Vivir en un avión: Un nuevo estilo de vida

vivirAvionHace 14 años que Jo Ann Ussery decidió instalarse en un avión.

En 1994 arreció una fuerte tormenta y la casa de nuestra protagonista se convirtió en pedazos. Jo Ann se quedó sin hogar y tuvo que buscar un nuevo lugar donde vivir. Por casualidades de la vida, su cuñado trabajaba en esa época como controlador aéreo en un aeropuerto y le sugirió que mirara la posibilidad de vivir en un avión retirado. Por lo visto, una compañía dedicada a la restauración de aviones afincada en la zona.

Jo Ann pagó un total de 2,000 dólares por un avión retirado de la Continental Airlines y 24,000 dólares para hacer el enorme espacio habitable.

El resultado fue asombroso. Tres habitaciones en su interior, un espacioso salón, una cocina e incluso donde antes teníamos la cabina del piloto se instaló un auténtico yakuzzi. El avión se aparcó sobre un río en un ángulo que parece estar a punto de despegar.

Por desgracia, trataron de mudar al avión de sitio y la casa alada sufrió graves desperfectos. A la espera de seguros y juicios, está por ver si finalmente será reparado.

Si estáis interesados en seguir su ejemplo echadle un vistazo a la fuente donde relatan otras historias de residentes en aviones.

Vía, Airport Journals

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  ¿La nueva Dora exploradora se cansó de explorar?
Puntúa este artículo