Consejos para visitar la Gran Muralla China

Todo lo que necesitas saber para disfrutar de una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo

Google +TwitterFacebookWhatsApp
gran muralla china

La sección de Mutianyu

Entre los siglos VII y V a. C. comenzó la construcción del monumento más grande del mundo: la Gran Muralla China. Desde entonces, cada rey o emperador chino que llegó al poder continuó ampliándola bajo el pretexto de proteger así las vastas tierras de China de la ferocidad y el hambre de conquista de los mongoles, vecinos del norte. En realidad, no era más que una excusa para justificar el afán de grandeza de cada líder. No es algo nuevo ni exclusivo de los reyes de esta parte del mundo. Así ha ocurrido siempre. Cada rey, jefe o emperador ha intentado ser más grande, más recordado, más ambicioso que su predecesor. Se puede observar en las pirámides mayas de Tikal – en las que un corte transversal descubre a la vista nada menos que 9 pirámides levantadas por reyes anteriores – o en los templos y pagodas de Bagan, en Birmania, que fueron superándose en número y tamaño, generación tras generación.

La Gran Muralla China no dejaría de ampliarse hasta el siglo XV. Una obra enorme que ha llevado nada menos que 2.000 años, y muchos miles más de vidas.

Aunque la Gran Muralla China siempre fue uno de los monumentos más llamativos del mundo, su fama planetaria se acrecentó más cuando, en el 2007, fue designada por la Unesco como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Cuatro años después de ese nombramiento, llegaba yo al pie de una de sus muchas secciones situadas al norte de Pekín. Pasamos allí casi un día completo, en una de las visitas que más me gustó de toda China. De hecho, me habría gustado seguir la muralla hasta el final de su trazado, explorando zonas totalmente derruidas y tomadas por el bosque. El misterio de la codicia del hombre que, como siempre ocurre al final, es devorada por la naturaleza.

Si no os queréis complicar la vida, aquí podéis reservar directamente vuestra excursión a la Gran Muralla China:

Puedes visitar la Gran Muralla China de muchas maneras distintas y en diversas secciones. Basándome en mi experiencia, aquí van algunos consejos para visitar la Gran Muralla China:

 

¿Cómo llegar a la Gran Muralla China?

Para visitar la Gran Muralla China primero debes volar a Pekín, la capital de China.

Desde España, no hay otra compañía de primera línea que ofrezca mejores precios y calidad que KLM y Air France.

Las compañías KLM y Air France ofrecen vuelos a precios muy competitivos (poco más de 300€ el vuelo de ida y vuelta, por ejemplo, en enero 2018) con escalas en Amsterdam y París .

Aunque el viaje es de larga duración, la comodidad y el magnífico sistema de entretenimiento a bordo de los aviones Boeing y Airbus operados por las compañías de bandera holandesa y francesa harán que apenas sientas el paso de las horas. Grandes espacios entre asientos, últimos estrenos de cine y televisión y un menú diseñado de tal manera que hará que no eches de menos las comidas caseras de tu madre.

¿Cómo ir de Pekín a la Gran Muralla China?

tumbas ming china

Tumbas de la dinastía Ming

Una vez te encuentras en Pekín, debes buscar la manera de viajar desde allí a la Gran Muralla China. Eso sí, estás de suerte, porque la sección más grande y mejor conservada de la Gran Muralla China es la construida por la dinastía Ming en el siglo XV. Esa parte es la más cercana a la capital china, aunque cada sección de la misma tiene cierta separación entre ellas.

La forma más sencilla de visitarla es acudir a una agencia de viajes y organizar, con ellos, el tour a alguna de las secciones de la Gran Muralla China.

Sin embargo, si te gusta la aventura, también puedes hacerlo por tu cuenta, usando el transporte público.

¿Es mejor coger un tour o ir con transporte público a la Gran Muralla China?

gran muralla china pekin

Vista lejana de la Gran Muralla China

Ten en cuenta que si optas por la opción de transporte público no encontrarás carteles en inglés ni a nadie por la calle – ni siquiera los chinos más jóvenes – que hable con cierta destreza la lengua de la Pérfida Albión. Si escoges los trenes o autobuses públicos para visitar la Gran Muralla China, te va a costar mucho menos dinero, pero también te va a costar bastante más tiempo y esfuerzo. La elección está en tu mano.

Dependiendo de qué sección vayas a visitar, las combinaciones de transporte público pueden ser casi infinitas (como todo en China).

Nosotros nos decantamos por un servicio privado que nos llevó a la sección de Mutianyu que nos costó 220 yuanes (CNY o RMB) e incluía la entrada (45 CNY) y una parada en ruta en las tumbas de la dinastía Ming. Teniendo en cuenta que ese precio por persona equivale a unos 28€ (entrada incluida), no nos pareció un mal negocio.

Es cierto que el hombre nos paró, al regresar de la Gran Muralla China, en un par de tiendas de té y talleres de jade, pero, aunque mucha gente se queja porque se llevan comisión y pueden ser paradas anodinas y largas, lo cierto es que a nosotros nos parecieron muy interesantes ambas visitas y no nos sentimos nada presionados para comprar nada.

¿Cuánto mide la Gran Muralla China?

mutianyu gran muralla china

Mutianyu, Gran Muralla China

Tras tanto trabajo de tantas miles de almas, el resultado final fue una muralla que, en promedio, mide unos 6-7 metros de alto y unos 4 o 5 de ancho. En sus tiempos de esplendor llegó a tener unos 21.000 km de largo, ocupando desde la frontera con Corea del Norte, en la orilla del río Yula, hasta las inmediaciones del inmenso y despiadado desierto del Gobi. Hoy en día, la parte más visitada es la construida por la dinastía Ming, que tiene casi 9.000 km de largo.

No todas las secciones de la Gran Muralla China están conectadas entre sí, como un único cuerpo, y, además, hay muchas partes totalmente destruidas y devoradas por el bosque.

¿Qué sección de la Gran Muralla China es mejor visitar?

De nuevo, aquí las respuestas pueden ser muchas y variadas.

Hay un buen número de secciones de la Gran Muralla China perfectamente alcanzables desde Pekín. Aquí te resumo las características de algunas de ellas y ya dejo la responsabilidad de elegir en tus manos:

Badaling

muralla china gran

Ventajas:

  • Muy cercana a Pekín.
  • Vistas espectaculares.
  • Fácil caminar por ella (al estar bastante restaurada) y cuenta con telecabina.

Inconvenientes:

  • Es la parte más visitada de la Gran Muralla China. Ríos de turistas en temporada alta.

Datos de interés:

  • Fue la primera sección de la Gran Muralla China abierta al turismo (1957).
  • Se puede llegar a Badaling con el autobús público 919.
  • Es la parte más restaurada de todas. Si quieres ver alguna parte antigua y auténtica de la muralla, camina hacia la izquierda (según entras por la puerta principal) durante un buen rato.

Mutianyu

gran muralla china

Ventajas:

  • Tan buenas vistas como Badaling, al estar también situada en un alto.
  • Menos gente que en Badaling.
  • Menos reconstruida.

Inconvenientes:

  • Más alejada de Pekín (unos 90 km al noreste de la capital y unos 50 km al este de Badaling).

Fue la segunda sección abierta al turismo (1987). Es la parte que visitamos nosotros y me encantó. Aunque puedes coger un teleférico, el camino por la naturaleza hasta alcanzar la parte más alta me pareció mucho más bonito. Fuimos en enero y apenas encontramos gente, pudiendo caminar por grandes secciones de la ancha muralla totalmente solos. Os la recomiendo.

La mejor forma de llegar en transporte público a aquí es con el 936. Eso sí, solo sale a las 7 y 8 de la mañana.

Juyongguan

pekin china gran muralla

Esta sección se encuentra cerca de Badaling y, aunque tiene vistas menos espectaculares, lo cierto es que fue uno de los puntos defensivos más importantes de Pekín. Su situación es estratégica, justo protegiendo un angosto paso de montaña.

Hay menos gente que en Badaling y se llega con el mismo autobús: el 919.

Jinshanling y Simatai

Situada a unos 150 km de Pekín, Jinshanling es otra de las secciones relativamente poco desarrolladas y muy buena para aquellos que van buscando una experiencia mucho más auténtica en la Gran Muralla China. A pesar de que no ha sido renovada de forma masiva, Jinshanling es la segunda sección más completa (después de Badaling).

Tiene unos 10 km de largo y en ella podrás ver estructuras perfectamente conservadas de torres de vigilancia (hay hasta 67 en tan solo 10 km).

mutianyu gran muralla china pekin

Aunque encontrarás algunos vendedores locales, es mejor que traigas tu propia comida y bebida.

El mejor trekking que puedes hacer en la Gran Muralla China es el que une las secciones de Jinshanling y Simatai. Unos 10 km de zonas con empinadas cuestas y espectaculares vistas. Además, la naturaleza es aquí más salvaje. Eso sí, nada de llevar unas chanclas y ven preparado con un buen calzado de trekking.

No hay forma de llegar directamente a esta sección en transporte público. Desde la estación de bus de larga distancia de Dongzhimen, el autobús 980 te llevará Jinshanling y Simatai, pero previa parada en Miyun, donde tendrás que ir al centro de la ciudad y coger un minibus a tu destino final.

Jiankou

muralla china maravilla del mundo

Es la opción más salvaje y natural de todas. Está cerca de Mutianyu, pero es obviada por los turistas por su estado deteriorado. De hecho, ha sido catalogada como una de las actividades al aire libre más peligrosas que hacer en Pekín y alrededores. Buen reclamo para los aventureros y buscadores de chutes de adrenalina.

Las paredes de piedra blanca serpentean por entre las montañas de una manera dramática. Si te animas, puedes caminar desde aquí hasta Mutianyu y salir por esa sección. El recorrido es de unas 4-5 horas.

El icono más famoso de Jiankou es la Torre de los Nueve Ojos (Jiu Yan Lou). Esta fue la torre más grande construida por la dinastía Ming. Se encuentra a más de 1.300 sobre el nivel del mar y es la más alta de toda la Gran Muralla China.

Para llegar a esta sección la mejor opción es en taxi o tour organizado.


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Consejos para visitar la Gran Muralla China
5 (100%) 2 votos

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *