Las cuevas más sorprendentes de Eslovaquia

Eslovaquia G+TFW

Eslovaquia es un destino turístico creciente durante los últimos años. Mecida entre grandes habituales en las rutas de viaje como Austria, República Checa y Hungría, Eslovaquía todavía ofrece la sensación de volver a lo tradicional y a los parajes poco frecuentados.

Entre sus reclamos ofrece un variado recorrido por algunos de los castillos más impresionantes de Europa de los que os hablamos anteriormente. Asimismo, como si de un queso gruyere se trata, Esvolaquía ofrece también una riqueza sorprendente en su subsuelo. Hoy os hablaremos de sus cuevas o tal y como se dice en eslovaco, de sus jaskyňa que siempre viene bien saber el nombre local de los lugares que visitamos.

¿Cuantas cuevas hay en Eslovaquia?

La verdad es que es una de esas preguntas que suelen tener más de una respuesta. He escuchado y leído datos que van desde 6000 hasta casi 8000 cuevas. Así que lo único que puedo decir es que este pequeño país está repleto de cuevas. Las cuevas eslovacas tienen mucho que mostrar y algunas son conocidas a nivel mundial.

Qué tipos de cueva existen en Eslovaquia?

Dentro de la gran cantidad y variedad de cuevas hay 3 tipos de cuevas en Eslovaquia. Entre ellas, encontramos 13 cuevas abiertas al público. Hay otras cuevas que son privadas y que sólo se pueden visitar si tienes algún contacto y las últimas que están abiertas pero no son muy recomendables ya que según mis compañeros puedes entrar y nunca más salir.

¿Qué cuevas podemos visitar en Eslovaquia

Obviamente, voy a hablaros de las cuevas públicas que podemos visitar con total seguridad siempre que paguemos y llevemos el material (ropa y calzado) adecuado.

Consejo

Podéis encontrar todo la información sobre precios, cómo llegar y horarios en la página oficial de la administración de cuevas eslovacas en el siguiente enlace: Jaskyne

Aun así, voy a haceros un pequeño resumen con algunas curiosidades en general para posteriormente resaltar las dos que para mi fueron las más impresionantes.

En Eslovaquia hay cinco cuevas que están incluidas en el Patrimonio Natural Mundial. Estas son la cueva de hielo Dobšinská, Domica, Gombasecká, Jasovská y la cueva de Aragonita de Ochtinská.

Todas ellas se pueden visitar. Existen otras cuevas y abismos del patrimonio mundial que no están abiertos al público. Muchos de ellos son apenas accesibles. Solo los espeleólogos experimentados con la ayuda de la técnica de cuerdas o al exigir escalar o gatear pueden entrar en ellos.

Las cuevas de Demänov son las más largas con sus más de 41 kilómetros internos.

Las más profundas son las Cuevas de Hipman (Starý hrad – Večná robota) en Tatras Bajos con una luz vertical de hasta 495 metros.

La cueva Domica se encuentra en la frontera con Hungría. Es la única cueva que ofrece la posibilidad de navegar por el río subterráneo llamado Styx.

En la cueva Krásnohorská se encuentra una de las estalagmitas más grandes en el mundo – mide 32.6 metros y entró en el libro Guinness de los récords.

La mayor presencia de especies de murciélagos en Eslovaquia se determinó en las cuevas de la roca Jasovská en Medzev Upland, donde se encontraron hasta 19 especies de murciélagos.

EXCURSIONES POR ESLOVAQUIA EN ESPAÑOL

Aprovecha tu tiempo en Eslovaquia al máximo con alguna de las siguientes excursiones con guía en español y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios:

  1. Visita guiada por Bratislava
  2. Visita guiada por los Castillos de Bratislava
  3. Ruta del vino y visita al castillo Červený Kameň
  4. Otras excursiones por Bratislava y alrededores

En las cuevas visitables de Eslovaquia existe incluso opciones para realizar tratamiento espeleo terapéutico como es el caso de la cueva Bystrianska. También existen estancias espeleo climáticas de curación como en la cueva de Jasovská y Belianska así como balneoterapia en la cueva Parenica en Sklené Teplice.

El relleno de hielo ocurre de forma permanente u ocasionalmente en más de 60 cuevas. La cueva Dobšinská ľadová es una de las cuevas de hielo más importantes en el mundo. Fue la primera cueva con iluminación eléctrica en Europa (1882).

¿Cuáles son mis cuevas preferidas para visitar en Eslovaquia?

Como podéis ver en Eslovaquia podéis encontrar cuevas para todos los gustos pero las que para mí fueron un gran descubrimientos son las cuevas de hielo.

¿Por qué? Porque no esperaba encontrar tanta belleza en las cuevas de Eslovaquia. Para mi las cuevas de hielo eran exóticas, de algún lugar remoto en Islandia o de Alaska no del país donde estoy viviendo. Así, cogimos las mochilas e hicimos una escapadita al este de Eslovaquia.

Aprovecho para aclarar que si no os sobra tiempo para explorar Eslovaquia siempre, siempre, siempre os aconsejaría visitar el este del país que es donde se encuentran los grandes castillos, montes, cuevas y monumentos.

La cueva de Dobšinská ľadová Jaskyňa

La primera cueva que visitamos fue la “Dobšinská ľadová jaskyňa”, una cueva de hielo que se encuentra en la ciudad minera de Dobšiná dentro del “Slovenský Raj” (Paraíso eslovaco). Así, además de visitar la gran cueva podéis disfrutar de los paisajes del paraíso eslovaco con rutas cortas (1 hora) y largas (6 horas) pasando por grandes gargantas, lagunas y bosques impresionantes.

Para aparcar hay varios “gorrillas” dispuestos en distintos lugares. Yo os recomiendo aparcar delante del bar l’Adova ya que cuesta 3 euros (en los parkings de alrededor cuesta 3.5 euros). Se aparca rápido pero luego hay que subir hasta la cueva. El camino tiene lugares de descanso y paneles educativos. La subida a la cueva es de unos 25 -30 minutos para la gente con buen nivel físico. En ese momento odiarás haber cogido ropa de abrigo pero no hay que preocuparse aunque sea en verano. La temperatura dentro de la cueva es de un máximo de 0ºC y llegarás a ella en menos de una hora por lo que agradecerás llevar tu chaqueta.

Consejos de la visita


Antes de visitar la cueva os recomiendo calcular bien el tiempo. La cueva Dobšinska solo está abierta entre el 15 de mayo hasta el 30 de septiembre.

Precio de la entrada:


Adulto 8 euros (7 para jubilados y estudiantes).
Pegatina para usar la cámara (10 euros).

Idioma:


Eslovaco.
Si sois un grupo mayor de 40 se puede hacer en húngaro, alemán, inglés.
Os dan una hoja en inglés con todo lo que el guía va a decir, os recomiendo leerlo antes de entrar en la cueva y podréis entender algo.

Horarios:


En mayo y en septiembre las visitas a la cueva son a las 9:30, 11:00, 12:30 y 14:00.
Durante los meses de junio, julio y agosto está abierta de 09:00 a 16:00 con visitas cada hora.

Más información en Dobsinka Ice Cave

La cueva de Demänovská ľadová Jaskyňa

La segunda cueva que quiero resaltar es la “Demänovská ľadová jaskyňa”. Esta cueva se encuentra en la parte norte de los Bajos Tatras, en la región de Liptov, en el valle de Demänovská. Así, además de visitar la gran cueva podéis disfrutar de los paisajes de los Bajos Tatras o podéis descansar en piscinas de aguas termales al aire libre (nosotros fuimos a Kalameny).

La cueva está formada por el flujo subterráneo del río Demänovka. Esta también es una cueva de hielo pero éste sólo se encuentra en las partes inferiores: se presenta en forma de hielo molido, estalactitas, estalagmitas o columnas de hielo. También hay huesos de varios animales, incluido el oso de las cavernas, que años atrás fueron considerados como huesos de dragón.

El aspecto más destacado de la cueva Demanovska son sus zonas rocosas, heladas y huesos.

Existe un parking grande que cuesta 6 euros. Yo os recomiendo aparcar unos 800 metros antes (entre Penzión Jozef y apártmany Zuzana) e ir andando (10 minutos en liso). La subida a la cueva es de unos 20 minutos para la gente con buen nivel físico. Como en la anterior zigzaguearas hasta llegar a la entrada de la cueva. Lo que nos sorprendió de esta cueva es que aunque hubiera menos hielo la sensación de frío era mayor que en la cubierta de hielo. ¡Iros preparados!

Consejos de la visita


Antes de visitar la cueva os recomiendo calcular bien el tiempo. La cueva Demänovka solo está abierta entre el 15 de mayo hasta el 30 de septiembre.

Precio de la entrada:


Adulto 8 euros (7 para jubilados y estudiantes).
Pegatina para usar la cámara (10 euros).

Idioma:


Eslovaco.
Si sois un grupo mayor de 40 se puede hacer en húngaro, alemán, inglés.
Os dan una hoja en inglés con todo lo que el guía va a decir, os recomiendo leerlo antes de entrar en la cueva y podréis entender algo.

Horarios:


En mayo y en septiembre las visitas a la cueva son a las 9:30, 11:00, 12:30 y 14:00.
Durante los meses de junio, julio y agosto está abierta de 09:00 a 16:00 con visitas cada hora.

Más información en Demanovska Ice Cave

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:


Las cuevas más sorprendentes de Eslovaquia
5 (100%) 1 voto

Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *