Los 5 mejores lugares a los que viajar en julio

Cinco destinos que lucen especialmente hermosos a principios del verano

España Suecia Tailandia TFW

Recién estrenamos el verano y con él llega el principal período vacacional de la gran mayoría de los españoles. Durante los meses de julio y agosto, casi un 80% de los españoles se tomarán un descanso de la rutina laboral para disfrutar, amarse (o pelearse, no olvidemos que una buena parte de las rupturas de las relaciones ocurren durante las vacaciones), comer, beber, desconectar (algo complicado si no dejas el móvil en casa) y recargar pilas para el resto del año.

Es ahora cuando comenzamos a plantearnos a dónde viajar en julio. Aunque históricamente, agosto siempre ha sido el mes vacacional por excelencia, durante los últimos años no son pocos los que abogan por julio, buscando precios más bajos y menores aglomeraciones. Sin embargo, cada vez existe menos diferencia en ambos aspectos entre estos dos meses.

Si aún no tienes claro a dónde viajar en julio, aquí te dejo unas cuantas buenas opciones:

1. Pamplona, España

¿Quieres estar medio asfixiado en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona para poder contemplar el chupinazo que marca el inicio de las fiestas de San Fermín? Pues entonces incluye a la capital Navarra en los puestos de honor de los lugares a los que viajar en julio.

Conocí estas fiestas hace muchísimos años. De hecho, aún tenía una buena mata de pelo en la cabeza. Además, para más inri, mis amigos y yo decidimos entregarnos a los Sanfermines justo antes de comenzar a caminar unas etapas del Camino de Santiago. No os recomiendo este plan. Una cosa o la otra. Eso sí, como éramos jóvenes, la cosa no acabó tan mal.

Entre el 6 y el 15 de julio, Pamplona se viste de largo y alberga una de las fiestas más conocidas a nivel mundial. Un destino perfecto para viajar con amigos y siempre que estés buscando un poquito de follón. Si quieres admirar la belleza de Pamplona relajadamente, mejor que lo dejes para otra época del año.

2. Koh Phangan, Tailandia

Atardecer en Koh Phangan

En el mes de julio, mientras las lluvias monzónicas asolan las islas del mar de Andamán (situado al oeste de Tailandia), el sol luce en los cielos del Golfo de Tailandia, donde tres islas paradisíacas acogen un gran torrente de turistas durante todo el año: Koh Samui, Koh Tao y Koh Phangan.

Koh Phangan es la isla mediana de las tres. Su tamaño es perfecto para disfrutarla durante una semana, con bosques tropicales, templos, cascadas y maravillosas playas. Además, si buscas fiesta, intenta cuadrar tus fechas de viaje con una de los festivales más conocidos del mundo: la Full Moon Party de Koh Phangan.

En la Full Moon Party (Fiesta de la Luna Llena), una vez al mes, más de 30.000 personas se dan cita en la pequeña playa de Haad Rin, situada al sur de la isla y que ocupa poco más de un kilómetro de costa. Música electrónica,  hip hop, reggae, bebida barata y un poco de todo estará esperándote.

Si prefieres tranquilidad y naturaleza, esos días alójate en la parte norte de Koh Phangan. En definitiva, uno de los mejores destinos a los que viajar en julio.

3. Naxos, Grecia

Portara, en Naxos

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Con la llegada del verano, la más grande y fértil de las islas Cícladas se despierta al turismo. El resto del año, los habitantes de Naxos lo pasan dedicándose a la pesca y el cultivo de olivo, patata, cítricos y otros.

Sin embargo, la isla en la que, según la mitología griega, creció Zeus, padre de los dioses y los hombres, vibra de vida en verano. La temperatura sube bastantes grados y crea una atmósfera perfecta para disfrutar de playas como las de Agios Prokopios y Psili Ammos. Campos de cultivo, iglesias milenarias, fuertes venecianos y estupendos museos arqueológicos completan la gran oferta turística de una isla que pide ser descubierta en un buggy.

4. Värmland, Suecia

La región sueca de Värmland es uno de los mejores lugares a donde viajar en julio pues en ese mes cuando luce más hermosa. Los bosques, lagos y ríos se ofrecen para que pases unas espectaculares vacaciones disfrutando de la naturaleza y la vida al aire libre.

De las actividades que realicé en Värmland, la que más me gustó fue la de fabricar una balsa de troncos con mis compañeros (una de las mejores actividades de equipo que hecho nunca), para después descender un precioso río (el Klära) montados en ella. Otras de las actividades que hicimos fueron: un paseo en canoa por un lago, senderismo, mountain bike en el bosque de Brattforsheden y un curioso safari de avistamiento de alces. Fue la única vez en mi vida que tuve la suerte de poder ver alces en libertad y me pareció un animal imponente. Todo un símbolo de Suecia, país que cuenta con la mayor densidad de alces en el mundo.

Si tras toda esta vida al aire libre quieres disfrutar de un poco de vida urbana, pasa un fin de semana en Karlstad, capital de Värmland y una ciudad agradable en la que disfrutar de paseos, buena comida y, si te cuadra en fin de semana, una amena vida nocturna.

5. Donegal, Irlanda

Irlanda lleva décadas siendo un destino ideal a donde viajar en julio. Sin embargo, la gran mayoría de los turistas que visitan la ‘Isla Esmeralda’ a principios de cada verano son estudiantes que esperan mejorar su nivel de inglés durante el mes que pasan alojados en un colegio o en casas de familias irlandesas. Esa fue, también, mi primera toma de contacto con Irlanda. De aquel viaje a Dublín, a los 16 años, derivó mi amor eterno por este país. Diez años más tarde, regresaría para quedarme casi una década.

Esa larga estancia me permitió conocer Irlanda como la palma de mi mano. Por ello te recomiendo que viajes en julio a Donegal.

Donegal es la auténtica Irlanda profunda y uno de los mejores lugares a donde viajar en julio. Sus gentes siguen viviendo en casas de campo y pequeños pueblos, hablan gaélico, beben pintas de cerveza como si de agua se tratara, aguantan las inclemencias del tiempo como pocos y te hacen sentir como en casa. Uno de los mejores lugares del mundo para desconectar de todo y reencontrarte con un tiempo arcaico en el que todo era más sencillo y la naturaleza era nuestra mejor amiga.

 

 

 

 


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *