Visitando el Zoo de Barcelona

zoobarcelonaturismoviajarEl otro día me pasé por el Zoo de Barcelona. Hacía tan sólo dos días que había finalizado el invierno, y mientras observaba a las centenarias tortugas que habitan una de las parcelas del recinto me quedó totalmente confirmado, ¡la primavera la sangre altera!

Este agradable y bien organizado zoológico se encuentra en el interior del Parc de la Ciutadella. Está relativamente cerca del centro de la ciudad, a unos cien metros del Arc de Triomf. Desde las Ramblas o Plaça Catalunya tardarás poco más de veinte minutos en llegar a las puertas del Zoo. Si te encuentras más lejos, el metro o el tren te dejarán justo al lado bajando en la parada Arc de Triomf.

El precio de la entrada es de 15 euros para adultos (lo que solía gastar en Tailandia durante un día cuando me pasé por allí, cubriendo incluso el alojamiento) y de 9 euros para niños (mi presupuesto diario en India y Bolivia). ¿Caro o barato? Como de costumbre, depende de con qué lo compares.

Aunque me entristeció un poco ver a los animales viviendo en cautividad después de haberlos visto corriendo a sus anchas en su hábitat natural durante mis viajes por Asia, Australia y Sudamérica, creo que la visita merece la pena y me pareció que los responsables del zoológico tienen buen cuidado del lugar y, lo que es más importantes, de sus inquilinos.

Se permite la entrada de comida y bebidas para consumo propio, ¡nunca para alimentar a los animales! Es un detalle que me pareció bien, ya que si decides pasar el día en el parque podrás plantarte en una de las numerosas zonas verdes y pegarte un buen pícnic con los hipopótamos o las jirafas como vecinas. No sólo vivirás una experiencia divertida sino que además te ahorrarás unos euros teniendo en cuenta los precios de los bocadillos y las bebidas que venden los chiringuitos que encontrarás por allí.

Lee también:  Viaje a Lanzarote (1): Parque Nacional de Timanfaya

Ideal si tienes niños, la visita al Zoo de Barcelona me pareció una forma diferente de pasar un rato agradable si estás de vacaciones o tienes el día libre. Siempre es buenos comprobar que la noche no es el único momento en el que uno puede encontrarse cerca de algunos de los animales más curiosos y pintorescos del planeta.

La página web está bastante bien; en ella encontrás toda la información necesaria en cuanto a horarios, direcciones o animales que residen en el parque por mencionar algunos temas de interés.

Un último consejo; si deseas asistir al espectáculo que protagonizan los acrobáticos delfines, prepárate para pasar mas de 30 minutos haciendo cola. Infórmate bien de la hora a la que empieza la actuación e intenta no perdértela, ya que es muy divertida y al mismo tiempo aprenderás un montón de curiosidades acerca de estós simpáticos animales acuáticos.

¿A que no te acordabas de que los delfines son mamíferos como tú?

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,