Visita al Castillo de Santa Bárbara en Alicante

Google +TwitterFacebookWhatsApp

Encaramado a la cúspide del monte Benacantil y desparramando sus murallas defensivas por la ladera del mismo, el castillo de Santa Bárbara vigila y protege Alicante.

El castillo de Santa Bárbara es, sin duda, el icono más importante de la ciudad. Desde él se lanza, la noche de San Juan, la enorme palmera pirotécnica que marca el inicio del fin de las fiestas mayores de Alicante: las Hogueras de San Juan.

Construido hace más de mil años, hoy en día recibe a numerosos turistas cada día, siendo el monumento más visitado de los que ver en Alicante.

Y ¿qué voy a decir yo del castillo de Santa Bárbara? Habiendo nacido en Alicante, he subido sus laderas por todos los caminos posibles y no han sido pocos los atardeceres que me han embelesado mientras los disfrutaba desde sus almenas.

Es un lugar mágico, con una energía que parece emanar de su importancia histórica y las leyendas que atesoran sus murallas y estancias de piedra.

Os invito a conocer conmigo el castillo de Santa Bárbara (como lectores o, si os animáis a visitar Alicante, ¡en persona!)

Alicante y el emblemático Castillo de Santa Bárbara

Historia del castillo de Santa Bárbara de Alicante

Cuando los árabes conquistaron la ciudad que sería llamada Alicante, no tardaron en identificar cuál sería el mejor punto para levantar una fortaleza defensiva.

El monte Benacantil (llamado Banu-lQatil por el geógrafo árabe Al-Idrisi en el siglo XII) es una mole rocosa de 166 msnm y tiene la particularidad de erigirse a escasos metros del mar, vigilando las playas y la bahía y defendiendo la ciudad de un posible ataque marítimo. Así se convirtió en el lugar elegido para construir la fortaleza árabe a finales del siglo IX.

Sin embargo, las laderas del Benacantil tuvieron pobladores más antiguos. En distintas excavaciones arqueológicas se encontraron restos de la Edad del Bronce y pueblos ibéricos, además de algunos de la época romana.

La fortaleza árabe pasó a manos cristianas, en 1248, cuando la conquistó el infante Alfonso de Castilla (quien se convertiría en el rey Alfonso X el Sabio). El día exacto de su victoria fue el 4 de diciembre, día de Santa Bárbara. De aquí proviene el nombre que se le dio al castillo.

A lo largo de los siglos, el castillo de Santa Bárbara ha sufrido muchas remodelaciones. A finales del siglo XIII, el rey de Aragón, Jaime II, ordena su remodelación. Un siglo más tarde le tocaría el turno a Pedro IV el Ceremonioso y, ya en el XVI, el gran emperador Carlos I ordenaría una mejora de las fortificaciones como medida para combatir a los piratas costeros que asolaban las costas levantinas españolas.

Sin embargo, la primera gran reforma del castillo principal sería llevada a cabo por el hijo de Carlos I: Felipe II. Fue él quien ordenó construir la mayoría de las estancias que puedes contemplar hoy en la visita. Las obras tuvieron lugar entre 1562 y 1580.

Los franceses bombardearon el castillo de Santa Bárbara en 1691 y lo mismo ocurrió en la Guerra de Sucesión entre 1706 y 1709. El último ataque militar lo sufrió en 1873, cuando la fragata Numancia, operada por rebeldes cantonalistas de Cartagena, bombardeó la ciudad y el castillo desde el mar. En 1893 el castillo de Santa Bárbara fue desartillado.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Visita al castillo de Santa Bárbara de Alicante

El castillo de Santa Bárbara no fue abierto al público hasta 1963, tras pasar varias décadas abandonado. En ese año se inauguraron los dos ascensores que suben 142,70 metros por el interior de la montaña.

Una vez llegas al castillo de Santa Bárbara, tienes ante ti una amplia explanada que se divide en tres recintos diferenciados.

El primero de ellos es conocido como “La Torreta”, siendo el más alto de los tres. En él encontrarás la vieja Torre del Homenaje y unos sótanos construidos entre el XI y el XIII (la parte más antigua de todo lo que se conserva). También encontrarás el Parque de Ingenieros, la Casa del Gobernador, la Sala Noble (que fue hospital) y el Macho del Castillo, que es el nombre con el que se conoce a la explanada más elevada del castillo de Santa Bárbara. En el Macho se encontraba la antigua alcazaba.

En el recinto intermedio se encuentran las estancias más importantes acabadas en 1580: Cuerpo de Guardia, Baluarte de la Reina, Salón Felipe II y algunas más.

El inferior es del siglo XVIII y en él se halla el Revellín del Bon Repós (aparcamiento actual) y el monumento a Félix Berenguer de Marquina, alicantino ilustre que fue capitán general de Filipinas y virrey de Nuevo México.

Desde las almenas del recinto superior tienes las mejores vistas que ver en Alicante. El puerto, la Explanada de España, la Casa Carbonell, la playa del Postiguet… Y el precioso Mar Mediterráneo. Te aconsejo que vengas acompañado, porque es uno de los lugares más románticos de Alicante.

También puedes visitar el MUSA, un museo gratuito que muestra la historia de la ciudad de Alicante.

Cómo llegar al castillo de Santa Bárbara de Alicante

Puedes subir al castillo de Santa Bárbara de Alicante de varias maneras.

Las más sanas son en bici o caminando. Si eliges la bici, prepárate para una buena subida con pendiente por la carretera. Si caminas, la ruta más bonita es que pasa por el antiguo y carismático Barrio de Santa Cruz alicantino. Para mí, esta es la mejor opción.

Si prefieres la comodidad, puedes usar el ascensor situado en la Avda. Juan Bautista Lafora s/n. 03002. El precio es de 2,70/persona (los pensionistas no pagan si acreditan su condición).

Horarios del castillo de santa Bárbara de Alicante

Los horarios son los siguientes:

  • Invierno (1 de octubre a 31 de marzo): de 10:00 a 20:00h. Todos los días.
  • Abril, mayo, junio y septiembre de 10:00 a 22:00h. Todos los días.
  • Julio y agosto de 10 a 22 horas. Días de actuaciones y ciclos Castillo abierto hasta las 23,45 h

Y los del ascensor:

  • General de 10:00 a 19:45 h.
  • Último ascensor subida: 19:20 h.
  • Último ascensor bajada: 19:40 h.

 


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Visita al Castillo de Santa Bárbara en Alicante
Puntúa este artículo

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *