Una manada de renos en la Laponia sueca

manada-renos-laponia-sueca
Manada de renos en Laponia sueca

Durante nuestra segunda jornada por la Laponia sueca nos desplazamos desde Skelleftea hasta la localidad de Arvidsjaur. Se encuentra aproximadamente a una hora de coche atravesando el interior del país. El horizonte y los múltiples lagos se cubren de nieve y los abundantes abetos parecen pasar lista ante nosotros. Los kilómetros se suceden en la monótona carretera y apenas encontramos desniveles en el uniforme terreno. Si buscas la nada en toda su extensión, la encontrarás en la Laponia sueca.

A pocos kilómetros de llegar a nuestro destino nos encontramos con un pastor de renos. Se hallaba en las proximidades de la localidad de Jörn y andaba con su manada de renos desplazándose de las zonas costeras de Laponia hacia el interior del territorio. Antiguamente los pastores samis de la zona transportaban los renos de un lugar a otro con sus esquíes de madera. Hoy en día se ayudan de la tecnología y, en este caso, nuestro pastor lo hacía a través de su motonieve.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA BIEN ASEGURADO
Nosotros viajamos con IATI, que tiene las mejores coberturas COVID en viaje y de anulación
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Estuvimos un buen rato con él disfrutando del espectáculo de ver centenares de renos a nuestro alrededor. El pastor iba depositando su comida en un barreno -básicamente líquenes- y los animales acudían en manada respetando las raciones de comida y los turno para cada uno. Parecían demostrar su nacionalidad sueca a razón de su aplicada forma de respetar su tiempo y espacio para que todos pudieran disfrutar de su manjar.

Nosotros andábamos en medio del espectáculo disfrutando del escenario y haciendo miles de fotos. El cielo sin apenas nubes y un sol digno de Málaga nos daban la bienvenida a una Laponia difícil de imaginar antes de emprender el viaje.

renos-laponia-sueca

Cuando terminó el festín para los renos nos tocó el nuestro. El pastor sami nos ofreció unas mantas donde descansar sobre la nieve y se dispuso a ofrecernos nuestro «fica» -el pica pica de los samis de Laponia-. Sacó una pequeña sartén y empezó a freír carne de reno. Nos ofreció una especie de kebab con la carne de este animal que estaba delicioso. Junto a un café servido en una taza de madera nos contó el día a día de un pastor sami en la Laponia sueca en el siglo XXI. El sol brillaba, apenas hacía frío y el bocadillo de reno y la charla entraron de maravilla.

Encontraréis más información sobre la zona en la página oficial | Laponia sueca

Puntúa este artículo
Artículos Relacionados
7 lugares perfectos a los que viajar en diciembre

Viajar en diciembre es algo que casi todos los españoles - a los que nos gusta viajar y nos lo Leer más

Con Papa Noel en Laponia [(c)Foto: @avistu]
Viajar a Finlandia para conocer a Papa Noel en Laponia

Santa Claus o Papa Noel en Laponia (C) Avistu Aunque yo soy de los que se Leer más

poblado sami
La música de los samis en la Laponia sueca

Durante mi visita a Lycksele, Laurence me guió por el antiguo poblado Sami de la ciudad. En el mismo corazón Leer más

barco-rompehielos
Un barco rompehielos sobre el mar báltico

Barco rompehielos en Pitea
Un par de cosas me sorprendieron -y gustaron- del blogtrip organizado por Leer más

laponia-lago-helado
Encuentros en la Laponia sueca: La bandera Sami

Durante nuestra estancia en Arvidsjaur no podía faltar una visita al Lappstaden donde las familias samis se sucedieron durante siglos Leer más

karts-hielo
Guía de Lycksele: conoce Laponia en familia

Lycksele es un destino en la Laponia sueca que no me hubiera imaginado encontrar antes de visitar la región. Siempre Leer más

Scroll al inicio