Cómo visitar Murano y Burano desde Venecia

Descubre dos de las islas más bellas de la laguna de Venecia

Italia

Venecia es uno de los lugares más visitados no sólo de Italia, sino que podríamos decir que de Europa, e incluso del mundo. Si es la primera vez que viajas a la ciudad de los canales y no dispones de demasiado tiempo, es normal que te quedes descubriendo las muchas cosas que ver en Venecia, incluyendo su mítica e icónica plaza de San Marcos. Sin embargo, si te sobra algo de tiempo o no es tu primera vez en esta joya del norte de Italia, te aconsejamos visitar Murano y Burano desde Venecia.

La laguna veneciana contiene más de un centenar de islas separadas por unos 160 canales y unidas por más de 400 puentes. Dentro de ese número ingente de islas hay dos que destacan sobre todas las demás: Murano y Burano.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA BIEN ASEGURADO
Nosotros viajamos con IATI, que tiene las mejores coberturas COVID en viaje y de anulación
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Son lugares tranquilos, bellos, coloridos y casi parecen sacados de un cuento. En ellos se mantienen ciertas tradiciones culturales y artesanales que merecen ser descubiertas. Además, es una buena manera de escapar un poco del ajetreo turístico de las partes más congestionadas de Venecia. ¿Te vienes a descubrir las islas de Murano y Burano desde Venecia?

Si no te quieres complicar la vida, puedes contratar una magnífica excursión guiada (en español) a Murano y Burano desde Venecia. Además, incluye la visita a una de las míticas fábricas de cristal de Murano. Puedes reservarla aquí:

Cómo ir a Murano y Burano desde Venecia

como visitar Murano y Burano desde Venecia

Murano

La forma más barata y fácil de ir a Murano y Burano desde Venecia es tomar el vaporetto (una especie de autobús acuático público veneciano).

Hay una línea de Vaporetto que va de Venecia a Burano, con parada en Murano. Toma la línea 12 desde la parada de Vaporetto en Fondamente Nove, el casco antiguo de Venecia. Si te paras en Murano, toma la misma línea de Vaporetto cuando estés listo para dirigirte a Burano.

El viaje completo dura unos 45 minutos de ida, 15 minutos a Murano y 30 minutos a Burano. Los vaporettos salen cada 20 o 30 minutos. Puedes encontrar los horarios de Vaporetto aquí.

Desde Piazzale Roma, la línea 3 del vaporetto también te lleva a Murano en unos 20 minutos.

Debes tener en cuenta que los vaporettos suelen estar abarrotados, sobre todo en verano, cuando, además, hace un calor infernal. Las colas para tomar un barco pueden ser extremadamente largas. Desafortunadamente, la única otra alternativa es tomar un taxi acuático, que es escandalosamente caro.

Para vencer a las multitudes y al calor, te aconsejamos que madrugues y salgas en los primeros vaporettos del día.

Si quieres ir sin estrés, lo mejor es que reserves tu plaza en una de las excursiones de un día a Murano y Burano desde Venecia.

Cuánto tiempo necesito para visitar las islas de Murano y Burano desde Venecia

Pues esto depende de la prisa que tengas. Lo normal es realizar la visita a ambas islas en el mismo día.

Sin embargo, si eres de los que prefieren tomarse su tiempo para disfrutar de los viajes, quizá puedas quedarte una noche en alguna de las dos islas. Para ello, la mejor opción es la de Murano, ya que tiene mayor tamaño y más alternativas de alojamiento que su hermana menor.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

Qué ver en la isla de Murano

Murano es una isla con una historia centenaria. En ella destacan sus vetustas iglesias, los románticos callejones con restaurantes y cafeterías, y esos canales omnipresentes en esta parte de Italia.

Sin embargo, lo que destaca por encima de todo es la tradición de la elaboración de vidrio de colores en Murano.

Estos son los imprescindibles que ver en Murano en una excursión desde Venecia:

Museo del Vidrio de Murano

que ver en murano

Si te gustan los museos, encontrarás el del Vidrio realmente interesante.

Este museo de historia exhibe la evolución de las técnicas de elaboración de vidrio veneciano a lo largo de los siglos y muestra variedades de vidrio que se remontan a la época egipcia.

El edificio que alberga el museo ha tenido una serie de propósitos a lo largo de su vida: primero construido como palacio de un patricio, se convirtió en el hogar de los obispos de Torcello en 1659. Luego, dos siglos más tarde, se convirtió en el ayuntamiento de Murano. Solo se convirtió en museo cuando Murano fue anexado a Venecia en 1923.

Basílica de Santa María y San Donato

La Basílica de Santa María y San Donato, que data del siglo VII, es el duomo de la isla de Murano. En el interior hallarás exquisitos mosaicos bizantinos cubriendo el suelo y la cúpula. En el exterior, el imponente campanario está separado de la Iglesia.

Fábricas y tiendas de vidrio de Murano

Como precaución contra los incendios, el duque de Venecia ordenó a todos los vidrieros venecianos que trasladaran sus hornos a Murano en 1291. Esto funcionó bien, ya que el vidrio se estaba convirtiendo en un arte codiciado. El traslado a otra isla mantuvo los talleres a salvo de miradas indiscretas deseosas de robar los secretos del oficio.

Dónde dormir en Venecia

Si buscas alojamiento en Venecia, te recomiendo el Rosa Salva Hotel. Se encuentra en pleno centro de la ciudad, a tan solo 100 metros de la Plaza de San Marcos. Ideal para una escapada romántica. Si no te acaba de convencer, podrás reservar cualquier otro lugar donde dormir en Venecia aquí y sin aumento de precio:

No pasó mucho tiempo hasta que la isla de Murano se asoció con el vidrio más codiciado y de alta calidad del mundo.

Las cosas han cambiado con los años. La reputación de Murano es tan segura que muchas fábricas ahora ofrecen recorridos guiados y demostraciones de soplado de vidrio, así como talleres de arte del vidrio, donde puede probar suerte creando e irte con tu propio recuerdo.

Después de la visita llega el momento de recorrer las tiendas en busca de un buen recuerdo de cristal de Murano. Hay decenas de ellas.

Qué ver en la isla de Burano

La isla de Burano es un claro ejemplo de que, a veces, las mejores esencias vienen en frascos pequeños.

Las casas de fachadas en brillantes tonos pastel se asoman a los canales y, bajo ellas, hay numerosas tiendas de encajes, arte al que se dedica este lugar desde el siglo XVIII.

Pero, esto no es lo único que ver en Burano en una visita desde Venecia:

Museo del Encaje

Fue en el siglo XVI cuando las mujeres de Burano comenzaron a hacer encajes con agujas gracias a la isla de Chipre, gobernada por Venecia. A partir de entonces, la isla saltó a la fama por sus delicados y laboriosos encajes exportándolos a toda Europa.

La confección de encajes requiere mucho tiempo y, por lo tanto, es un oficio muy lucrativo. Debido a su alto precio, el encaje de Burano perdió demanda durante los siglos siguientes, cuando tuvo que competir con alternativas más baratas y tendencias de moda. Debido a esto, la habilidad de hacer encajes se perdió casi por completo.

La producción de encajes en Burano sobrevive hoy como una forma de arte tradicional apreciada y una salida creativa más que como un próspero producto comercial. El turismo es su principal mercado.

La ‘Scuola di Merletti’ se estableció en 1872 y cerró en 1970. En ella se enseñaba la técnica de elaboración de encajes.

Este edificio alberga ahora el Museo del Merletto (Museo del encaje) que cuenta la historia de este arte. Se exhiben libros de patrones, diarios, pinturas, muebles, disfraces y una extensa colección de muestras.

La torre inclinada de Burano

como visitar Murano y Burano desde Venecia

Además de las casas de colores, el icono más importante que ver en Burano es la torre inclinada de la iglesia de San Martino.

La iglesia data del siglo XVI y en su interior destaca la pintura «Crucifixión» de Giambattista Tiepolo.

La casa colorida de Bepi

De todas las casas de Burano, la casa de Bepi Suà (también conocida como “Bepi de los caramelos”) es la más colorida y famosa de la isla, decorada con todo tipo de formas geométricas. La razón por la que Bepi pintó estas formas y no usó un solo color es porque no podía pagar suficiente pintura. En cambio, los lugareños donarían lo que les sobraba de su pintura, razón por la cual se usan tantos colores.

Bepi, también conocido como Giuseppe Toselli, no solo amaba pintar, también era un cinéfilo. Trabajó como conserje en Cinema Favin, pero cuando el cine cerró, comenzó a vender dulces en la plaza Galuppi de Burano, por lo que obtuvo su nombre Bepi de los caramelos.

Hasta principios de la década de 1980, durante las cálidas tardes de verano, organizaba un cine al aire libre. Bepi colgaba una sábana blanca en la pared de su casa y proyectaba dibujos animados y otras películas de entretenimiento para los niños de Burano.

 

 

 

 

Puntúa este artículo

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en más de 3000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


¡Viva el profesor John Keating y su Carpe Diem! Con el corazón dividido entre España e Irlanda y 3 viajes de larga duración a mis espaldas me vengo aquí a arengar al personal a viajar. ¡Que la vida es muy corta gente!


David Escribano ha escrito 1905 artículos en Viajablog.

Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *