Los mejores consejos para visitar Dublín

Te contamos todo lo que debes saber para que tu viaje a Dublín resulte una experiencia inolvidable

Consejos Irlanda TFW

En Viajablog conocemos muy bien la capital de Irlanda, Dublín. No en vano, se puede decir que el blog nació allí, pues el nexo común que nos une a los cuatro editores que comenzamos con esta loca idea de contar al mundo nuestros viajes hace ya más de una década.

Dublín es una ciudad amable, joven, cosmopolita, hospitalaria y que, a pesar de ser una capital europea, mantiene cierto aire de pueblo grande. Uno de esos lugares en los que sales a pasear por el centro y te encuentras a gente del trabajo, vecinos, etc.

Tras algo más de 8 años viviendo feliz en esta ciudad, creo que tengo el conocimiento suficiente de la ciudad como para elaborar esta pequeña guía de los mejores consejos para visitar Dublín:

1. Cuándo es la mejor época para visitar Dublín

General Post Office William Murhpy en Flickr

En realidad, es muy complicado decidir cuál es la mejor época del año para visitar Dublín. El clima irlandés es más inestable que los gobiernos en España, por lo que resulta complicado fiarse de cualquier tipo de predicción metereológica, incluso de las que se realizan para el corto plazo.

Desde noviembre a marzo tienes mayores posibilidades de que haga bastante frío (y humedad), siendo además otro hándicap el hecho de que anochece muy pronto, acortando así los programas de visitas al aire libre.

Por lo tanto, quizás la mejor época para visitar Dublín sean los meses cálidos, siendo junio y septiembre mis preferidos, pues los días son aún largos, la lluvia suele respetar bastante y no se encuentran en la ciudad las hordas de estudiantes adolescentes que vienen a aprender inglés.

Sin embargo, si vas a viajar a Dublín no dejes de poner chubasquero y algo de manga larga en tu maleta. Los veranos dublineses no son fiables.

2. Cómo llegar desde el aeropuerto de Dublín al centro

Aeropuerto de Dublín

Una vez llegas a Dublín, lo primero que tendrás que hacer es buscarte la vida para llegar del aeropuerto al centro de la ciudad.

Si quieres ahorrarte algo de dinero, puedes ir del aeropuerto de Dublín al centro de la ciudad en autobús público.

Las opciones más baratas, pero también las más lentas, son los autobuses 16 y 41. Cada billete te costará 3,30€, pero tendrás que pagar en monedas, y la cantidad exacta, pues los conductores no devuelven el cambio.

Otra opción es coger el 747 Airlink, que es bastante más rápido que las otras dos opciones. El precio de un viaje en el 747 es de 7€.

Si no te quieres complicar la vida, aquí puedes reservar directamente tu traslado desde el Aeropuerto de Dublín a tu destino final:

Los taxis suelen salir por unos 20€-30€, dependiendo de hacia dónde te dirijas.

3. Consejos sobre alojamiento en Dublín

Biblioteca del Trinity College

En cuanto al mejor lugar para dormir en Dublín, la ciudad está organizada por distritos numerados. Los barrios de números pares se hallan al sur del río Liffey, principal arteria fluvial de la ciudad, mientras que los impares quedan al norte.

Por lo tanto, uno de los mejores consejos para visitar Dublín es que elijas el distrito con tino, según lo que estés buscando.

Si buscas mayor tranquilidad y seguridad, conviene alojarse en los distritos 4 y 6, que corresponden a la zona noble de la ciudad. El 2 es el más recomendable si estás buscando proximidad a todas las atracciones céntricas, pero las noches pueden ser un poco ruidosas, pues en ese distrito se halla la famosa zona de Temple Bar, el área dublinesa de bares y desparrame por excelencia.

Dublín 1 tampoco es mala opción, sobre todo en la zona de O’Connell Street y las calles colindantes.

En cuanto a la relación calidad-precio no esperes encontrar el estándar de los hoteles en España. Tampoco es la exageración del Reino Unido (donde a veces parece que ponen las estrellas al azar), pero disfrutar de algo de calidad cuesta algo más de lo habitual.

Sin embargo, si buscas bien puedes encontrar buenas recompensas. Estos son algunos buenos lugares donde dormir en Dublín:

  • Jurys Inn Parnell Square: muy céntrico, funcional y bien apañado. Perfecto para una escapada de tres o cuatro días en Dublín.
  • Temple Bar Inn: si buscas estar en el cogollo de la marcha, este es tu hotel.
  • Schoolhouse hotel: situado en el tranquilo Dublín 4, cerca de Merrion Square y el Gran Canal, es un lugar idílico y puedes caminar hasta todas las atracciones del centro. Además, posee un estupendo bar en el que he pasado grandes noches de conversaciones.
  • Arlington Hotel O’Connell Bridge: este hotel es un clásico irlandés. Con una localización perfecta en la ribera del Liffey, ofrece espectáculos de danza y música irlandesa en su pub.

Aquí puedes buscar más opciones de alojamiento en Dublín:


Booking.com

4. Consejos sobre seguridad en Dublín

Dublín es una ciudad bastante segura, en la que podréis salir de noche sin necesidad de estar pendiente de vuestra mochila, bolso o cartera.

Sin embargo, como en casi todas las grandes ciudades, hay barrios que quizás es mejor no frecuentar en noches solitarias. La zona que rodea Mountjoy Square, en Dublín 1, siempre ha tenido mala fama, pero ha mejorado en los últimos años. Igualmente en los distritos 7 y 9, de los cercanos al centro de la ciudad.

De todas maneras, si en algún momento os sentís algo inseguros siempre podéis entrar al pub más cercano (hay uno casi en cada esquina) y refugiaros al amparo de la barra, el tabernero y su Guinness.

O mejor aún: viaja asegurado.. Un seguro para una familia con dos hijos que quiere realizar un viaje de una semana a cualquier destino europeo puede costar unos 45 euros (no llega ni a los 7 euros por día). Para viajes en familia, en pareja o solo, nosotros recomendamos llegar al destino con un seguro estándar que incluya un mínimo de 60.000 euros en hospitalización, repatriación, robo y gastos de anulación. Hemos probado varias compañías y las últimas veces hemos repetido con Iati porque todo ha ido a la perfección. Además tienes un 5% de descuento al venir de nuestra parte a través de este enlace.

5. Cómo es el transporte en Dublín y alrededores

Uno de los más útiles consejos para visitar Dublín es el del transporte.

La capital irlandesa es una ciudad pequeña y manejable. Al menos en lo que atañe a su zona centro, porque al no tener demasiados edficios altos se expande en interminables suburbios periféricos.

Por ello, para visitar los lugares imprescindibles que ver en Dublín casi lo podrás hacer andando. Sin embargo, si prefieres ahorrarte alguna de las caminatas o quieres ver otros lugares más lejanos, debes saber que puedes tomar el autobús público, el LUAS (tranvía) o el DART (tren de superficie).

De las tres opciones, el LUAS es el más cómodo, moderno y funcional para moverse por el centro. Sin embargo, aunque se está ampliando su trazado, el actual deja muchos lugares fuera de su alcance.

Los autobuses son una muy buena opción, pero debes tener muy claros sus itinerarios. Para ello, te recomiendo que entres en la web oficial de los autobuses públicos de Dublín.

Por último, el DART recorre la costa de Dublín, siendo el transporte ideal para visitar los bellos barrios – casi poblaciones independientes – de Bray, Howth, Malahide o Dalkey.

6. Lugares imprescindibles que visitar en Dublín

Oscar Wilde en Merrion Square, Dublín, Irlanda

Osca Wilde en Merrion Square, Dublín, Irlanda

Tras más de 8 años viviendo en la ciudad, debo reconocer que tengo cierta debilidad por algunos lugares de Dublín que se escapan del recorrido turístico habitual.

Uno de ellos es el parque de Merrion Square. Este reducto de tranquilidad y color – en primavera las flores están preciosas – se encuentra en pleno centro de la ciudad, pero parece que se halle a años luz de la misma. Tal es la paz que se respira cuando te tumbas sobre su hierba. Posee rincones escondidos y una estatua del gran Oscar Wilde anuncia que también este fue un lugar especial para él. El literaro irlandés vivió junto a la plaza.

Su hermano mayor, St Stephen’s Green es el parque turístico por excelencia en Dublín. Se encuentra a 5 minutos caminando de Merrion y, aunque es más grande, no es mejor, pues está lleno de gente en casi cualquier momento del año (siendo un día D los días soleados).

Entrada principal a St Stephen’s Green

Cerca de este parque, la calle Grafton Street es la principal rue comercial de la ciudad, siendo Henry Street su hermana menor.

Otros lugares de Dublín que no te puedes perder en una primera visita son: la zona de bares de Temple Bar, el castillo de Dublín, la fábrica de Guinness, el Ha’penny Bridge, un paseo por la ribera del Liffey, O’Connell Street, la General Post Office (GPO), el Phoenix Park, la National Gallery y la prisión de Kilmainham.

Aunque estos son los lugares esenciales que ver en la ciudad, tanto ahí como en los suburbios se esconden muchos lugares secretos que merece la pena conocer. Dublín no te la acabas en un fin de semana.

7. Dónde comer en Dublín

Filete Chez Richard Restaurante Bruselas

Cuando la gente me pregunta dónde comer en Dublín, me resulta complicado contestar. Sin embargo, entre los mejores consejos para visitar Dublín, no puede faltar este.

Al ser tan cosmopolita, la capital irlandesa ofrece casi cualquier tipo de platos que puedas desear. Sin embargo, para mí, no te puedes marchar sin probar la típica cocina de pub irlandés. Ese contundente desayuno irlandés (irish breakfast) que te recarga de energía para casi todo el día, con su huevo frito, pudding, judías cocidas con tomate, bacon, champiñón, salchichas y tomates asados… Extras aparte. Por no mencionar mi favorito: el guisado de Guinness, consitente en un guisado de ternera bañada en una espesa salsa de Guinness y acompañada de una cantidad ingente de puré de patata.

Si quieres probar el típico fish & chips, hazlo en el barrio/pueblo costero norteño de Howth, famoso por ello.

Aquí os dejo, basándome en mi experiencia, algunos restaurantes donde comer en Dublín que creo que no os decepcionarán:

  • Pub O’Neills: perfecto para probar la fantástica comida de pub dublinés. El estofado de Guinness aquí está de muerte.
  • Jimmy Cheung: Funcional para aquellos que no quieren gastar mucho dinero y comer hasta llenarse. Es el típico buffet chino, pero con platos muy ricos y cocina de otros lugares. Era un fijo para nuestros domingos ociosos.
  • Johny Fox’s: típica cocina irlandesa, pero rodeado del ambiente más irlandés posible. El restaurante se encuentra en un lugar envidiable: en lo alto de una verde colina en los suburbios de Dublín. Además, está ornamentado con aperos de la típica granja irlandesa, objetos antiguos, recortes de prensa, libros, etc…. Un gozo visual y gustativo, culminado con un espectáculo de danza y música irlandesa. Totalmente recomendado.
  • Experiencia de cena en crucero por el Gran Canal de Dublín: una experiencia diferente al degustar platos de cocina irlandesa mientras navegas por el viejo canal dublinés, cuyas esclusas aún se operan manua

8. Qué comprar en Dublín

Si eres de los que le gusta traer recuerdos, o regalos a amigos y familiares, cuando sale de viaje, entonces te parecerá útil este consejo para visitar Dublín.

En la capital irlandesa encontrarás un buen número de tiendas de souvenirs, que venden las cosas más típicas de Dublín e Irlanda. A saber: duendes, tréboles, artículos de ovejas (peluches, camisetas, tazas y lo que se tercie), galletas de mantequilla y, cómo no, artículos de Guinness (desde botellas de cerveza a un sinfín de objetos de merchandising).

Otro famoso huésped de las maletas de regreso a casa son los buenísimos whiskies irlandeses. Tienes decenas de estupendas opciones dónde elegir, más allá del archiconocido y comercial Jameson.

9. Mejores tours en Dublín

Baily Lighthouse en Howth Giuseppe Milo en Flickr

Aunque puedes deambular a tu aire por las calles del centro de Dublín, te voy a ayudar a elegir cuáles son los mejores tours de Dublín.

El típico autobús turístico es ideal para ver todo lo posible en un día. El autobús de los fantasmas es su versión más gamberra.

La visita guiada en la Guinness Store, el tour por el famoso Temple Bar, el de misterios y leyendas, o uno de los, ya habituales, tours gratuitos por la ciudad son también muy buenas opciones.

Aquí hay otros donde elegir:

10. Mejores excursiones en los alrededores de Dublín

Vistas a Glendalough desde el lago

Si ya conoces la ciudad a fondo, quizás sea el momento de ver cuáles son las mejores excursiones en los alrededores de Dublín.

En un país tan bello como Irlanda, en cuanto sales de una urbe tienes la suerte de encontrarte con una naturaleza salvaje y pura. En el caso de Dublín, esto no es diferente.

A menos de una hora en coche del centro de la ciudad, se halla Glendalough, que presenta un conjunto monástico del siglo VIII junto a un sistema de lagos y bosques que quitan el habla. Y esta es tan solo una de las muchas maravillas que ofrecen las montañas de Wicklow, uno de los lugares más mágicos de Irlanda. Es el lugar perfecto (parando en el camino en los jardines de Powerscourt y su cascada) para realizar una excursión de un día.

Después, tomando el DART hasta sus extremos norte y sur de la línea, también encontrarás caminatas en la naturaleza y paisajes distintos.

EXCURSIONES EN LOS ALREDEDORES DE DUBLÍN EN ESPAÑOL

Si viajas a Dublín, aprovecha para realizar alguna de estas actividades en sus alrededores, con muy buenas recomendaciones de sus usuarios y guías que hablan español:

  1. Excursión a Belfast y la Calzada del Gigante
  2. Tour por los escenarios de Juego de Tronos
  3. Excursión a Wicklow y Glendalough
  4. Excursión a los acantilados de Moher y Galway
  5. Excursión a Cork
  6. Excursión a Newgrange y el Valle del Boyne
  7. Tour de 4 días por las costa Atlántica
  8. Tour por el legado celta de Irlanda

En el sur se halla Bray, bello pueblo costero en cuyo paseo marítimo la gente se relaja los fines de semana soleados. Desde Bray parte una preciosa ruta que parte hacia el sur y explora acantilados y coloridas colinas hasta llegar al siguiente pueblo, Greystones (desde aquí puedes tomar el DART de vuelta a Dublín).

En el  norte, las focas se acercan al puerto pesquero de Howth. Toma energía con un sabroso fish & chips y realiza la ruta que lleva al faro de Howth. Te proporcionará unas vistas excepcionales sobre la bahía y el mar de Irlanda.

Si quieres ir más lejos, dos de las mejores excursiones desde Dublín de día completo son las que te lleva a descubrir Galway y los acantilados de Moher, ya la de Belfast y la asombrosa Calzada del Gigante.

Ambas son estrellas turísticas de la isla de Irlanda. Merece la pena el esfuerzo.

En Moher, ante ti se abre una caída de más de 130 metros hasta las bravas aguas del océano Atlántico. Un regalo de la naturaleza.

Si dispones de algo más de tiempo, quizás sea mejor que duermas en Galway y vivas una ciudad estudiantil cuyo Latin Quarter entra en ebullición casi cada noche del año. Música, pubs y alegría generalizada.

Y en la Calzada del Gigante tu mente no entenderá cómo se formó aquel extraño y hermoso paisaje hace millones de años. ¿O quizás fuera verdad que la crearon unos gigantes?

Irlanda es una tierra mágica, y en ella todo es posible.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *