Cómo viajar con poco dinero por el mundo - Viajablog

Cómo viajar con poco dinero por el mundo

14 consejos para trotamundear con el mínimo gasto

Google +TwitterFacebookWhatsApp

Viajar. Esa es la palabra que la mayoría de la gente anhela experimentar en algún momento, siendo uno de los deseos más profundos de sus vidas. No obstante, si preguntamos a cada uno que les impide viajar por el mundo, sin duda que el dinero es el motivo primario que saldrá a flote. Habiendo dicho ello, ¿qué tanta cantidad de dinero se requiere para trotamundear?

Dado que esta pregunta surge muy a menudo, es importante que la gente sepa lo siguiente: no se necesita ser millonario para viajar. Desde el año 2010 cuando empecé a mochilear comprobé que es así, pero más interesante fue volver de aquella aventura y saber que tenía que darle prioridad al tema del ahorro si quería irme otra vez.

Si no tomas como prioridad tus planes viajeros, buscarás cómo gastarte el dinero y terminarás por decir la frase cliché “no tengo dinero”. Por el contrario, si te preocupa cumplir tus metas de explorar otros países y piensas que sólo en una fantasía reservada para los ricos, toma nota de los consejos que mencionaré a continuación y así no habrá excusas para no lograrlo:

mochileros

Grupo de mochileros en Perú

1- Vende tus cosas

Lo primero es buscar maneras de conseguir el dinero para poder mochilear, y una de esas es poniendo a la venta algunas de tus pertenencias. Con esto no sólo aumentarás los ahorros para tu viaje, sino que te desharás de aquellas posesiones que ocupan espacio y no utilizas.

Existen infinidades de portales web (Craigslist es uno de tantos) para que anuncies lo que vendes. Evalúa las cosas que tienes y pregúntate cuáles merecen la pena ser vendidos.

2- Usa Couchsurfing

Una de las formas más simples y populares de no gastar en hospedaje es a través de Couchsurfing. Básicamente, su uso se basa en solicitar alojamiento en casas de huéspedes que estén dispuestos a abrirles la puerta a viajeros extranjeros.

Lo estándar es que te acepten por unos cuantos días, aunque al final todo dependerá de la disponibilidad del anfitrión y de que tan bien te lleves con él. En el mejor de los casos, hasta tu huésped podría sacar tiempo para mostrarte su ciudad, algo que viene a ser más que bueno al tener la compañía de un local.

Está demás decir que Couchsurfing es un gran salvavidas monetario en ciudades caras como Londres, Nueva York o Tokio, donde es habitual encontrar dormitorios rondando los $20 o $30.

autoestop

Viajando a dedo por Sudamérica

3- Pide aventón

El aventón, denominado en otros países como autostop, hacer dedo, pedir ride o raite, es una práctica muy económica a la hora de movilizarse durante un viaje. Se trata de alzar el dedo pulgar (en otros lados se sube el índice o el brazo completo) en la orilla de una carretera, a fin de detener algún vehículo que no tenga inconvenientes en llevarte a tu destino o lo más cerca que se pueda.

Desde luego que no todos estarán de acuerdo con la idea de montarse en el auto de un extraño, y es que pedir aventón supone un cambio de mentalidad que sólo puede ser experimentado en la ruta. Si ves que el autostop es para ti, en este post de mi autoría conocerás los consejos que te ayudarán a tener éxito.

4- Housesitting

El housesitting (traducción literal del inglés “cuidador de casas”) es otra tendencia que ha recibido bastante aceptación entre los viajeros que desean ahorrar en hospedaje, pero sin perder el nivel de comodidad que brinda una casa.

Las ventajas del housesitting aplican por el tiempo que sea, tanto si lo usas por unos días o semanas, aunque es más útil si decides quedarte por unos meses custodiando un hogar. Las responsabilidades detrás de esto incluyen efectuar la limpieza rutinaria de la vivienda y darle de comer a las mascotas (siempre y cuando hallan animales que vigilar).

Sitios web como Trusted Housesitters y Housecarers son utilizados por miles y miles de usuarios interesados en ser parte de esta dinámica.

taxi camboya

“Car sharing” en Camboya

5- Viaja con carpooling

Una alternativa recomendada si no te llama la atención hacer dedo. El uso compartido de un automóvil (conocido como “carpooling” o “carpool” en inglés) como tal es relativamente nuevo en Latinoamérica. Sin embargo, en Estados Unidos y Canadá ha logrado alcanzar un importante realce en los últimos años, mientras que Europa lleva un poco más de tiempo implementándolo con resultados positivos.

Para los que aún desconocen cómo funciona, el carpooling consiste en brindar un asiento a individuos que tengan intenciones de ir en la misma ruta, ya sea para realizar un recorrido corto a lo interno de una ciudad o un trayecto largo de cientos de kilómetros.

El propósito principal del viaje compartido en auto es el de reducir la cantidad de vehículos en las grandes ciudades que sufren de tráfico pesado, pero también el de ayudar a desplazar a las personas que no cuentan con auto propio.

Vale la pena echarle una ojeada a iniciativas online como BlaBlaCar, Carpoolworld o Rdvouz, muy usadas por quienes desean gastar poco en transporte.

barco viaje

De isla en isla en Gili, Indonesia

6- Haz WWOOFING

¿Te gustaría adquirir conocimientos relacionados a la agricultura orgánica y emprender al mismo tiempo trabajos en esta especialidad? Con WWOOF es posible ensuciarse las manos unas horas al día a cambio de comida y alojamiento gratuito. Socializarás con gente de otras partes del mundo mientras trabajan hombro a hombro.

Lo mejor de hacer wwoofing es que no te piden que seas un erudito en agricultura, pero sí que poseas una predisposición por las labores detrás de una granja. A diferencia de Couchsurfing, en donde no necesitas pagar para usarlo, en WWOOF se requiere cancelar una membresía para obtener una lista de las granjas de un país y así aplicar.

No es un secreto que estar en el campo no es para todos, pero el WWOOF es una opción que no debería pasar desapercibida si se quiere ahorrar.

bicicleta viaje

La bicicleta nos puede ser muy útil para evitar costes de desplazamiento

7- Busca un trabajo

No cabe la menor duda que el asunto de generar ingresos durante un viaje es muy investigado por muchos de los mochileros, y no es para menos. Si bien aventurarse por el mundo gastando poco y ahorrando a la vez es un hecho que se puede lograr, la mayoría de las veces resurgirán esas ansias de conseguir dinero extra.

Quien tiene rato viajando entiende de sobra lo esencial de ganar dinero si quiere seguir con su estilo de vida de trotamundos. Lo bueno es que hay un montón de oportunidades para trabajar de viaje que podemos aprovechar, siempre y cuando no seas alguien excesivamente exigente.

La siguiente lista son algunos de los trabajos por los que más apuestan las personas:

  • Empleado de un crucero
  • Masajista
  • Vendedor de artesanías
  • Tripulante de cabina
  • Bartender
  • Diseñador/desarrollador web
  • Maestro de baile/yoga
  • Traductor online
  • Guía turístico
  • Vendedor de fotos

No te limites con las ideas que he mencionado. Esto es sólo una pequeña parte de todas las amplias posibilidades que hay sobre hacer dinero en el camino.

atasco autocar china

Atasco por desprendimientos en el Himalaya chino por la fuerza del monzón

8- Aplica para una Working Holiday Visa

Esta recomendación viene a ser una vuelta de tuerca del punto anterior. Hoy día, son varios los países que dan visas de trabajo a quienes eligen laborar de manera temporal, y eso es lo que la Working Holiday Visa otorga. Luego de una temporada laborando (y habiendo ahorrado lo suficiente), podrás aventurarte a cualquier región del mundo que te plazca y disfrutar los beneficios de tu esfuerzo.

Naciones como Dinamarca, Australia, Canadá y Nueva Zelanda son las más populares para que obtengas una Working Holiday Visa. Aplican sólo los que tengan entre 18 y 35 años.

Mantay ONG

En la ONG Mantay de Cuzco, Perú

9- Voluntariado con Helpx y Workaway

Con más de 10 años de presencia cada uno, estos son dos de los sitios web más conocidos y completos que verás en internet cuando se trata de realizar voluntariado. El patrón es casi similar al de WWOOF (pagas una cuota de suscripción anual para acceder a la base de datos y trabajas por tener cama/comida gratis), aunque la variante es que tanto Workaway como Helpx comprenden una extensa gama de trabajos más allá del entorno del campo.

Desde atender a los huéspedes en la recepción de un hostal a enseñar yoga en un resort, sólo hace falta que ojees la lista de estos dos proyectos para que sepas que abundan las opciones.

viajar economicamente

Grupo de mochileros en India

10- Cocina lo más que puedas

Un consejo que salta a la vista y que no debes pasar por alto si esperas economizar monetariamente. En vez de gastarte alrededor de $10 por platillo (el precio es mayor en países caros) en un restaurante, mejor saca partido de los supermercados y compra lo necesario para cocinar por una semana. Muchos hostales y casas de huéspedes tienen una cocina para que la uses sin problema. Si te quedas con alguien de Couchsurfing, primero pregúntale si te permite usar su cocina.

En caso contrario que cocinar quede descartado (porque estás hospedado en un hotel, por ejemplo), no dejes de ir a los mercados locales o restaurantes locales apartados de las zonas turísticas; son más baratos.

Si buscas probar la comida local sin sentir que se te va demasiado dinero, también existe Meal Sharing, cuyo objetivo es fomentar el intercambio cultural al comer en casas de desconocidos. Es como una versión de Couchsurfing pero gastronómico.

11- Dile adiós a los placeres culposos

En mi opinión personal, ahorrar no es nada más poner una mínima suma de tu sueldo en tu cuenta bancaria; es evitar gastar en pequeñeces que no son tan indispensables en tu vida y que bien podrías subsistir sin ellas.

Un placer culposo (me refiero a cosas físicas) es eso con lo que sientes que no puedes vivir si no lo posees. Puede ser lo que sea: el helado que siempre compras en la noche, la botella de vino que compartes los sábados con tus amistades o la bebida energizante que bebes cada vez que sales a hacer ejercicios.

Con el pasar del tiempo, esas trivialidades suponen una suma de dinero que dejarás de percibir para tu futuro viaje. Te miento si digo que este punto es sencillo de cumplir al inicio, pero es cuestión de mentalizarse y de no caer en la tentación de comprar nimiedades. Si de verdad te importa viajar, harás lo que sea por seguir este consejo.

Laguna 69

Acampada en Laguna 69 en los Andes peruanos

12- Acampa

Los amantes de la naturaleza adoptarán el camping. Está claro que acampar no es una alternativa principal en la lista de muchos por lo incómodo que puede llegar a ser dormir (eso va a depender de cada individuo), pero lo cierto es que es económico y merece ser nombrado.

Ahora te preguntarás cómo uno hace para buscar un sitio en donde colocar su tienda de campaña y pasar la noche. Por regla general, se piensa en un lugar como la playa o en el patio de un hostal (si cuenta con uno) que lo permita. Por fortuna, hay países que tienen zonas exclusivas para acampar, como Nueva Zelanda. Realiza una búsqueda en Google del tipo “zona de acampada (nombre del país)” o “zona de camping (nombre del país)” para que veas algunos resultados interesantes.

Si te atrae la idea, empieza por utilizar Camp In My Garden, proyecto desarrollado por apasionados del camping, en donde personas comunes te dejan acampar en el patio de sus viviendas.

13- Las visitas guiadas a pie

No desaproveches los free walking tours, o traducido al español, las visitas guiadas a pie (se le llaman también caminatas gratuitas). Esta actividad consiste en hacer un tour a pie con un guía que suele ser un habitante de la ciudad que exploras. Aun cuando participar de estos tours no tiene ningún costo, al final del paseo uno decide si darle al guía una propina por el recorrido realizado.

Agonda Goa

Caminando despacio en la playa de Agonda en Goa, India

14- Anda despacio

Viajar lento es un factor clave para cuando tienes poco dinero. Imagínate recorrer seis ciudades en quince días de vacaciones. Quizá unos lo vean ventajoso si vas con el tiempo muy limitado, pero la realidad es que gastarás más por tener que ir de un punto a otro en cuestión de unos pocos días.

Para este caso en especial, lo práctico sería pasar más tiempo en la menor cantidad de lugares. No olvides que viajar no es una carrera por ver quien conoce más.

Aquí termina este extenso post. Espero con plena sinceridad que toda la información que has leído te haya demostrado que viajar por el mundo es una menta alcanzable, incluso si la suma de todo tu dinero es deprimente.

No necesitas una enorme suma de miles de dólares o euros para trotamundear, sólo atreverte a poner en práctica mis consejos y ver más allá de tus posibilidades sin temor a equivocarte.


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Cómo viajar con poco dinero por el mundo
5 (100%) 6 votos

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *