquista árabe de la península ibérica. Las cuevas son frescas en verano y mantienen el calor en invierno. Por supuesto, nada tiene que ver con las de antaño, y ahora cuentan con todas las comodidades que puedes encontrar en cualquier otra casa.

Durante mi viaje al Altiplano de Granada, nos alojamos en el fantástico complejo de casas-cueva Al-Jatib. Las cuevas estaban equipadas con cocina completa, sala de estar, televisión, varios dormitorios y baños y unos patios ideales para tomar el sol entre las colinas semiáridas cercanas a Baza. Además, el complejo cuenta con piscina al aire libre, un spa con sala de masajes y circuito de agua, y un pequeño restaurante en el que degustar lo mejor de la cocina árabe y andaluza.

6. Saborear la gastronomía del Altiplano de Granada

gastronomía granada

Pierna de cordero segureño en restaurante Collados de la Sagra. Foto © David Escribano

Y precisamente esa mezcla de raíces culinarias lleva a concebir algunos de los magníficos platos de la gastronomía del altiplano granadino. Aquí podrás degustar propuestas tan sabrosas como el cordero segureño, los embutidos caseros secados en cuevas, el relleno huesquino, los andrajos con liebre o los gurullos de perdiz. Todo ello sin olvidar la gurupina, un guiso muy similar a las gachas que tiene como protagonista a las setas de temporada, mezcladas con tomate, pimentón y harina. En cuanto a los postres, no dejes de probar los riquísimos roscos de vino de Huéscar.

Algunos buenos restaurantes de la zona son Los Collados de la Sagra, el bar-restaurante Juventud (en Campo de Cámara) y «Los Cántaros Gourmet», en Baza.

7. Disfrutar del Embalse del Negratín

embalse del negratín altiplano granada

Atardecer en el Embalse del Negratín. Foto © David Escribano

Y tras comprobar que disfrutar de la gastronomía es otra de las mejores cosas que hacer en el Altipano de Granada llega el momento de cambiar el verde y el ocre, por el azul turquesa de las preciosas aguas del Embalse del Negratín.

El Embalse del Negratín se encuentra a unos 18 km de Baza, pudiendo llegar a él en coche en unos 20-25 minutos. Nosotros realizamos la ruta de los miradores del Negratín en segway. Una manera realmente divertida de descubrir este rincón natural granadino. Así, recorrimos campos de cultivo repletos de olivos, para llegar a lo alto de colinas que miraban directamente al embalse desde distintas perspectivas.

Alrededor del embalse, las cárcavas van dibujando un mosaico que combina a la perfección con el Negratín. No dejes de disfrutar de un atardecer en el magnífico Mirador de Jabalcón. Además, si lo deseas y visitas el lugar cuando aprieta el calor, siempre puedes disfrutar de las aguas del Negratín bañándote o practicando el piragüismo o el paddle surf. Puedes contratar estas y otras actividades con la empresa Ecoactiva. Nosotros tuvimos una grata experiencia con ellos.

8. Descubrir la historia y naturaleza de la bella Castril

castril altiplano granada

Castril desde lo alto del Peñón. Foto © David Escribano

El bonito pueblo de Castril es uno de los más bellos e históricos que ver en el Altiplano de Granada.

Entre las cosas que ver en Castril, destaca, tanto física como monumentalmente, el castillo de Castril, que se eleva, dominando el pueblo, en lo alto de un peñón rocoso. Se trata de una fortaleza milenaria, reformada en varias ocasiones, que queda como recuerdo de las guerras entre árabes y cristianos. Cerca de él, la iglesia de la Virgen de los Ángeles (siglo XVI) es el templo más importante del pueblo. Un pueblo en el que habitan poco más de 2.000 personas, en unas casas de fachadas encaladas que se hallan arracimadas bajo la sombra del peñón.

La vida transcurre tranquila en Castril, no como las aguas del río Castril, que saltan entre rocas y vegetación en la cerrada del Castril. Puedes llegar a ella caminando desde el mismo centro del pueblo y es un plan ideal para disfrutar de un pequeño paseo en la maravillosa naturaleza del Parque Natural Sierra de Castril. Aquí encontrarás cuevas, varias especies de aves, abundante flora, cascadas y el frescor de las aguas del río.

Normal que aquí se inspirara el gran escritor portugués Saramago, cuya boda se celebró aquí.

9. Una visita teatralizada en Baza

Música en los Baños Árabes de Baza. Foto © David Escribano

Una de las cosas más divertidas que hacer en el Altiplano Granadino es una visita teatralizada en Baza.

Esta localidad del norte de Granada fue fundada por los bastetanos – una etnia íbera – en el siglo VI a. de C. El nombre que le dieron fue Basti, y fue capital de la Bastetania, un gran territorio que se extendía por el este de Andalucía y el sureste de Murcia y La Mancha. Más tarde, fue ocupada por romanos y árabes, dejando todos ellos un gran legado que puedes admirar en el museo arqueológico de la ciudad. Precisamente allí fue donde conocimos a uno de los personajes más importantes de nuestra visita teatralizada: la Dama de Baza. Una actriz encarnó a la perfección el papel de esa escultura íbera del siglo IV a. de C., que fue hallada en 1971.

Otros de nuestros acompañantes de honor fueron un sultán árabe y sus ayudantes, que nos mostraron los baños árabes de la ciudad; el Abad Navarro, un espíritu inquieto que dominó los campos de la historia, geografía, religión, botánica y el saber en general en la Baza del siglo XVIII; y Don Miguel de Cervantes, que tiene relación con el pueblo porque fue un bastetano el primero que leyó la segunda parte de El Quijote, siendo el que la aprobó y defendió para su publicación en 1615. Además, en su universal obra, Cervantes hace referencia al Cascamorras, un personaje principal en las fiestas de Baza (de Interés Turístico Internacional) y de cuyo origen también puedes aprender en el museo.

Si quieres vivir una experiencia tan divertida como la que tuvimos nosotros, puedes contactar con el grupo de actores de «El Caserón de La Loca».

10. Explorar la historia en Galera

Tumbas de Castellón Alto. Foto © David Escribano

Por último, los amantes de la historia tienen otra cita con los yacimientos arqueológicos de la pequeña población granadina de Galera.

En unas colinas cercanas al pueblo, se hallan los restos de un poblado en el que habitaron los hombres de la cultura de El Argar (establecida en la zona del Levante y el sur de la península) en plena Edad del Bronce. Con una visita guiada a este yacimiento de Castellón Alto podrás recorrer las terrazas sobre las que se asentaban las antiguas casas. En la parte alta vivía la aristocracia, mientras que el pueblo llano se instalaba, como podía, en la parte baja de la ciudadela. Aún se puede apreciar nítidamente cómo era la disposición de estas pequeñas y básicas viviendas. Sin embargo, lo que más llama la atención son las osamentas de la gente enterrada aquí. Y es que esta civilización, que habitó estas tierras hace unos 3.500 años, enterraba a sus seres queridos en sus casas.

El mayor descubrimiento de todos fue la conocida con el nombre de la Momia de Galera. Se trata de los restos momificados de un hombre, junto a los de su hijo. Vivió en torno al 1.400 a. de C. y nos ha dado muchísimas pistas sobre cómo era la vida en ese lugar y esa época.

Sin duda, es uno de los lugares más interesantes que ver en Altiplano de Granada. Con todas estas ideas y planes, ¿a que estás deseando visitarlo? Pues no te decepcionará.

blank

5/5 - (3 votos)

TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *