Volcanes y canoping en Fortuna de Costa Rica

El Volcan Arenal

El Volcan Arenal

Casi nadie debería discutir el atractivo que tiene Costa Rica para los viajeros amantes de la naturaleza.

País que ha sabido generar una marca de destino turístico de calidad, Costa Rica llamó a mi mente un Diciembre para hacer dos actividades muy concretas: visitar volcanes y practicar canoping.

En la fase de preparación del viaje, mi novia y yo decidimos que el destino concreto dentro del país fuera el pueblo de Fortuna. Ubicado en una región al norte del país, a mitad de camino entre los dos océanos, Fortuna reúne muchos atractivos y lugares de interés.

La llegada a Costa Rica fue vía aérea y en el mismo aeropuerto de San José, alquilamos un pequeño 4×4 para afrontar las 3 horas de conducción en la noche hasta nuestro destino. No es que no se pueda llegar fácilmente en autobús -con el consiguiente ahorro de dinero- pero mis viajes no son de semanas, con lo que, para mí, prima más el tiempo sobre el dinero.

El camino era tal cual me lo había imaginado. Salvo la carretera principal que atraviesa el país de norte a sur, el resto de caminos son vías asfaltadas -en el mejor de los casos- que simulan serpientes que recorren las montañas del país. El verde predomina, la niebla hace acto de presencia dando a la postal un toque místico y la lluvia da la bienvenida al viajero cual agua bautismal. Al fin y al cabo, lo que buscaba era naturaleza, ¿No?.

IMG_2128

El plan de viaje se componía de 4 dias completos en los que tenía pensado visitar el Parque Nacional del volcán Arenal, hacer caminatas, circuito de canoping y visitar, de regreso a San José, el volcán Poas.

Lee también:  Trekking en Chiang Mai

En Fortuna es muy fácil encontrar “cabinas” o habitaciones por un precio moderado (unos 15 USD la noche). Se trata de un pueblo pequeñito con gran vida que está orientado a dar servicio a la multitud de turistas que visita la zona.

La vista durante cada una de las mañanas era inmejorable: la silueta del volcán Arenal. Muchas veces su chimenea, aún activa, estaba tapada por las nubes, pero quedarme de pie, esperando paciente que se disiparan las nubes, era una maravillosa manera de comenzar la jornada.

La visita al Parque Nacional lleva como medio día. Se puede hacer guiada o por tu cuenta. Decidimos lo último porque no encontramos demasiada diferencia entre la información que podían dar los libros y la de los guías que te cobran.

IMG_2123

Se llega a la entrada del parque -donde pagas unos 10 USD- y se comienza una caminata, al comienzo por campo abierto y, más tarde, por senderos que discurren entre acacias gigantescas, orquídeas y un sinfín de plantas y animales. Incluso quetzales. No se puede subir al volcán, porque está todavía activo (aunque la última erupción grande data de 1968) así que por precaución te debes mantener dentro de los límites establecidos.

Si se madruga para visitar el Parque del Arenal, da tiempo perfectamente a visitar el Parque de los Puentes Colgantes: un paseo hermoso entre el rain forest atravesando ríos y quebradas por catorce puentes colgantes. A un ritmo pausado, el trayecto se hace en menos de tres horas.

Las noches las dedica uno al descanso tras las palizas a andar con la mochila. Tampoco es que en el pueblo haya una rumba enorme, aunque algún bar sí que hay.

El segundo dia fue dedicado al circuito de canoping
. Hay muchos a lo largo y ancho del país y la verdad que no puedo haceros una comparativa de ellos, pero lo que sí puedo hacer, sin género de dudas, es recomendar el que yo disfruté, Arenal Mundo Aventura. Precio moderado, unos 65 USD, staff capacitado y amable y, sobre todo, 12 cables de todos los gustos y colores.

Increible desplazarte a 100 metros del suelo a través de casi 1 km de bosque en esos cables

Increible desplazarte a 100 metros del suelo a través de casi 1 km de bosque en esos cables

Espectacular el de 980 metros de longitud a cien de altura sobre un valle con catarata de acompañante. El circuito comienza temprano en la mañana y reservaos hasta comienzos de la tarde. La última actividad es descansar en una laguna de agua gélida en medio de un pequeño cañón. Simplemente maravilloso.

Lee también:  Actividades de aventura en Gales

Al llegar la tarde dimos un paseo por el pueblo que, como dije, es pequeño y por eso es inevitable pararte a hablar con esas personas que, sin conoceros, se han convertido en compañeros de viaje porque has coincidido previamente en algún lugar. Se da así lo bueno de viajar: unas risas e historias compartidas con extraños que se convierten por un momento en tus amigos.

Tardaré tiempo en olvidar el esfuerzo y sufrimiento físico del tercer dia en Fortuna.

El objetivo era alcanzar el llamado Cerro Chato. Al lado del propio pueblo y colindante con el Parque Nacional del volcán Arenal, está lo que era el volcán activo cuyo cráter se ha convertido en un lago de aguas verde esmeralda en el que se puede nadar perfectamente, eso sí, sólo cuando superas el miedo de que cualquier animalito pueda rozar tu piernas.

Cerro Chato

Cerro Chato

El trekking para llegar al objetivo es muy exigente. Entre 3 y 4 horas en cada sentido atravesando bosques, subiendo rocas, resbalando en el lodo, bajando y subiendo por lugares realmente salvajes para llegar a la orilla de la laguna. Calcula bien el tiempo porque, como te he dicho, fácilmente puedes invertir 6 horas entre la ida y el regreso y no debe ser agradable caminar por esos senderos con la luz de una linterna.

Cuarto dia: el tiempo ha pasado volando en Fortuna y es momento de regresar a San José para tomar el último vuelo de regreso pero no sin antes pasar por el Poas.

A aproximadamente una hora de la capital, el parque nacional del Poas te permite trasladarte a un paisaje casi marciano cuando la niebla se retira dejando al descubierto el cráter de este enorme volcán. Al igual que muchos otros destinos en Costa Rica, la infraestructura construida consta de un mirador, restaurantes, caminatas bien señalizadas, tienda, museo, etc….Chapeau para la organización.

Lee también:  Talasoterapia, Spas, botánica y golf en Gran Canaria

Es sábado, y cuando más visitantes hay en el volcán es el momento de emprender el camino de regreso al aeropuerto y dejar Costa Rica con la firme intención de visitar de nuevo este maravilloso país: ¡¡¡Pura Vida!!!!!!

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,