Guía para visitar el Burj Khalifa, todo lo que debes saber sobre el edificio más alto del mundo

Si viajas a Dubái, o estás en el aeropuerto en tránsito varias horas entre vuelos, visitar el edificio más grande del mundo es una experiencia imprescindible y te contamos todo lo que necesitas saber para hacerlo.

Emiratos Árabes Unidos Prepara tu viaje TFW

Dubái es una ciudad de contrastes, de acuarios gigantes en centros comerciales, de dunas de arena y pistas de esquí cubiertas, de tradiciones árabes y de consumismo occidental. Dubái es la ciudad adecuada para albergar el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa con 828 m de altura.

En este artículo encontrarás cuánto cuesta visitar el Burj Khalifa, en sus distintos tipos de entradas, cómo se llega al Burj Khalifa e información práctica y de interés para que planees una visita al Burj Khalifa.

1.- Cómo es Dubái, la ciudad en la que se construyó el Burj Khalifa

Dubái es la capital del Emirato de Dubái y la ciudad más poblada de los Emiratos Árabes Unidos, el estado que forman siete pequeños emiratos del Golfo. La unión hace la fuerza, especialmente si eres pequeño pero tienes petróleo.

Aunque no es la capital de los EAU, ese honor institucional le corresponde a Abu Dabi, sí es un importante centro financiero y, lo que interesa a muchos viajeros, uno de los principales puntos en los que hacen escala las aerolíneas que vuelan a Asia desde Europa (aunque Turkish Airlines es una excepción, pues lo hace en Estambul si, por ejemplo, vuelas a Tailandia).

Dubái es una ciudad inmensa, una estrecha franja de acero y cemento bordeando el Golfo Pérsico y que se extiende horizontal y verticalmente, aunque la falta de suelo edificable no parezca ser un problema.

No es fácil, ni recomendable, caminar por Dubái dadas las distancias entre puntos de interés y la temperatura habitual (que oscila entre “mucho calor” y “calor asfixiante”). Especialmente cuando existe una red de Metro y líneas de autobús que te llevan a cualquier parte disfrutando del aire acondicionado.

2.- Cómo fue la construcción del Burj Khalifa

Ni Dubái ni los Emiratos Árabes Unidos creían que el petróleo fuera el futuro económico de la zona, aunque las reservas y la producción se mantengan aún constantes y para muchos más años de lo que los más nefastos auguraron.

Para diversificar sus fuentes de ingresos, Dubái usó el dinero procedente del crudo para hacer inversiones en bienes inmuebles y activos financieros por todo el mundo. Además de ofrecer un virtual colchón ante las caídas y vaivenes del precio del petróleo, contribuyó a ubicar a Dubái en un punto destacado del mercado financiero mundial.

Con ese nuevo papel de la ciudad, llegó un desarrollo urbano relámpago y parte de él se reflejó en el lanzamiento de una zona urbana llamada “Downtown Dubhai” con nueve hoteles, un gigantesco centro comercial (el Dubai Mall, el mayor del mundo), 19 rascacielos habitables, miles de viviendas, un parque, un lago artificial y el Burj Khalifa.

El diseño del Burj Khalifa se le encargó a la misma empresa que había diseñado la Torre Sears en Chicago y el One World Trade Center en Nueva York, Skidmore, Owings and Merrill (SOM), una empresa estadounidense de ingeniería, arquitectura y desarrollo urbano, que basó su diseño original en otro edificio obra suya, Tower Palace 3 en Seúl (Corea del Sur).

El Burj Khalifa se eleva como un núcleo central sobre tres bases espirales, inspirado en una flor y en elementos arquitectónicos islámicos, y con niveles helicoidales que van disminuyendo en número conforme aumenta la altura.

Fechas importantes en la construcción del Burj Khalifa:

  • Enero 2004: Comienzan las obras en el terreno
  • Marzo 2005: Empieza a construirse la superestructura
  • Junio 2006: Se llega a la planta 50
  • Enero 2007: Se llega a la planta 100
  • Julio 2007: Se llega a la planta 141 y el Burj Khalifa se convierte en el edificio más alto del mundo
  • Septiembre 2007: Se llega a la planta 150 y el Burj Khalifa se convierte en la estructura sin apoyos más alta del mundo
  • Abril 2008: Se llega a la planta 160 y el Burj Khalifa se convierte en la estructura artificial más alta del mundo
  • Enero 2009: Se instala la aguja en lo alto del edificio
  • Enero 2010: Ceremonia oficial de inauguración del Burj Khalifa

Excursiones en Dubái
¿Tienes sólo un día para visitar Dubái o estarás en la ciudad varios días y quieres aprovecharlos al máximo? Descubre Dubái y sus alrededores con estas excursiones o actividades con guía en español y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios:

  1. Tour de Dubái al completo
  2. Crucero con cena por Dubai Marina
  3. Comida en el Burj al Arab
  4. Paseo en camello por el desierto, con cena y espectáculo
  5. Tour en buggy por el desierto
  6. Excursión a Ferrari World
  7. Tour privado de Dubái con guía en español
  8. Traslados en Dubái

3.- Cuales son los récords del Burj Khalifa

Como hemos visto, durante su construcción el Burj Khalifa batió varios récords mundiales. Nueve años y medio después de su inauguración, estos son los récords del Burj Khalifa, un edificio de 828 metros y más de 160 plantas:

  • Edificio más alto del mundo (828 metros)
  • Estructura sin apoyos más alta del mundo
  • Edificio con mayor número de pisos del mundo
  • El piso ocupado a mayor altura del mundo
  • Mirador exterior a mayor altura del mundo
  • Ascensor con el mayor recorrido del mundo
  • Ascensor de servicio a mayor altura del mundo

Además de esos récords mundiales, el CTBUH (son las siglas en inglés del Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano) tiene tres criterios para definir y delimitar cómo de alto es un edificio.

  • Altura hasta la última estructura del edificio, incluyendo agujas pero antenas, mástiles de bandera o estructuras de equipo técnico similar.
  • Altura del piso ocupado más elevado, que no incluye zonas de mantenimiento y se refiere a pisos de ocupación continuada, no temporal.
  • Altura al punto más alto del edificio, incluyendo todos los elementos decorativos, funcionales o no.

El Burj Khalifa tiene el récord en cada uno de esos tres criterios y, como curiosidad, mide el doble que el Empire State Building en Nueva York, con 431 m.

No es exactamente un récord pero ¿sabías que puedes alojarte en el Burj Khalifa? Las plantas 9 a 16 albergan el muy exclusivo Armani Hotel Dubai ***** , el primer hotel del mundo desarrollado y diseñado por Giorgio Armani.

Más alto que el Burj Khalifa

Con 828 m de altura el Burj Khalifa es el edificio más alto del mundo, pero si quieres ver Dubái desde los cielos incluyendo el Burj Khalifa o el Burj Al Arab, te recomendamos la experiencia de dar un paseo en helicóptero por Dubai

4.- Cómo llegar al Burj Khalifa

El Burj Khalifa es parte de un conjunto de obras de desarrollo urbano en el centro de Dubái. Además de este rascacielos de récord mundial, hay más rascacielos en las inmediaciones (por algo está en el centro de Dubái) y el Dubai Mall, un enorme centro comercial, por lo que hay muchas maneras de llegar a él.

Si has decidido subir al Burj Khalifa como parte de una visita a Dubai en su Autobús Turístico, dos líneas (la roja y la verde) de las tres que tiene paran en el Dubai Mall. Aquí puedes comprar tu billete para el autobús turístico de Dubai.

En coche, el Burj Khalifa se encuentra a unos 19 km del Aeropuerto Internacional de Dubái o a 16 km del otro rascacielos mundialmente famoso de Dubái, el Burj Al Arab, que están ambos en puntos opuestos de la ciudad.

El coste de un taxi desde el Aeropuerto, con una bajada de bandera y tasa de aeropuerto de 20 AED, oscila entre los 55 y los 65 AED, dependiendo del tráfico.

En transporte público, el metro es la mejor forma de llegar al Burj Khalifa.

Desde la Terminal 1 del Aeropuerto, la Línea Roja (Metro Red Line) del Metro de Dubái os deja en 11 paradas y tras 23 minutos en Burj Khalifa – Dubai Mall Metro Station por unos 5 AED según la tarjeta prepago que se use. Desde allí, un largo pero cómodo e interior (elevado primero, subterráneo después), paseo de unos 10 minutos (la otra opción es coger un autobús), incluyendo pasarelas móviles como en los aeropuertos, os deja en el acceso al Burj Khalifa.

Si se opta por el autobús, el camino es un poco más largo. Desde la Terminal 1 del Aeropuerto, líneas como la 32C combinada con la 29 o la C01 o 64A combinada con la 27 por entre 5 AED y 8AED os acercarán al Dubai Mall.

El acceso para visitar el Burj Khalifa se realiza a través de la Planta Inferior (“Lower Ground Floor” o “LG”) del Dubai Mall. Encontraréis la entrada de visitantes al Burj Khalifa en una zona de restauración, cerca de la franquicia de bocadillos “Subway”.

5.- Cuales son los precios de las entradas al Burj Khalifa

Existen diversas plantas accesibles en una visita al Burj Khalifa (los miradores de las plantas 124, 125 y 148 o el salón privado de las plantas 152, 153 y 154) y distintos tipos de entradas para el público, incluso con acceso a zonas privadas, y precios también en función del horario.

Las entradas para visitar el Burj Khalifa se pueden, se deben, reservar con antelación, indicando fecha y hora (y llegar al menos 15 minutos antes). Existe un muy limitado número de entradas “inmediatas” disponibles, pero no recomiendo contar con que tendremos una disponible para nosotros además de que son más caras.

Aquí tienes cuánto cuesta visitar el Burj Khalifa actualizado a fecha de publicación del artículo, en agosto de 2019, con precios básicos (el IVA del 5% y una tasa de reservas de 5 AED se añaden al finalizar el proceso de compra on line cuando haces la reserva desde su página web oficial).

Entrada “At the Top Burj Khalifa” (456 m de altura), acceso a las plantas 124 y 125 del Burj Khalifa sin o con acceso prioritario.

De 09:00 a 15:00 y de 18:30 a cierre: 149 AED (adulto), 114 AED (niño de 4 a 12 años), gratis (menores de 4 años).
De 16:00 a 18:00: 224 AED (adulto), 184 AED (niño de 4 a 12 años), gratis (menores de 4 años).

Entrada “At the Top, Burj Khalifa SKY” (555 m de altura), acceso a las plantas 124, 125 y 148 del Burj Khalifa

De 09:30 a 18:00: 533 AED (adulto), 533 AED (niño de 4 a 12 años), gratis (menores de 4 años).
De 19:00 a cierre: 378 AED (adulto), 378 AED (niño de 4 a 12 años), gratis (menores de 4 años).

Además de a las plantas 124 y 125, se accede a una zona de observación específica en la planta 148, acompañados por un guía para nuestro grupo, donde hay una terraza exterior (a 555 m de altura) y tenemos café, agua y refrescos, junto a canapés, a nuestra disposición en un ambiente más privado.

Entrada “The Lounge, Burj Khalifa”, acceso a las exclusivas plantas 152, 153 y 154, con zonas de sofás y terraza privada exterior. Existen tres modalidades en función de la hora y los servicios.

“Té en las nubes” (“Tea in the clouds”, incluye una bebida de la casa o champagne, café y té, una selección de bollería y postres y un tour por la terraza exterior), por 608 AED entre las 12:30 y las 17:00.

“Puesta de sol con burbujas” (“Bubbly sundowner”, incluye una bebida de la casa o champagne, una selección de canapés gourmet, una actuación en vivo y un tour por la terraza exterior), por 657 AED entre las 17:30 y las 19:00.

“Cócteles bajo las estrellas” (“Cocktails under the stars”, incluye una bebida de la casa o champagne, una selección de canapés gourmet, una actuación en vivo y un tour por la terraza exterior), por 608 AED entre las 19:30 y las 21:00.

No es necesario pagar una entrada, aunque el acceso es sólo para clientes, pero si queréis la experiencia de comer a 442 m de altura, el restaurante At.Mosphere se encuentra en el piso 122 del Burj Khalifa y cuenta con salón comedor, sala privada y salón.

6.- Cómo es la experiencia de visitar el Burj Khalifa

Me declaro aficionado a subirme a los edificios más altos de las ciudades a las que viajo, como en Nueva York y el Top of The Rock, así que no podía desaprovechar la ocasión de esa escala en Dubái para visitar el edificio más alto del mundo.

La experiencia de visitar el edificio más grande del mundo arranca casi volando, en un ascensor que viaja a 10 metros por segundo para dejarnos en la planta 148 (mi entrada era “At the Top, Burj Khalifa SKY”).

Allí nos recibió un sonriente camarero que nos ofreció bebida y snacks y nos quedamos a nuestro aire, disfrutando del aperitivo mientras por las ventanas, a 555 m de altura, el resto de Dubái parecía una maqueta.

Esa sensación se repitió en la terraza exterior de esa planta y, más tarde al bajar con otro ascensor, en las plantas 124 (donde estaba la terraza) y en la planta 125.

Esta última ofrece vistas de 360 grados a una ciudad enorme pero que no lo parece desde las alturas y porque, al contrario que, por ejemplo, Londres o Nueva York, tiene mucho espacio entre los rascacielos, un lujo impensable en esas ciudades.

Los rascacielos que vemos desde el Burj Khalifa no están apelotonados, están distribuidos con elegancia no intencionada y las vistas no apabullan por su número. Lo hacen porque sabes que estás a medio kilómetro por encima del suelo y esos rascacielos parecen pequeños.

Y si quieres imaginar cómo era Dubái sin ellos, o de noche (si es de día) o de día (si es de noche) unas pantallas individuales te indican el aspecto en otros tiempos para que aprecies mejor el cambio.

Aunque sigo pensando que, pese a que hubiera catalejos turísticos a disposición del público, la mejor vista de Dubái desde el Burj Khalifa se obtiene sin ayudas técnicas, sólo mirando por los ventanales, con asombro ante el hierro, asfalto y cemento que ha crecido donde antes sólo había arena.

7.- Consejos y recomendaciones para visitar el Burj Khalifa

Eso sí, voy a ser sincero: la visita al Burj Khalifa no la planifiqué hasta el último momento.

De hecho, visitar Dubái no lo planifiqué hasta unos días antes, y todo se debe a que en mi escala de 14 horas en Dubái en un vuelo de Madrid a Kuala Lumpur, donde cogía otro a Denpasar (Bali) pensaba que me podía beneficiar del programa de Emirates Dubái Connect.

Bajo ciertas condiciones en el programa Dubái Connect si vuelas en Clase Económica con Emirates y tienes una escala larga en Dubái, de entre 8 y 24 horas, la aerolínea te proporciona visado para Dubái, transporte ida y vuelta del aeropuerto, alojamiento en la ciudad y comidas hasta tu siguiente vuelo.

Desafortunadamente, la tarifa con la que yo compré mis billetes no incluía el servicio gratuito Dubái Connect, algo de lo que me enteré sólo unos días antes de volar y motivó que decidiera no esperar en el aeropuerto desde mi aterrizaje a las 07:15 a mi despegue a las 21:15 y decidiera visitar por mi cuenta la ciudad.

Planifica con mucha antelación tu visita al Burj Khalifa porque has de reservar fecha y hora, sea el tipo de entrada que sea, y las plazas son limitadas.

Calcula desde dónde irás al Burj Khalifa y a dónde irás después para prever con tiempo el modo de transporte y la duración del viaje. Esto es muy importante si tu destino u origen es el Aeropuerto Internacional de Dubái.

Los viajeros con pasaporte español no necesitan solicitar con antelación un visado para entrar en los Emiratos Árabes Unidos, así que ese gasto o trámite no es necesario tenerlo en cuenta. Sencillamente pasarás aduanas e inmigración como en cualquier otro país.

Existe una consigna gratuita en la zona de compra o canje de entradas del Burj Khalifa, allí podrás dejar mochilas y bolsos voluminosos.

En teoría, se pueden estar unas dos horas en las plantas 124 y 125, aunque yo no observé que se reforzara esa medida. Lo cierto es que has de tener en cuenta que si quieres subir a la puesta de sol, es mejor llegar con suficiente antelación.

Además de baños, impolutos, para el público, existe una cafetería con precios bastante razonables para estar en el edificio más alto del mundo. El agua cuesta 5 AED, los refrescos 7 AED y el café con leche 16 AED (pequeño) o 19 AED (grande).

Un espectáculo adicional, y gratuito, a disfrutar desde el Burj Khalifa o cuando bajes es el espectáculo iluminado de la Dubai Fountain (la Fuente de Dubai) a sus pies, donde música, luz y movimiento del agua se juntan en la mayor fuente del mundo.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *