Consejos para visitar los Museos Vaticanos en Roma

Guía completa para visitar uno de los museos más visitados del mundo

Italia TFW

Cuando el Papa Julio II cedió su inmensa colección de arte a la iglesia, puso la base de lo que hoy es conocido como los Museos Vaticanos. Su mandato sobre la iglesia católica se prolongó durante la primera parte del siglo XVI y, desde entonces, otros Papas siguieron su ejemplo, llegando a consolidar un inmenso patrimonio que hoy está repartido en distintos museos, edificios eclesiásticos, jardines e, incluso, una de las mejores bibliotecas del mundo: la Biblioteca Vaticana.

En él encontrarás piezas tan importantes como el sarcófago de Helena de Constantinopla (siglo IV), pinturas de Caravaggio, Raffaelo Sanzio o Leonardo Da Vinci, y un sinfín de esculturas y objetos de los tiempos de los romanos, etruscos y egipcios. La pieza central de la colección es, sin lugar a dudas, la pintura que el gran Miguel Ángel plasmó en la bóveda de la Capilla Sixtina, pero lo cierto es que puedes pasarte días disfrutando de una de las colecciones artísticas y arqueológicas más impresionantes del mundo.

Si vas a viajar a Roma en breve y tienes pensado visitar los Museos Vaticanos, aquí te dejamos unos importantes consejos para que puedas disfrutarlos de la mejor manera posible:

Plaza de San Pedro en el Vaticano, Roma

Plaza de San Pedro en el Vaticano, Roma

1. Cómo llegar a los Museos Vaticanos

Para visitar los Museos Vaticanos, primero tendrás que viajar a Roma. Para ello, puedes optar por los aeropuertos de Fiumicino y Ciampino.

Desde ellos, tendrás que viajar al centro (para ello, puedes consultar nuestros artículos de cómo viajar al centro de Roma desde el Aeropuerto de Fiumicino y cómo viajar al centro de Roma desde el Aeropuerto de Ciampino) y acceder a la Ciudad del Vaticano.

La mejor opción es el concurrido Metro de Roma, que posee una estación a las afueras de los muros del Vaticano, en Ottaviano-S. Pietro. Por esta parada pasa un servicio de la línea A cada pocos minutos. Desde aquí no hay más de 5 minutos a pie hasta la plaza de San Pedro y los Museos Vaticanos.

En cuanto al autobús, hay muchos autobuses urbanos de Roma que pasan por el Vaticano. De ellos, los números 40 y 64 viajan con gran frecuencia entre las paradas de la Estación de Termini y el Vaticano, pasando por el centro de la ciudad, (incluidas las paradas de Piazza Venezia y Coliseo Romano). Estas son todas las opciones de autobuses públicos para llegar a los Museos Vaticanos:

40 (parada limitada exprés): Termini – Piazza Venezia – Argentina – Piazza Pia (para San Pedro / Vaticano)

64: Termini – Piazza Venezia – Argentina – Vaticano

62: Repubblica – Plaza de España – Piazza Venezia – Argentina – Vaticano

81: Museos Vaticanos – Piazza Imperatore (Plaza de España) – Piazza Colonna (Fuente de Trevi) – Piazza Venezia – Circo Massimo – Coliseo

2. Cuándo es el mejor momento para visitar los Museos Vaticanos

¿Quieres saber cómo evitar las colas y cómo evitar las multitudes en los Museos Vaticanos? Bueno, para eso, primero hay que saber los horarios que tiene:

Horarios de los Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos están abiertos de lunes a sábado de 9 a.m. a 6 p.m.

Los domingos y festivos católicos como el lunes de Pascua y el día de Navidad, los museos están cerrados (salvo el último domingo de cada mes, que abren de 9 a.m. a 2 p.m.).

Mejor momento del año

Si intentas visitar los Museos Vaticanos de marzo a noviembre, es difícil (pero no imposible) evitar el gentío a casi cualquier hora del día. Pero evitar las colas ya es otra historia.

Desde mediados de noviembre hasta principios de marzo (excepto en Navidad y Año Nuevo), Roma y los Museos Vaticanos están bastante más tranquilos. Será el mejor momento para no sufrir grandes colas.

Mejor día de la semana

En cuanto a cuál es el mejor día de la semana para visitar los Museos Vaticanos, hay que tener en cuenta algunas cosas importantes:

  • los miércoles, cuando hay una audiencia papal en la Basílica de San Pedro (la mayor parte del año), ésta permanecerá cerrada hasta el mediodía. Tenlo en cuenta a la hora de planificar tu visita. Por lo tanto, es posible que desees evitar los miércoles
  • los domingos, cuando abren, los Museos Vaticanos siempre están llenos.
  • en temporada alta, no hay ni un día tranquilo de la semana para visitar los Museos Vaticanos.

En definitiva, los mejores días son los martes y jueves (preferiblemente fuera de la temporada alta). Cuando abren los viernes por la noche (de 7 a 11 p.m. de abril a octubre) es también un gran momento para la visita.

Mejor momento del día

Lo creas o no, cuanto más tarde en el día sea, menos concurrido pueden estar los Museos Vaticanos.

En algún momento entre las 1.30 p. m. y 3.30 p. m. es también un buen momento para llegar.

Vistas del Vaticano

3. Dedica tiempo suficiente a los Museos Vaticanos

La mayoría de los recorridos por los museos del Vaticano duran aproximadamente 3 horas. Algunos son más cortos, para aquellos que tienen poco tiempo o que solo quieren admirar la Capilla Sixtina. Pero incluso así, es casi imposible ver algo en menos de 2 horas.

Teniendo en cuenta que visitar los Museos Vaticanos suele ser solo una parte de una experiencia en el Vaticano, y que también se suele visitar la Basílica de San Pedro (media hora o más), subir a la cúpula (al menos otra media hora), y luego visitar la Plaza de San Pedro, el total no suele bajar de las 4 horas. Sin embargo, no es extraño que se convierta en un día completo.

4. Evita las colas para entrar a los Museos Vaticanos

La mejor manera de evitar esperar en la cola para visitar los Museos Vaticanos es comprar tus entradas con anticipación.

Esto no significa que no vayas a encontrar un gentío dentro, pero al menos te habrás ahorrado el tiempo de espera de pie, que puede llegar a ser de horas (y en verano, con el calor que suele hacer en Roma, pagaría cualquier cosa para evitarlo).

Foto © Pixabay

5. Viste de manera adecuada

Vestirse apropiadamente para visitar los Museos Vaticanos (y cualquier otro sitio en la Ciudad del Vaticano, incluyendo la Basílica de San Pedro, los Jardines del Vaticano, La Necrópolis, etc.) significa, básicamente, no dejar mucha piel al descubierto.

En resumen:

  • NO mostrar las rodillas: faldas y pantalones cortos deben cubrir las rodillas.
  • NO mostrar los hombros: esto es fácil, solo tienes que llevar suéter fino o una especie de chal para cubrir los hombros cuando haga calor.
  • Sí se puede, sin embargo, usar vaqueros, camisetas y sandalias abiertas.

6. Lleva calzado cómodo

Cuando visitas los Museos Vaticanos, te enfrentas a casi 7,5 kilómetros de salas y galerías llenas de arte. Por supuesto, muchas personas no visitan todas las estancias, pero créeme, caminarás muchísimo. Y esto no incluye la caminata que puedes elegir hacer para llegar allí, la visita a la Basílica de San Pedro, y, quizás, el paseo por la Plaza del Vaticano después.

Con todo este recorrido ante ti, más vale que lleves tu calzado más cómodo.

7. Fotos en los Museos Vaticanos

Puedes tomar fotos sin flash en cualquier lugar del Vaticano, incluso dentro de la Basílica de San Pedro, con la excepción de la Capilla Sixtina, donde NO se permiten fotografías.

Los trípodes y los palitos para selfies no están permitidos en ningún lugar de los Museos Vaticanos o la Basílica de San Pedro.

Si traes alguno de estos, tendrás que dejarlos en el guardarropas justo en la entrada a los Museos Vaticanos.

8. No traigas una mochila grande

Si trae bolsas o mochilas grandes, lo más normal es que te hagan dejarlas en la entrada a los Museos Vaticanos. No hay problema, sin embargo, si traes una silla de ruedas, pues el lugar está totalmente acondicionado.

9. Aprovecha el atajo para ir de la Capilla Sixtina a la Basílica de San Pedro

Uno de los mejores consejos que puedo darte para visitar los Museos Vaticanos es tomar el acceso directo a la basílica de San Pedro desde la Capilla Sixtina.

La Capilla Sixtina se encuentra al final de los Museos Vaticanos, y hay dos salidas: una a la izquierda que dice “SALIDA” y otra a la derecha que parece que no puedes tomar, ya que está señalizada con el internacional símbolo de “PROHIBIDO”. Sin embargo, es esta segunda la que debes tomar. Está destinada a ser utilizada solo por tours y grupos, pero los vigilantes generalmente no prestan mucha atención y, francamente, tampoco les parece una falta importante. Es posible que te paren, pero solo tienes que decirles que te has quedado descolgado de tu grupo y solo quieres alcanzarles ;).

Tip de Alojamiento en Roma

Nuestro hotel favorito en Roma y alrededores es el Hub Pantheon. Se encuentra en una ubicación ideal, a pocos metros del famoso Panteón y de la Plaza Navona, ofrece desayuno continental y su relación de calidad y precio es de las mejores en Roma. Podrás reservarlo a través del siguiente enlace sin aumento de precio:


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


2 Comentarios
  • José viaja 29 diciembre 2019
  • Micadiztucadiz 29 diciembre 2019
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *