Los 9 mejores lugares a los que viajar en abril

Destinos ideales en España, Europa, Asia, África y América a donde viajar en abril

Consejos TFW

Damos la bienvenida a la primavera y no hay mejor forma de hacerlo que realizando un viaje. Hay muchos buenos lugares a donde viajar en abril. En el hemisferio norte, la vida animal y la flora comienza a desperezarse tras el invierno, mientras que el incandescente verano deja paso a temperaturas más agradables en el hemisferio sur.

Además, este año las vacaciones de Semana Santa caen justo a mitad de mes, por lo que a donde viajar en abril debe convertirse en uno de tus principales objetivos viajeros.

Entre los destinos que conozco, creo que estos son ideales para viajar en abril (os dejo un poco de todo):

1. Sevilla

La capital andaluza se convierte en uno de los mejores destinos en España a donde viajar en abril, pero por motivos distintos a los habituales por estas fechas. Y es que este año la Feria de Abril sevillana se celebrará entre el 4 y 11 de mayo.

Sin embargo, en Sevilla hace falta pocos pretextos para decorar la ciudad y llenarla de vida. A falta de feria, tienes la Semana Santa. La sevillana es, junto con las de Valladolid, Málaga y Cuenca, una de las cuatro celebraciones de Semana Santa declaradas de Interés Turístico Internacional.

Centenares de miles de sevillanos se lanzan a las calles para seguir con pasión las muchas procesiones que toman la ciudad. Además, la temperatura es agradable y el sol suele iluminar lugares tan emblemáticos como la Plaza de España, la Giralda, la Torre del Oro o las aguas del Guadalquivir.

2. Lanzarote

Los Hervideros

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

El paisaje lunar de la isla de Lanzarote es uno de los lugares más tranquilos y diferentes a donde viajar en abril en España.

He estado tres veces durante esas fechas y es una isla que me recarga de energía. No sé si será por su naturaleza volcánica o la escasa presencia del ser humano, pero alquilar un coche y recorrer Lanzarote de arriba a abajo es algo que me hace sentir muy libre. Por algo es uno de los lugares del mundo en el que me gustaría vivir una temporada.

No te pierdas lugares como el islote de La Graciosa, la playa de Famara, la obra de César Manrique en Jameos del Agua o los volcanes del Parque Nacional de Timanfaya.

3. Alicante

Mi ciudad natal es uno de los destinos favoritos de turistas nacionales y europeos a la hora de buscar un lugar a donde viajar en abril.

En esta época del año, en Alicante el calor aún no aprieta tanto como en el incandescente verano, y las playas aún no rebosan de gente, no siendo necesario madrugar para plantar tu sombrilla. Además, lejos de la playa, la ciudad tiene una luz primaveral limpia, y las montañas y rutas senderistas ofrecen su mejor tono verde para dar un paseo por la naturaleza con espectaculares vistas al Mediterráneo.

4. Cornualles

 

El pasado mes de octubre tuve una de las mejores sorpresas viajeras del 2018. Nunca había oído nombrar las bondades de Cornualles, esa región situada en el suroeste de Inglaterra, y que tan solo me sonaba como acompañante de uno de los títulos nobiliarios de la familia real británica.

Sin embargo, tras pasar casi una semana recorriendo este precioso pedazo de tierra inglesa, solo pienso en poder regresar para ver lo mucho que me falta.

Aunque el tiempo es impredecible en Cornualles, abril puede ser un buen momento para visitarlo. Allí te espera el Sendero del Suroeste de Inglaterra, repleto de acantilados cubiertos de verde, calas vírgenes, increíbles miradores y pequeños pueblos que despiertan de su letargo invernal.

Arte, historia, naturaleza… Todo en uno.

5. Malta

Las tres islas que componen Malta (Malta, Gozo y Comino) gozan de una fama más que decente en el panorama turístico internacional.

Hace ya algunos años, realicé una escapada de una semana en abril para descansar del trabajo. En esta época del año, los únicos turistas que sueles encontrar son los estudiantes británicos e italianos, cuyos colegios los envían aquí una temporada. Sin embargo, el resto de la isla está prácticamente a tu merced, y puedes disfrutar de ella con temperaturas que no suelen bajar de los 20-23 grados.

Playas, historia – con la magnífica capital de La Valeta como principal estandarte, pero secundada por otros importantes yacimientos arqueológicos y los búnqueres de la Segunda Guerra Mundial -, mezcla étnica… Un paraíso enclavado entre Europa y África ideal para viajar en abril.

6. Amberes

Amberes Bélgica

Amberes al sol

Bélgica es uno de esos países que hace bueno el dicho que afirma que “las mejores esencias se guardan en frascos pequeños”. A los destinos más típicos – Brujas, Gante y Bruselas – añado, tras haberla visitado en dos ocasiones, la ciudad de Amberes.

Amberes es una urbe moderna y cosmopolita, en la que viven personas de más de 140 nacionalidades distintas. Además, vive entregada a la cultura y el buen vivir. Su centro histórico está repleto de museos, restaurantes, bares, tiendas (con sus famosos diamantes, a quien le interese este producto elitista)… No hay fin de semana en el que te falte un plan en Amberes.

Escoge Amberes para viajar en abril y disfruta de la casa-museo de Rubens, el museo STAM, y tómate algo junto a las aguas de su viejo puerto. Sin embargo, lo que para mí no te puedes perder es el magnífico recorrido de arte urbano de la ciudad. Más de 100 murales decoran edificios y paredes de antiguas fábricas de Amberes. Alquila una bicicleta y dedica un día entero a descubrirlos. No te arrepentirás.

7. Laos

Una aldea cercana a Luang Nam Tha, Laos (Foto © David Escribano)

Dejando Europa de lado, os recomiendo algunos destinos más lejanos a donde viajar en abril.

Si podéis juntar los días de Semana Santa con algunos extras, no tendrás problemas para disfrutar de un destino tan exótico como Laos. Incrustado en una zona barrida por un turismo de fiesta y playa (Tailandia y Vietnam, principalmente), Laos es una opción más serena y natural.

Los bonitos templos de Luang Prabang, trekking por la selva del norte, el delta del Mekong… Es un país para conocerlo sin prisa y hablando con su gente.

8. Colombia

Estando en las playas colombianas de Tayrona, a uno le resulta complicado sentir el peligro

El mito de que Colombia es un país peligroso que no debemos visitar, lo desmonté, personalmente, hace ya algunos años. En dos ocasiones diferentes, he pasado algo más de un mes en tierras colombianas y solo tengo buenas palabras para definir la experiencia.

Colombia es un país de gente hospitalaria, paisajes impactantes, vírgenes playas caribeñas, antiguas ciudades coloniales y otras modernas y llenas de vida. En Colombia se baila, se ríe, se bebe y se come bien… Se vive la vida a tope. Cartagena de Indias, Bogotá, Medellín, Caño Cristales y el Parque Nacional de Tayrona son solo algunos de los lugares que no te puedes perder.

9. Sudáfrica

Elefante en el Kruger

Elefante en el Kruger

Acaba el verano sudafricano y el termómetro baja hasta temperaturas que te obligan a poner prendas de manga larga en tu mochila o maleta.

Sudáfrica es un buen país para desembarcar por primera vez en África del sur. Ciudad del Cabo ha sido, hasta la fecha, la ciudad que mejor energía me ha transmitido en este mundo. Y eso que yo no soy de creer en estas cosas. Sin embargo, lo cierto es que pasé unos días inolvidables allí y sentí como que levitaba. La Table Mountain, la historia del Apartheid… Johannesburgo es otra historia. También interesante, pero con una sensación de peligrosidad que no acabó de llenarme.

Las montañas Drakensberg, el Parque Nacional de Kruger, los viñedos, la increíble costa sudafricana… Es un país que te exigirá varias semanas, o meses, para conocerlo a fondo, pero puedes empezar con una cata magnífica.

 

 


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *