Visita a la Isla de La Graciosa en Lanzarote

Disfruta de unas vacaciones seguras en este paraíso natural canario

España TFW

La isla de La Graciosa en Lanzarote es una de esas joyas ocultas que aún tienen el encanto de paraíso relativamente virgen.

Con una población que ronda los 600 habitantes, distribuidos en dos pequeñas poblaciones (Caleta de Sebo y Casas de Pedro Barba), casi la totalidad de los 29 kilómetros cuadrados de superficie anclados a las profundidades del Océano Atlántico es un paraje natural precioso. Además, estos días aciagos hemos visto cómo La Graciosa adquiría un protagonismo inusitado en los informativos, debido a que era uno de los pocos lugares de España que se mantuvo Covid-free durante el confinamiento.

En mi primera visita a la isla de Lanzarote ni siquiera oí mencionar el nombre de La Graciosa, pero esta vez no dejé pasar la oportunidad de vagar por sus sendas de tierra y piedras.

Basándome en mi experiencia, te dejo esta pequeña guía para viajar a La Graciosa de Lanzarote.

Playa de Las Conchas

Cómo llegar a la isla de La Graciosa

Lo primero que debes hacer es ver cómo llegar a la isla de La Graciosa de Lanzarote.

Aunque hay un pequeño helipuerto en la isla, la manera más común de llegar a La Graciosa es con el ferry que parte del puerto insular de Órzola.

Nosotros estábamos pasando una semana fantástica en una escuela de surf situada en una de las mejores playas de Lanzarote: Caleta de Famara. Desde allí partimos bajo un sol que auguraba un día espectacular en la isla.

La Graciosa desde el mirador de las Peñas del Chache

Nos subimos a nuestro Seat León alquilado sólo para mirar el reloj y comprobar que, una vez más, íbamos con el tiempo justo para coger el ferry de las 12. Ya se sabe lo que cuesta madrugar en vacaciones, y más si las estás pasando en un lugar como Famara, donde la civilización escasea tanto como la gente con preocupaciones. De hecho, perdimos el ferry por unos segundos, pues al llegar al puerto vimos cómo se marchaba.

Tras pasear un rato por la playa de arena gris cercana a Órzola, tomamos el ferry de las 13.30.

El precio por billete de ida y vuelta es de 26 euros por adulto y 13 euros por niño (14 y 7 respectivamente para los billetes sólo de ida). Los residentes canarios tienen un descuento del 75%. Podéis comprarlos en el mismo muelle, o reservando online con antelación

En cuanto a los horarios del ferri que va de Lanzarote a la isla de La Graciosa:

  • Salidas de Órzola a Caleta de Sebo: 8:30, 10:00, 11:00, 12:00, 13:30, 16:00, 17:00, 18:00, 19:00 (del 1 de mayo al 27 de octubre), 20:00 (del 1 de julio al 27 de octubre).
  • Salidas de Caleta de Sebo a Órzola: 9:00, 10:30, 11:30, 12:30, 14:00, 16:30, 17:30, 18:30, 19:30 (del 1 de mayo al 27 de octubre), 20:30 (del 1 de julio al 27 de octubre).

Si te encuentras en Lanzarote y quieres explorar La Graciosa por mar y tierra (incluyendo un paseo en catamarán por sus playas vírgenes), aquí puedes reservar una excursión inolvidable:

Cómo moverte por la isla de La Graciosa

La mejor manera de moverte por la Isla de La Graciosa es montado en una bicicleta. De eso no hay duda. Los caminos son de tierra, piedra y arena y los únicos vehículos que podéis encontrar como compañeros de ruta son los 4×4 de las agencias autorizadas a organizar tours en la isla. Y son muy pocos.

Al haber llegado tan tarde, alquilamos nuestras bicicletas (por menos de 10€ puedes tener una bici más que decente) y cogimos el plano que nos facilitaron en la tienda de alquiler y, rápidamente, pusimos rumbo noreste hacia la famosa Playa de las Conchas.

El terreno es bastante llano y, superadas unas pequeñas pendientes iniciales, lo demás consiste simplemente en dejarse llevar y disfrutar de la soledad del paisaje. Pasamos entre dos pequeñas montañas y algunos pequeños senderos -sin llegar a ser caminos- se derramaban del principal hacia pequeñas playas de roca o arena.

Otra forma de moverte por la isla de La Graciosa es caminando. Si dispones de un par de días para explorarla, no es tampoco una mala opción, pues hay senderos y caminos que aparecen con señalizaciones de “prohibido bicicletas”. Sea cual sea la opción elegida, ambas te permiten realizar un turismo ecológico acorde con el ambiente que se respira en esta preciosa isla cercana a Lanzarote.

Qué ver y hacer en la isla de La Graciosa

Entre las cosas que hacer en la isla de La Graciosa de Lanzarote, las que resaltan son bañarte en sus playas vírgenes, pasear por su superficie de aspecto lunar, ascender sus colinas volcánicas y disfrutar de la tranquila vida que ofrecen sus pequeños núcleos urbanos.

Las mejores playas de La Graciosa en Lanzarote

Empecemos visitando las mejores playas de La Graciosa.

Nosotros, como nos movíamos con bicicleta y no podíamos explorar cualquier sendero a nuestras anchas, fuimos directamente a la Playa de las Conchas, la de mayor fama en La Graciosa.

 

Playa de las Conchas, con su vista espectacular

Cuando recorrimos los casi 6 kilómetros hasta las Conchas encontramos un aparcamiento -hecho de madera- para las bicicletas. Encajamos las ruedas y enfilamos las dunas que bajaban del camino a la playa.

Tras caminar unos metros consigues tener una buena vista panorámica de la playa. Nos quedamos con la boca abierta.

El Atlántico estaba algo embravecido y su color era azul oscuro, intenso. La playa era una mezcla de dunas, arbustos y arena en la que se vislumbraban fácilmente las marcas dejada por la marea a las distintas horas del día. Todo esto aderezado con una colina de color rojizo a nuestra espalda y un par de islotes de abruptas piedras en frente.

Cimas volcánicas de La Graciosa

Tan sólo un par de parejas más nos acompañaban a esa hora del día.

Montamos nuestro pequeño picnic a una distancia prudencial de la orilla, porque las olas que se forman tienen una gran fuerza y te puedes ver sorprendido. La bandera roja ondea todos los días del año y debéis tener mucho cuidado si vais con niños.

Nos quedamos allí, disfrutando de nuestra soledad durante un buen rato.

 

Si vais a pie y, sobre todo, con tiempo, os aconsejo que os perdáis por todos esas calas secundarias donde el mar bate las rocas sin descanso en una batalla sin testigos. La mayor parte del tiempo seréis los únicos espectadores.

Otras bonitas playas de La Graciosa son:

  • Playa de El Salado: con casi 2 km de largo, es un lugar que no te puedes perder, porque además posee aguas tranquilas. Se accede a pie y tiene duchas, aseos e incluso un camping.
  • Playa de La Laja: junto a la población de Caleta de Sebo, con aguas preciosas y zona de fondeo.
  • Playa de Francesa: playa virgen y aislada a la que solo se puede acceder a pie.
  • Playa de la Cocina: aún más tranquila que la Francesa.
  • Playa de Lambra: más fácil de acceder y con arena dorada y menos rocas que La Cocina y La Francesa.
  • Playa de Caleta de Arriba: aquí suele pegar bien el viento, pero el agua está tranquila y te puedes bañar sin problemas. Es pequeñita, de unos 55 metros de largo por 10 metros de ancho. Genial para el esnórquel.

Bucear en La Graciosa

Pero no sólo la superficie de La Graciosa es digna de visitar. Se organizan excursiones para el buceo en las aguas que la rodean. Aquí podrás ver delfines, pequeños tiburones, rayas, tortugas y muchos peces de distintos colores.

Gastronomía en La Graciosa

Tras pasar la mañana en la playa de las Conchas y curioseando con las bicicletas, llegamos a Caleta de Sebo con tiempo suficiente para tomarnos un helado sentados en un bajo muro de piedra que daba al pequeño puerto pesquero. La pesca y el turismo es el medio de subsistencia de los habitantes de esa roca paradisíaca.

Y con tan buenas y productivas aguas, es normal que las propuestas de pescados y mariscos sean las estrellas de los restaurantes de La Graciosa. Aunque, si vas a pasar el día, puedes traerte unos bocatas y comer en la naturaleza, restaurantes como Casa Enriqueta, El Marinero o Casa Chano Bar La Caletilla son buenas opciones para disfrutar de la gastronomía de la isla.

Senderismo en La Graciosa

Como ya te he comentado, descubrir La Graciosa caminando es una de las mejores formas, sobre todo si tienes tiempo para ello. Además, si quieres algo más de exigencia física, siempre puedes ascender las colinas volcánicas que motean la isla. Con el calorcito y cayendo el sol de plano será la actividad perfecta para que después supliques por un baño en las frías aguas de La Graciosa.

Dónde dormir en La Graciosa

Aunque la mayoría de viajeros realizan la visita de un día, no hay nada como pasar unos días de tranquilidad absoluta y desconexión en La Graciosa. Durante los últimos años, el turismo se ha desarrollado (siempre muy respetuosamente con el medio ambiente) en la isla, creándose una importante red de alojamientos. Si dispones de más tiempo y te apetece hacer esto, aquí te dejo algunas buenas opciones donde dormir en La Graciosa:

  • Apartamentos Flor: estas espectaculares casitas de fachada blanca, ubicadas en calles de arena, frente al mar, en Caleta de Sebo, son un lugar idílico para pasar unas noches románticas y tranquilas en La Graciosa. Las casas están perfectamente equipadas con todas las comodidades y tecnología, pero te recomiendo que desconectes del mundo aquí.
  • Apartamentos Graciosamar: poco tienes estos que envidiar a Apartamentos Flor. También en Caleta de Sebo y rodeados de la belleza natural de La Graciosa.

Si estos no te acaban de convencer, aquí puedes consultar otros apartamentos y hoteles donde dormir en La Graciosa y Lanzarote.

 

Cerca de las cuatro de la tarde iniciamos el regreso con nuestras bicis. El último barco en invierno sale hacia Órzola a las 6 de la tarde. El atardecer desde la cubierta del ferry fue otra de las cosas que hizo que fuera nuestra mejor excursión en toda la semana.

Un lugar que no puedes perderte si estás en Lanzarote. Os recomiendo encarecidamente que os quedéis unos días -hay apartamentos y hostales- y disfrutéis de La Graciosa al ritmo que se merece. Nosotros pensamos hacerlo en el futuro.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


7 Comentarios
  • Roberto 29 mayo 2014
  • M Lourdes 9 agosto 2014
  • Gala 15 septiembre 2014
  • Francesca 9 febrero 2015
  • Manuel 24 junio 2015
  • Rubén ClickFerry 26 enero 2016
  • David 26 enero 2016
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *