Wadi Musa: preparando la visita a Petra

Google +TwitterFacebook

Llegamos a Wadi Musa después de disfrutar de un buen baño en el mar muerto. Una mega ciudad turística que nació hace pocos años gracias a las masas turistas que visitan las ruinas arqueológicas de Petra. En diciembre es un auténtico pueblo fantasma con más de 75 hoteles por un puñado de grupos turísticos y algunos viajeros por libre como nosotros.

Encontramos una triple por 40 euros en un hotel decente. Se llamaba El-Rashid y se encontraba en la parte norte de Wadi Musa. La ciudad se divide en dos partes a través de una empinada cuesta que une ambos lados de la ciudad. En ellos encontraréis todo tipo de hoteles. Las más abajo son las que se encuentran más cercanas a la entrada de Petra albergando a su vez los hoteles más caros salvo algunas excepciones. Alrededor de los hoteles existen un buen número de restaurantes. Encontraréis comida de calidad media y de precios muy altos. Es lo que tiene la fama y las masas turísticas.

Entre los restaurantes que visitamos durante nuestro periplo por Wadi Musa me quedó con el más sencillo: el Al-Arabi, con generosos kebabs a precios honestos. Los demás restaurantes, además de vacíos en diciembre, ofrecían menús con precios exagerados y comida muy alejada de la habitual cultura gastronómica en Jordania.

Al final resultó que en lugar de reservar una triple habíamos reservado la planta entera del hotel y la usamos a nuestro antojo durante los dos días que visitamos las espectaculares ruinas de Petra.

Se nota que por estos lados no se preocupan demasiado del frío invierno que apenas durante unas semanas. Los hoteles -o al menos el que nos tocó- no les compensa o no están preparados para mantener la calefacción y el agua caliente en condiciones durante el mes de diciembre. Tuvimos que cambiar de habitación e incluso acabamos sacando mantas de otras habitación para pasar la noche.

Lee:
Visita a la ciudad de Alepo

La entrada a Petra a día de hoy sale por 21 dinares un día y 26 dinares para dos días. Nos decidimos por los dos días y nos fuimos a dormir con ganas de levantarnos y descubrir al día siguiente los secretos de las ruinas de Petra.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo
,
Google + Twitter Facebook