Visita a Penang Hill y un templo budista del todo a 100

georgetown-penang

La ciudad de Georgetown desde Penang Hill

En varias guías y blogs comentan que lo mejor para ir a visitar Penang Hill y subirse a su famoso funicular es levantarse bien pronto y así evitarse las interminables colas. Especialmente si nos encontramos en fin de semana al ser un lugar muy turístico entre los locales gracias a las agradables temperaturas que se respiran a lo alto de este monte tan cercano a Georgetown.

Era domingo y nosotros hicimos todo lo contrario. Nos levantamos a las 12 y fuimos a contracorriente de la marea humana y cuando llegamos a las taquillas del funicular solamente nos topamos con la chica que vende lo billetes. Así que si de viaje eres dormilón como yo esta opción tampoco va nada mal para evitar colas.

Partimos del hotel y nos dirigimos a la calle Jin Penang donde pasa el autobús 204. La parada la encontraréis justo en frente a un templo hindú.

templo-hindu-penang

Detalle en el templo hindú de Penang Hill. Ojo, no se trata del que está frente a la parada de bus :)

El bus pasa cada 15 minutos y el billete salió por 2 ringits por persona. El trayecto tarda una media hora aproximadamente y primero pasa frente al templo budista de Kek Lok Si y al cabo de tres paradas finaliza su trayecto a los pies del funicular de Penang Hill.

Los funiculares cubren la distancia hasta la cumbre del monte de Penang Hill y salen con mucha frecuencia. El billete de ida y vuelta cuesta 30 ringits por persona.

Penang Hill fue la estación de verano de la época colonial británica más antigua y cuenta con varios edificios de principios del siglo XIX. La agradable temperatura del lugar y sus vistas privilegiadas a Georgetown, las islas adyacentes y la exuberante naturaleza que lo rodea se convirtió en un lugar idílico para los ingleses y, a día de hoy, también lo es para los turistas gracias a la buena conservación del lugar y del lindo paseo con vistas panorámicas que nos propone.

Lee también:  Qué hacer en las Cameron Highlands
funicular-penang hill

Vistas al sur desde el funicular de Penang Hill

El funicular tarda unos 15 minutos en llegar a la cima. En ella se nos abre un bonito paseo con fantásticas vistas a la ciudad de Georgetown. Subimos a visitar el templo hindú que se halla en lo más alto del monte junto a un antiguo cañón, una pequeña mezquita y una casa colonial.

Existen varios caminos que nos adentran en el espeso bosque. Están señalizados. Nosotros optamos por el B que se une al A a partir de una pequeña calle donde transitan pequeños vehículos que pueden contratarse a modo de taxi.

penang-hill-walk

Paseo por el interior del bosque de Penang Hill

Alrededor de Pennang Hill se observan las casas coloniales británicas bien conservadas y uno puede hacerse una idea de cómo era la vida vacacional para los nobles y ricos ingleses que se instalaban en la Perla de Oriente. El bosque ofrece una frondosa vegetación y hay que irse con cuidado con los mosquitos: intentad pararos lo mínimo posible y llegaros pulsera o spray anti-mosquitos.

Antes de partir nos tomamos un refresco en el restaurante David Brown para admirar por última vez las vistas a Gerogetown y el interminable puente que une Penang con la península. Más que un refresco no lo recomendaría por el elevado precio de sus platos.

Visita al Templo budista de Kok Lok Si

templo-budista

Templo budista de Kek Lok Si

Una vez descendimos con el funicular volvimos a subir al autobús 204 y al cabo de tres paradas desdendimos para visitar el templo budista de Kok Lok Si.

templo-penang-budistaSi en Nepal y en el norte de India ya me horrorizó el uso comercial que vi en algunos templos budistas, en el templo de Penang, el más grande toda Malasia, la cosa ya se pasa de la raya.

Lee también:  Las mejores playas en las islas Perhentian

Para llegar a él hay que sortear un interminable laberinto de tiendas. Una vez en el templo las tiendas de souvenires, que venden los mismos artículos multiplicados a la enésima potencia, siguen apareciendo confundiendo lo sagrado con lo profano. A veces cuesta incluso entender si uno se encuentra ya en el templo o se trata de un falso decorado sobre el antiguo terreno donde antes existía un culto budista real y profundo.

De todas maneras la visita merece la pena especialmente si no habéis visto un templo budista anteriormente. Lejos de los espectaculares templos de Tíbet o del oeste de China, podréis haceros una idea del estilo de vida de un monje budista y admirar alguna escultura interesante.

El templó se levantó a finales del siglo XIX por un inmigrante chino. Se compone por una elevada pagoda de 30 metros de alto con un curioso estilo que recuerda más al colorido hindú que al budista. Existe en su parte superior una enorme estatua de 36 metros dedicada a Guan Yin, que en chino significa “quien oye los lamentos del mundo”.

templo-penang

Esculturas en lo más alto de el templo de Kek Lok Si

Para llegar a la estatua y de paso contemplar las vistas al templo y a sus alrededores desde lo más alto, debemos subirnos a un pequeño funicular (10 ringits ida y vuelta) por un trayecto de menos de un minuto. En esta zona superior veremos un jardín decorado con curiosas estatuas con animales y un lago con peces enormes.

Nos levantamos tarde. Cierto, Pero aún así cumplimos perfectamente con el objetivo viajero del día: visitar Penang Hill y el templo budista en un mismo día, sin colas ni prisas.

Lee también:  De luciérnagas y cucarachas en Penarik, Malasia
Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,