Guía para viajar a Glasgow, la espectacular sorpresa de Escocia

Dónde dormir, qué hacer y ver… Glasgow es una joya oculta en Escocia

Reino Unido TFW

Este año tuve la oportunidad de visitar Glasgow en dos ocasiones y lo cierto es que ha sido mi mayor sorpresa viajera de los últimos años. Quizás es porque desconocía totalmente el destino y no es una urbe destacada por otros viajeros. Sea cual sea la razón, Glasgow me produjo esa sensación que tan solo algunas ciudades elegidas ha causado en mí: me quedaría una temporada a vivir en ella. Así de claro. Flechazo a primera vista. Y con mucho mérito añadido, pues mi visita coincidió con el fin de semana en el que la famosa tormenta “The Beast from the East” colapsaba el Reino Unido con un grueso manto de nieve.

Glasgow ya nada tiene que ver con la ciudad industrial del pasado siglo. Tras un gran lavado de cara, ahora hay un buen número de cosas que hacer y ver en Glasgow. Eventos culturales (aunque siempre fue una referencia musical en las islas británicas), deportivos, museos, bares, zonas verdes, arte urbano… Glasgow te está esperando para darte mucho.

Cómo llegar a Glasgow

Pardubice aeropuerto

Para viajar a Glasgow puedes volar a dos aeropuertos distintos: el Aeropuerto Internacional de Glasgow y el Aeropuerto de Glasgow- Prestwick.

Si no os queréis complicar la vida, aquí podéis reservar directamente vuestro traslado desde el aeropuerto de Glasgow Prestwick a vuestro destino final:

Puede sonarte raro que Glasgow tenga dos aeropuertos, pero es que estamos hablando de la ciudad más poblada de Escocia, y la tercera de todo el Reino Unido. Si tenemos en cuenta el área metropolitana, en Glasgow viven más de 2 millones de personas, cerca del 40% de habitantes de Escocia. Normal que tenga dos aeropuertos.

El Aeropuerto Internacional de Glasgow se halla mucho más cerca que el de Prestwick, pero, paradójicamente, el billete de autobús para ir del centro de Glasgow al Aeropuerto Internacional de Glasgow te costará más caro (8 GBP en abril 2018) que el del tren para ir del Aeropuerto de Glasgow-Prestwick al centro de la ciudad (4,10 GBP, en abril 2018). Esto es debido al descuento del 50% que se aplica a todos los trayectos en tren desde Prestwick a Glasgow, siempre que muestres un billete de avión de salida o llegada a ese aeropuerto.

El tren que va de Glasgow Prestwick al centro tarda unos 50 minutos, mientras que el autobús del centro de Glasgow a su Aeropuerto Internacional tarda unos 20 minutos.

Tienes vuelos muy baratos a ambos aeropuertos desde un buen número de ciudades españolas (sobre todo fuera de la temporada de verano) haciendo posible viajar a Glasgow, casi todo el año, por muy poco dinero. Yo lo hice desde Alicante en marzo y abril por unos 60€ ida y vuelta, combinando los dos aeropuertos.

Qué ver y hacer en Glasgow

Con la de cosas que ver en Glasgow, no te la acabas en un fin de semana. Por eso, entre otras razones, yo acabé yendo dos veces. Aquí te dejo algunos planes e ideas de cosas que hacer en Glasgow, basándome en mi propia experiencia:

1. Arte urbano en Glasgow

No es que haya hecho muchos recorridos de este tipo en otras ciudades en mi vida, pero no me hace falta para saber que pocos habrá mejor que el de Glasgow.

En el año 2008, el Ayuntamiento de Glasgow decidió llevar a cabo un original plan para dotar de arte y color a los grises edificios del centro de la ciudad. Fue así como varios artistas urbanos tomaron sus pinturas y realizaron magníficos murales gigantes con los temas más diversos. El resultado es impresionante.

El recorrido de arte urbano de Glasgow – llamado ‘The Mural Trail’ -, lleva algo más de 3 horas y en él pude admirar obras como ‘Saint Mungo’, ‘Las Marioneas de Hip-Hop’, ‘Cariño he encogido a los niños’ o ‘El Tigre del río Clyde’. Ni la nieve ni el frío impidieron que disfrutase como un niño de, a mi juicio, la mejor actividad que hacer en Glasgow.

2. Visita a la Necrópolis y la Catedral de Glasgow

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Visitar la Necrópolis de Glasgow con un espeso manto de nieve cubriéndolo todo fue un plus que nunca olvidaré de mi viaje a Glasgow.

Las tumbas se mostraban fantasmagóricas en una mañana en la que casi nadie se había atrevido a visitarlas. Ahí estaba yo, caminando con la nieve cubriendo mis gemelos mientras intentaba leer las inscripciones de las tumbas de los anillos más altos.

Fue en 1832 cuando se enterró aquí al primer inquilino de la Necrópolis de Glasgow. Su nombre era Joseph Levi, un joyero judío. Hoy en día hay unos 50.000 cuerpos enterrados, de gente de todas las religiones y condiciones sociales.

Las vistas desde lo alto de la colina son muy bellas (y más aquel día, con todo nevado). Desde allí podrás ver también la Catedral de Glasgow, una joya del gótico de principios del siglo XII.

3. Museo y Galería de Arte de Kelvingrove

Kelvingrove Glasgow

El famoso Spitfire colgando del techo de la Galería de Arte de Kelvingrove

Cuando entré por primera vez al Museo y Galería de Arte de Kelvingrove solo quedaba una hora para el cierre. Enseguida supe que no sería suficiente, así que acabé dedicándole otra mañana completa.

Este museo es para toda la familia y todos los gustos. Y es que, ¿en qué otro museo del mundo vas a encontrarte un caza Spitfire de la Segunda Guerra Mundial colgando del techo sobre un mamut? Cuadros, muebles de diseño, momias, esqueletos de dinosaurios, esculturas, animales disecados, armas, trajes étnicos africanos…Casi todo lo que puedas imaginar en una exposición de unos 8.000 objetos agrupados en 22 salas temáticas.

Dedícale al menos 3 o 4 horas para disfrutarlo al máximo.

La entrada es gratuita (aunque se agradece una aportación voluntaria).

4. Museo de Riverside

Otra de las mejores cosas que ver en Glasgow es el Museo de Riverside. Situado a orillas del río Clyde, se trata de otro ejemplo de espacio de recreo y entretenimiento para toda la familia. En la actualidad, aloja el Museo de Transporte de Glasgow y es la cuarta atracción turística más visitada de Escocia. Al igual que el de Kelvingrove (también entre los museos más visitados del Reino Unido), la entrada es gratuita.

En su interior – calentito y agradable en una tarde gélida – me encontré con una extensa y variada colección de distintos medios de transporte utilizados por el hombre a lo largo de los tiempos. Carruajes, coches de bomberos, tranvías, locomotoras de tren, bicicletas, motos, coches de otros tiempos, modelos de barcos… Existen muchas atracciones didácticas interactivas, una cafetería y una representación, a tamaño real, de una calle de Glasgow de principios de siglo XX.

5. Recorrido Musical en Glasgow

Si el recorrido de arte urbano me pareció una de los mejores planes que hacer en Glasgow, el recorrido musical se encontró a la par (si no lo mejoró).

Glasgow ha sido la cuna de grandes bandas y cantantes como Franz Ferdinand, Belle and Sebastian, Travis o Simple Minds. Este tour guiado te lleva por salas de conciertos, pubs con música en vivo (como el espectacular Saint Luke’s, en la que el dueño, Mike, ha remodelado una antigua iglesia para convertirla en una sala de conciertos muy íntima) y lugares en los que se ha fraguado la historia musical de una de las ciudades con más tradición indie-rock del Reino Unido.

6. Universidad de Glasgow

Dominando las vistas desde una colina, la Universidad de Glasgow se erige imponente desde 1451. Es una de las universidades más antiguas de Europa y, por lo tanto, del mundo.

Aquí estudiaron varios premios Nobel de disciplinas distintas (Paz, Química y Economía), con nombres tan ilustres como Adam Smith o John Boyd Orr (Nobel de la Paz en 1949).

Ascendí los escalones llenos de nieve del parque que precede a la Universidad. El edificio estaba en completo silencio. Eran los minutos previos a la caída del sol y fue un momento mágico.

7. Los jardines de Glasgow Green

Glasgow People's Palace

El People’s Palace en Glasgow Green

Otro de los planes gratis que hay que hacer en Glasgow es pasear por el pulmón verde de la ciudad: Glasgow Green.

Lo cierto es que no fue verde como lo vi yo, sino totalmente blanco. Sin embargo, había gente paseando a sus mascotas o deambulando por sus terrenos, quizás esperando a que la nieve desapareciera y pudieran volver a disfrutar de pícnics y partiditos de fútbol o bádminton sobre el verde césped.

Dentro de sus terrenos se halla el People´s Palace, donde pude aprender sobre la evolución de la ciudad de Glasgow mediante una pequeña exposición de cuadros y fotografías.

8. Salir de bares

Estás en Escocia, amigo. No puedes dejar de salir a descubrir la noche en los pubs.

La vida nocturna de Glasgow se encuentra entre las mejores del Reino Unido. Hay centenares (sino miles) de pubs de todos los colores, tamaños y formas. Eso sí, todos tienes un denominador común… Bueno, dos: el buen rollo y la cerveza de calidad. Disfruté de ambas cosas hasta las 3 de la mañana, cuando, valiente e insensato, caminé casi una hora hasta mi hotel. La nieve hizo que todo el mundo buscara taxis y las colas eran eternas. El azar quiso que ese paseo sobre la nieve, en una noche clara y helada, fuera la perfecta despedida de la ciudad.

9. Ver un derbi entre Celtic y Rangers

El fútbol es prácticamente una religión en Escocia y precisamente de religiones va esta rivalidad. Los Celtic de Glasgow es el equipo de los católicos y el Glasgow Rangers de los protestantes. O al menos así eran las cosas. Sin embargo, con el paso del tiempo se ha centrado todo – afortunadamente – en el fútbol.

Consigue entradas para ver uno de los mejores derbis futbolísticos del  mundo. Quizás no lo sea por la calidad del partido, pero sí por la pasión que verás en las gradas.

Mejores excursiones y tours guiados en Glasgow

Si no te aclaras bien con los mapas y el inglés, aquí tienes varias opciones de tours guiados en español por Glasgow.

Dónde dormir en Glasgow

En las dos ocasiones que visité la ciudad, me alojé en el mismo hotel, el Ibis Styles Glasgow Centre George Square. Se trata de un hotel super céntrico (no hay más nada más céntrico que la mítica George Square de Glasgow), moderno, con habitaciones funcionales, pero perfectas para pasar un fin de semana en pareja. El desayuno es bastante completo y se toma en un bar del hotel que siempre tiene mucha vida y color.

Alojándote en el Ibis Styles Glasgow Centre George Square tienes la gran ventaja de que puedes ir caminando a todos los mejores lugares que ver en Glasgow. Además, el precio es más que justo.

Otras buenas opciones donde dormir en Glasgow son:

Alojamientos destacados en Glasgow

A continuación os mostramos los alojamientos en Glasgow con las mejores valoraciones:

Ibis Budget Glasgow: La funcionalidad y relación calidad/precio de los hoteles Ibis nunca falla.
City Centre Riverview Apartments: Una de las mejores opciones para alojarte en un apartamento en el centro de Glasgow. Calidad suprema y por tan solo 100-110€ la noche.
Dreamhouse Apartments: Ideal para parejas y familias (apartamentos de 2 y 4 personas)para estar de lujo y disfrutar de un edificio histórico en el centro de la ciudad de 4 estrellas. Los precios rondan los 150€ por noche.

 


Guía para viajar a Glasgow, la espectacular sorpresa de Escocia
5 (100%) 3 votos
2 Comentarios
  • Ekaitz 19 octubre 2018
  • David 19 octubre 2018
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *