La Romería de la Santa Faz en Alicante - Viajablog

La Romería de la Santa Faz en Alicante

Una Romería con más de 500 años de historia donde se mezcla la tradición con la religión y la más pura fiesta

Google +TwitterFacebookWhatsApp

Con la resaca de las vacaciones de Semana Santa aún coleando, la ciudad de Alicante se entrega a una fiesta de tradición religiosa, pero que pierde su halo místico en favor del festivo.

La Romería de la Santa Faz es algo que ningún alicantino de pura cepa perdona. Una celebración popular que toma las calles de la ciudad cada jueves después de Pascua.

Al vivir tantos años fuera de España, hacía mucho tiempo que no la volvía a vivir en primera persona, pero me desquité en este 2017. Para que entiendas un poco de qué va esto, primero te dejo algo de Historia.

Qué es la Santa Faz

santa faz alicante

La portada del monasterio

Se trata de una reliquia católica de la Santa Faz que se venera en el Monasterio de la Santa Faz, ubicado a unos 8 km de la concatedral de San Nicolás, en el centro de Alicante.

El lienzo original era un paño de lino cuyas manchas de sangre representaban una cara. Pasados unos años, la manchas fueron remarcadas con pintura roja.

Esta reliquia despertó una gran admiración entre beatas y devotos. Pensando que podía obrar milagros y traía buena ventura a quién poseyese una parte del lienzo, muchas de las familias más poderosas de la zona fueron cortando trozos de ella. Finalmente, y para evitar su total desaparición, la tela fue colocada en un relicario con la imagen de una Santa Faz delante y la de la Virgen María detrás.

Esta Santa Faz alicantina tiene el honor de ser una de las tres faces reconocidas oficialmente por la Santa Sede (las otras dos se encuentran en Jaén y Roma).

Monasterio Santa Faz

Monasterio Santa Faz

El origen de la tradición de la Romería se remonta al siglo XV, cuando el cura alicantino Mosén Pedro Mena viaja a Roma y es obsequiado, por un cardenal, con el lienzo de la faz de Cristo. Según le cuentan, éste ha salvado a Venecia de la peste y el cura lo trae consigo a su parroquia en San Juan, depositándolo en el fondo de un arcón, bajo una pila de ropa. Sin embargo, siempre aparecía en la parte superior cuando lo abría.

Alquila un coche con un 15% de descuento en comparación al precio de las compañías de alquiler standard:

Al repetirse este hecho varias veces, lo colocó sobre una tabla de madera y lo expuso para veneración pública.

En el año 1489, una dura sequía arrasaba la zona y los agricultores pidieron al cura de San Juan si podía organizar una procesión para rogar que lloviera. Así lo hizo, y el 17 de marzo de 1489 la comitiva partió desde el pueblo de San Juan hasta el santuario de Nuestra Señora de los Ángeles.

“Después de haber caminado como un cuarto de legua, al pasar el pequeño barranco de Lloixa, el sacerdote que llevaba la Santa Faz en sus manos (P. Villafranca), sintió tal peso en sus brazos que no pudo mantenerlos en alto, al mismo tiempo que perdía el movimiento de sus pies, teniendo que ser auxiliado por otros sacerdotes, que le llevaron hasta una pequeña altura más allá del barranco. Una vez allí todos los presentes pudieron ver como del ojo derecho de la Santa Faz salía una lágrima que se paró en la mejilla, creciendo de tal manera que aún los que estaban más apartados pudieron verla. Impresionados regresaron a San Juan, acordando repetir la procesión de rogativa el viernes siguiente”.

Finalmente, llovió.

Fue en ese lugar donde se construyó, en 1490, un nuevo templo donde se custodiaría el lienzo de la Santa Faz. Este templo fue declarado ruinoso y demolido en 1748, construyéndose el actual, que fue terminado en 1766.

La Romería de la Santa Faz hoy

Ayuntamiento Alicante

Ayuntamiento de Alicante, punto de inicio para muchos

Desde que ocurrió el milagro, la procesión viene realizándose cada año.

En una tradición que cumple casi 530 años, las cosas han variado mucho.

La romería parte de la concatedral de San Nicolás, el templo cristiano con más solera de Alicante. Los sacerdotes llevan la reliquia hasta el Monasterio de la Santa Faz, donde se oficia una misa multitudinaria en su honor.

Para la gente de a pie – nunca mejor dicho – la cosa se toma de muchas maneras diferentes.

En general, es un día totalmente festivo, en el más amplio espectro de la palabra.

alicante santa faz

La gente cogiendo las cañas para la Romería

Desde el amanecer – algunos incluso parten antes – las hileras de peregrinos toman la Avenida de Denia y comienzan a cubrir los casi 8 km de distancia de los que consta el recorrido. Muchos de ellos van con el típico pañuelo de romero atado al cuello y portando su caña de peregrino. Algunos – los más sentidos – incluso caminan descalzos.

Normalmente (no este año), el calor aprieta y la gente va en pantalón corto y camiseta. El ambiente es muy distendido y la gente va en familia, con amigos, parejas, etc. El murmullo se convierte en rumor conforme avanza el día.

A lo largo del camino hay alguna barra de avituallamiento y en los alrededores del monasterio apenas se puede caminar. Puestos de souvenirs, chiringuitos, música… Y, cómo no, el Monasterio de Santa Faz. Desde primera hora de la mañana se forman grandes colas para entrar al templo y rezarle a la reliquia.

Llegando en bici con mis amigos

Aunque hay gente que se toma la Romería de una forma muy sentida, para la chavalada es un fiestón. Numerosos grupos de jóvenes compran bebida y la meten en un carro, que se convertirá en el bien más preciado del grupo durante la caminata. Tardan horas en cubrir los 8 km y, para cuando llegan, llevan una borrachera de órdago. Tras un breve paso por Santa Faz, las hordas de chavales se dirigen a la Playa de San Juan, donde lo siguen danto todo hasta que ya no pueden más. Por la zona de la playa incluso se organiza alguna fiesta con DJs.

La verdad es que lo recuerdo con añoranza. Me las he pillado muy grandes en Santa Faz y las risas durante la caminata eran impagables.

Este año salí a las 7 am con unos amigos en bici. Llegamos, desayunamos y disfrutamos del ambiente. Ellos volvían a salir con otros a las 9.30 am, pero caminando. No me apunté porque llevaban uno de esos carros. Y, como todo el mundo sabe ya, los carros los carga el Diablo.


Google +TwitterFacebookWhatsApp
La Romería de la Santa Faz en Alicante
5 (100%) 2 votos

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *