La garganta de Nyer y la capilla de la Roca

Senderismo en el Pirineo Oriental francés

Google +TwitterFacebookWhatsApp

En el corazón de los Pirineos Orientales se encuentra la reserva natural de Nyer. Se trata de una zona de grandes relieves montañosos y de abundante naturaleza que no suele ser muy visitada por el turismo o los excursionistas.

Lejos de las habituales concentraciones de gente que encontramos en lugares cercanos como los lagos de las Bullosas o el pico del Canigó, a lo largo de la reserva natural de Nyer se nos abren varias posibilidades de practicar senderismo alejados de las masas y disfrutar de una buena jornada en la naturaleza.

Señales en el camino

Nyer se encuentra a unos 45 kilómetros de Puigcerdà y a unos 64 kilómetros de Perpignan.

En el mismo pueblo de Nyer encontraréis la Maison de la Réserve donde os darán toda la información necesaria para conocer la región. Principalmente os darán folletos y datos sobre tres rutas senderistas principales: la capilla de la Roca, la garganta de Nyer y la visita a la población de En que quedó abandonada tras la Segunda Guerra Mundial.

La garganta de Nyer

Hace unas décadas trataron de construir una pequeñas carretera que uniera la población de Nyer con Mantet. Debido al perfil escarpado de la montaña el proyecto quedó abandonado. Hoy en día podemos seguir a pie el estrecho sendero que se adentra en la profunda garganta de Nyer donde encontraremos varios túneles y unas vistas de pájaro al interior del valle espectaculares.

Sin duda, es una excursión no apta para aquellos que sufran vértigo y es aconsejable llevar una linterna para usar en el interior de los túneles que encontramos en la ruta.

Señales de advertencia antes de adentrarse en la garganta de Nyer

Os comentarán que podéis empezar la ruta desde el mismo pueblo pero os podéis evitar los kilómetros iniciales de ascensión dejando el coche aparcando casi frente a la capilla de la Roca, a pocos metros antes de llegar a unos carteles que informan sobre los posibles peligros que entrama el desfiladero de la garganta de Nyer.

El estrecho sendero en la garganta de Nyer a contra luz

Para seguir el perfil escarpado de las gargantas, seguiremos un estrecho camino y no encontramos la posibilidad de poder hacerlo circular. Por tanto, la vuelta la realizaremos por el mismo sendero que hemos seguido a la ida.

Aunque estrecho, el camino apenas presenta desnivel ni dificultades salvo que tengáis vértigo. A lo largo del recorrido podemos observar que se hizo un trabajo inicial de refuerzo pero que ha ido quedando abandonado con el tiempo. Tuvimos que sortear varios árboles y grandes piedras que bloqueaban el camino.

Cuando llevábamos algo más de 2 kilómetros siguiendo la garganta vimos que el camino terminaba sin más y volvimos por el mismo camino.

La capilla de la Roca de Nyer

Ya sea a la ida o a la vuelta es imprescindible acercarse a la capilla de la Roca y admirar las vistas al valle y a la cercana población de Nyer desde la distancia.

La Capilla de la Roca desde la distancia

La primera mención a la capilla se remonta a finales del siglo XIII cuando Jaime II de Mallorca ofreció esta fortaleza al caballero Guillem Sarroca. Este enclave medieval quedó ovlidado a mediados del siglo XV y únicamente ha sido usada por ermitaños durante el tiempo posterior hasta nuestros días.

El pueblo de Nyer desde la Capilla de la Roca

Si habéis seguido el camino a pie desde la misma Nyer tendréis la capilla siempre visible en vuestro recorrido formando una preciosa estampa entre las grandes paredes y frondosidad del valle.

A pocos metros de las señales de advertencia que preludian la garganta del Nyer, se abre un pequeño sendero de piedras que desciende a la capilla de la Roca. Lo seguimos y en apenas 5 minutos llegamos a nuestro destino.

La reserva natural de Nyer

Una fotogénica iglesia medio en ruinas. Según la perspectiva que tomemos la capilla se confunde con el color de la montaña y practicamente aparece invisible a nosotros.

Aunque en un primer lugar la idea de realizar el picnic en la capilla de la Roca no vimos suficiente espacio donde dejar la toalla. Asimismo, el estrecho camino de la garganta también dificulta la operación de encontrar un sitio tranquilo donde reposar.

El mejor sitio que encontramos para nuestra parada y picnic fue justo unos metros antes de llegar a las señales que preludian la garganta y frente al camino que se dirige a la capilla de la Roca. Otra buena opción es comer en el restaurante Chateau de Nyer con una espléndida terraza y menús del día.

Powered by Wikiloc

Google +TwitterFacebookWhatsApp
La garganta de Nyer y la capilla de la Roca
5 (100%) 1 voto

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *