Guía para vivir las Hogueras de Alicante y no morir en el intento

Disfruta de las Hogueras de Alicante, una de las mejores fiestas de España

Google +TwitterFacebookWhatsApp

He estado en San Fermín de Pamplona, las Fallas de Valencia, San Isidro en Madrid, las Fiestas del Barrio de Gracia de Barcelona, el Festival de la Vendimia en Mendoza (Argentina), San Patricio en Dublín, Nochevieja en Sídney… Y muchas otras fiestas en el mundo. Pues llamadme pueblerino o amarrado a mi tierra, pero ninguna supera a las míticas Hogueras de San Juan de Alicante. Y si no… ¡Desmiéntemelo!

Entre el 20 y 24 de junio, Alicante es el lugar en el que debes estar.

Se juntan muchos factores para que eso ocurra. Es mi ciudad natal, están mis familiares y amigos… Sí, dos muy obvios… Pero también está el perfecto clima veraniego del junio alicantino, la playita alicantina, la buena comida, las ganas de cachondeo de la gente, la bendita fiesta al aire libre… Es un cóctel imbatible.

En definitiva: no puedes perderte las Hogueras de Alicante. Eso sí, no vengas a disfrutar de las Hogueras de San Juan de cualquier manera. Imprímete esta guía y sigue sus pasos a rajatabla:

Hogueras en Alicante

Viste fresco y cómodo

Es más complicado encontrar un día fresco en las Hogueras de Alicante que un político honrado en Valencia. Ahí lo dejo.

Va a hacer calor. En algunas ocasiones, un calor infernal. Bermudas, camisetas y chanclas forman el atuendo general para los chicos, mientras que faldas, mini-pantalones y vestidos son los uniformes preferidos de ellas.

Hidrátate con frecuencia

Aquí se abre una polémica discusión. ¿Con qué me hidrato? El calor aprieta y tus ojos filtran el panorama y sólo perciben grifos de cerveza y tintos de verano. La tentación es grande, pero hay algunos que la resisten y se lanzan a por agua y otras bebidas sin alcohol. Quizás en el equilibrio se encuentra la respuesta.

Si la cosa se lía mucho – y se liará – tu cerebro empezará a enviarte señales falsas que afirmarán que el gin tonic o el ron cola también son líquidos y, consecuentemente, hidratan. No luches contra tu cerebro. Él siempre tiene razón. O no.

Mascleta Hogueras

Mascletá

No te pierdas la mascletà

La mascletà es sagrada. Para los que nunca han presenciado una, es la prueba inequívoca de que en Alicante – y Valencia – estamos mal de la cabeza. Eso les ha ocurrido a muchas de las estudiantes americanas que mi madre acoge cada año. No se pueden creer que nos guste reventarnos los tímpanos a base de detonaciones de cartuchos gigantes de pólvora comprimida.

Pero no seamos duros. Esa es una definición pobre y tosca de lo que es una mascletà.

La mascletà es una sinfonía de pólvora. Los petardos detonan a un ritmo pautado por el maestro pirotécnico de turno. Ellos son los artistas, convertidos en directores de una orquesta que toca los grandes éxitos de una Tercera Guerra Mundial.

El aroma de la pólvora se mete en tu cuerpo y el vello de tu piel se eriza sin remisión. Cuando eso te ocurre, ya no tienes escapatoria. Tu alma pertenecerá a las Hogueras de San Juan de Alicante para siempre. Y el pirotécnico será tu nuevo chamán.

Arroz para hacer base

Bebe bien y come mejor

Tienes que grabarte a fuego una máxima: cada día de las Hogueras de San Juan de Alicante es eterno.

Los Usain Bolt de la fiesta mueren antes de cruzar la línea de meta, asfixiados y hundidos, como aquel nadador de Guinea Ecuatorial que participó en unos Juegos Olímpicos y casi no acaba la prueba.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Las jornadas de Hogueras hay que tomarlas a ritmo Luis Fonsi, des-pa-ci-toooo.

Si no tienes cuidado, la evolución natural puede ser esta: hace mucho calor, bebes bastante, sueles preferir bebidas con alcohol y te vas animando, comes poco y mal, te emborrachas, todo el mundo es tu amigo, las personas del sexo opuesto comienzan a ganar atractivo, repartes abrazos como Risto Mejide sus valoraciones, sin filtros, bailas (o crees que eso es bailar), sigues bebiendo, te olvidas de cenar, bebes más (lo que te pongan, porque hace tiempo que olvidaste el lema “no somos racistas, pero mezclar es morir”), bailas más, empiezas a encontrarle la gracia a ese brebaje asqueroso y fatal inventado por belcebú, el Jaggermeister, tus abrazos se hacen más largos, más sentidos y más arbitrarios… Tan arbitrarios como la casa en la que has amanecido. No es la tuya, no es un hotel… No es tu pareja. Y desearías que no fuera tu cabeza esa que te mata… Las Lagunas de Ruidera se han instalado en ella.

¿Cómo podrías evitar eso?  (si eso es lo que quieres)… Comiendo bien y no bebiendo muy rápido puede ayudar. De todas maneras, ninguna fórmula es infalible cuando el espíritu jotero de las Hogueras se te mete dentro. Tienes que estar preparado para lo peor.

Hogueras en Alicante

Los desfiles, esos grandes desconocidos

Hay varios desfiles durante las Hogueras de San Juan de Alicante.

La ofrenda de flores a la patrona de la ciudad – la Virgen del Remedio -, el del folclore internacional y la Cabalgata del Ninot son las estrellas.

Las comisiones hogueriles pasan por las calles céntricas de la ciudad y es una buena oportunidad de conocer otros aspectos más tradicionales de las Hogueras de San Juan de Alicante. Merece la pena dedicar parte de tu tiempo a verlos y eso te alejará del demonio.

Maravíllate ante los monumentos plantados en las calles

Los monumentos de las Hogueras de San Juan de Alicante son auténticas obras de arte.

Cuando los ves, te da pena que tanto esfuerzo vaya a ser pasto de las llamas tras su corta vida de 4 o 5 días. Son como las mantis religiosas o los pibones que meten a Gran Hermano: bellezas de corto recorrido.

Los ninots – figuras talladas protagonistas de los monumentos – cuentan la realidad social, política y económica, tanto nacional como internacional, en mordiente clave de humor.

Merece la pena dedicar un día a ver las Hogueras de Primera Categoría y muchas de las otras repartidas por toda la ciudad.

Para tener una visión aún más profunda de la historia de estos monumentos, te aconsejo pasarte por el Museo de las Hogueras de Alicante (Rambla Méndez Núñez, 29. Abierto de 10-14 y 17-20).

Hoguera en Alicante

Duerme la siesta

Un clásico español, totalmente recomendable para las Hogueras de San Juan de Alicante.

Normalmente, después de comer, el calor en las calles del centro de Alicante será insoportable. Además, si ya llevas algunos días de fiesta, una buena siesta reparadora valdrá su peso en oro y te reactivará. Respeta esta gran tradición española. Te hará bien.

Date un baño en la playa del Postiguet

Otra de las estrategias para librarte del calor, despejarte y pasar un rato sano es bajarte a darte un baño a la céntrica playa del Postiguet.

Esta playa es la más emblemática de la ciudad. Tumbado en su arena, tendrás el Mediterráneo a tus pies y la imponente silueta del Castillo de Santa Bárbara a tu espalda, encaramado sobre las rocas del monte Benacantil.

Lo normal es que, durante las fiestas,  la playa esté llena a casi cualquier hora del día, pero siempre podrás encontrar un parche de arena y darte un buen baño en el agua.

 

Venga, ¿nos vemos en Hogueras? ¡Vamossss!

 

 

 

 

 


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Guía para vivir las Hogueras de Alicante y no morir en el intento
5 (100%) 2 votos

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *