China (7) La Reserva Natural de Yading, Sichuan

Sin descanso. A las 8 de la mañana los chinos del autocar ya estaban llamándome a la puerta! Esta gente es bastante tímida pero a la que pasas 24 horas con ellos y te consideran de la familia!

Pues no habia ni dormido 6 horas y el repiqueteo de la puerta me desperto. Me levanté y fui a ver que ocurría. La chica que hablaba inglés me propuso que los acompanara en un 4×4 a la reserva natural de Yading, a unos 50 km de distancia de donde estábamos. No dudé ni un minuto ya que la idea era apetitosa. En Yading se hallan los 34 picos sagrados de los tibetanos de Sichan a mas de 6000 metros.

Así que casi sin desayunar, unas galletas y una botella de agua, nos metimos en el 4×4 siete chinos, un catalán y el conductor del pueblo. Visitamos uno de los pocos templos tibetanos que quedan en Sichuan trs la devastación china durante la anexión y comunización del país. Más tarde compramos unos noodles y nos encaminamos al parque natural. La entrada esa bastante cara para estar en la China (unos 15 euros) pero conseguí la reducción de estudiante gracias al carné de la federación española de montanismo (al menos me ha servido de algo!)

Una vez en el parque conducimos hasta llegar a las faldas de uno de los picos de 6032 metros. Lo siento, sólo tengo los nombres de los picos en caracteres chinos y soy incapaz de reproducirlos!). De ahí andamos un sendero de unos 8 km hasta llegar a una especie de campamento base con tiendas y cabaña con fuego y cocina. Había llovido y los noodles calientes sentaron a gloria. El lugar era precioso, un valle enclavado a 4000 metros circundado de picos hasta de 6000 metros con glaciares y cascadas desprendiéndose de la nieve perenne. Sorprendentemente la vegetación también crece en este clima con poco oxígeno y el prado estaba repleto de árboles y flores de distintos colores.

Lee también:  Los acantilados de Los Gigantes en Tenerife

La verdad es que viajar con chinos no esta nada mal. la que te ganan la confianza te tratan como a un niño mimado por el tema de la lengua y verdaderamente da gusto olvidarte de los regateos y los dolores de cabeza que suponen escaparte de la zona turística y meterte en la China profunda!

Dormimos en tiendas a 4000 metros de altura y a las 7 nos levantamos para hacer una excursión alrededor de estos 3 gigantes sagrados para los tibetanos. Nos unimos un buen grupo de turistas, evidentemente el único que no era chino, que no hablaba la lengua y que utiliza los palillos como un niño pequeño era yo.

La verdad es que hacer trekking con chinos es un poco aburrido. Cada 5 minutos se paran para hacer fotos y se las enseñan uno a otro. Yo quería aprovechar el día ya que el 4×4 nos recogía a las 3 y media así que hice vía a tiempo GR y subí al collado más alto que jamás he subido hasta ahora, a 5.000 metros! Las vistas eran impresionantes. Nos hizo un buen día y los glaciares, apenas a 300 metros de distancia, brillaban con colores azules y blancos que dañaban a la vista. Bajo los glaciares un montón de cascadas se desprendían creando un lago llamado de los 5 colores y no era difícil imaginar el por qué.

Me quedé un rato en el collado (no era plan ponerme a escalar un 6000 con glaciares, sin grampones, sin mapa, ni pulmones) y a la vuelta me uní otra vez con mis amigos chinos: una pareja, dos chicas y un par de chavales y bajamos tranquilamente y saboreando las vistas de un día soleado.

Lee también:  El camino de San Vicente Mártir: Peregrinando de Huesca a Traiguera

Al llegar al pueblo, cenamos y se les ocurrio la brillante idea de visitar unas agua termales, y hacia alli nos dirigimos. Nunca había estado en un sitio de estos pero juraría que lo más habitual es que te provean de jabón y toalla como mínimo. Ahí nada de nada, pero bueno, por un euro tampoco vamos a quejarnos… Dos chorros de agua, una caliente a 80 grados y otra fría que helada hasta la medula. Fue un descanso para el cuerpo despues del palizón en la montaña. Al menos pude descansar una horita del ajetreo que los chinos me habían llevado hasta entonces! No te dan tiempo ni para desayunar tranquilamente!

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,