Visita al parque natural de Verdon

canon_du_verdon

De las zonas naturales que he visitado en Francia me quedo con los Alpes y en segundo lugar probablemente incluiría:

El parque natural de Verdon

Le Verdon es un extenso parque natural que ofrece un innumerable listado de caminatas a través de sus gargantas y montañas. Nos compramos un librito que incluía un listado interesante de senderos y no lo desaprovechamos. El parque natural incluye un ecosistema muy variado con cinco pantanos, campos de lavanda en las zonas más bajas, prados de tipo prealpino y las gargantas de Verdon que llegan hasta 700 metros de profundidad y pueden verse desde múltiples miradores alrededor del parque.

Llegamos procedentes de Antibes en la Costa Azul en coche y tardamos poco más de 2 horas para llegar a la zona.

garganta_verdonNos instalamos en una casa rural cuyo nombre no recuerdo y que reservarmos el día anterior. Esta zona recibe una alta concentración de turismo francés y lo notamos especialmente en poblaciones como Moustiers-Sainte-Marie donde debías aparcar a kilómetros de distancia del centro si querías visitarlo. Así que lo esquivamos, ya tuve suficiente con la mala experiencia en Les Baux de Provence.

La casa rural se encontraba cerca de Moustiers en una zona apartada y boscosa. La doble nos salió por 60 euros con desayuno y por fin bajamos de la media de los 65 euros que nos costaba la habitación en casi todos los sitios que estuvimos del sur de Francia (en la mayoría de los casos sin desayuno).

Existen dos carreteras principales que bordean los cañones de Verdon, una por el norte y la otra por el sur. Durante nuestro primer día nos dirigimos por la zona norte que discurre por extrechas carreteras y ofrece fantásticas vistas al gran cañón de Verdon. Por el camino encontramos varios campings apostados al río y nos dispusimos a realizar un trekking siguiendo el librito que nos habíamos comprado.

Lee también:  El trekking de la Ruta Licia

canon_verdonEl sendero escogido se llamaba Belvédère de Rancoumas y parte del puente de Tusset y emprende una ascensión hasta llegar a un punto de mira sobre el cañón a poco más de 1000 metros. No obstante, tratamos de seguir las instrucciones del libro y no dimos con la ruta correcta. En su lugar, seguimos el recorrido que realizaban un buen grupo de gente preparada para disfrutar del barranquismo por la zona. Por el camino nos sorprendió un largo túnel y recordé que tenía la linterna en el coche. Pensamos que no iba a ser para tanto pero nos indicaron que los túneles se sucedían y algunos incluso llegaban a superar el kilómetro de distancia. Así que volví hacia el coche y recuperé el frontal.

Recorrimos los túneles a sabiendas que nos habíamos desviado del sendero que marcaba el librito. No obstante, el lugar era tan especial que merecía la pena seguir. La curiosidad de saber qué había al otro lado nos tenía atrapados y la vertical del cañón perfilando el estrecho recorrido del río merecía la pena. Al cabo de 3 túneles y unos cuantos kilómetros en las piernas preguntamos a unos montañeros hacia donde llevaba el camino. Nos indicaron que estábamos recorriendo el gran cañón de Verdon y recorrerlo por completo era factible pero solamente si nos levantábamos a las 4 de la mañana. Echamos un vistazo al mapa que llevaban encima y vimos que no existían variantes así que disfrutamos del paisaje y al cabo del rato pusimos la marcha atrás en dirección al coche.

Por la noche evitamos la atestada Moustiers donde ya antes había tenido una pelea verbal con un parisino que me había robado un parking que esperaba. Cosas que ocurren cuando te vas de vacaciones en agosto. No teníamos ganas de estresarnos y nos fuimos al vecino pueblo Les Salles a cenar. Se encuentra a las orillas del gran lago de Sainte Croix y fue un apacible descanso a la locura de turistas que vimos por Moustiers. Me encantó encontrar una plaza de arena donde los viejos del pueblo competían a la petanca y nos quedamos embobados un rato disfrutando del ambiente. Cuando estoy de viaje, estas cosas tan sencillas me pierden.

Lee también:  Camino al trekking de Dodola, al sur de Etiopía

lago_saint_croix

En Les Salles vimos unos cuatro o cinco restaurantes y en casi todos los casos existían menús de unos 20 euros por persona. Cenamos y vuelta a la casa rural a descansar.

Durante nuestro segundo día por el parque natural de Verdon paseamos por el lago de Sainte Croix. Había tantos turistas que las colas para alquilar una canoa o un hidropedal parecían kilométricas. Para evitar el acoso turístico que sentíamos nos internamos por senderos y contemplamos la magnífica entrada del cañón hacia el lago de Sainte Croix.

Volvimos al coche y tomamos la carretera que bordea los cañones esta vez por su flanco sur. Llegamos hasta un mirador donde habían preciosas vistas a toda la extensión montañosa y la profunda grieta del cañón. Un claro en el bosque nos sirvió de picnic y una deliciosa siesta.

parque_natural_verdon

Con la calma volvimos en dirección al lago de Sainte Croix y avanzamos millas hasta llegar a Gréoux les-Bains. Un apacible pueblo de balneario donde descansamos. Probamos suerte en el primer hotel que vimos y nos instalamos por 66 euros sin desayuno en el hotel Le Verdon. Olía a Imserso. Se trataba de un viejo hotel remodelado con saunas y aguas termales, una sala de baile y recepcionistas de la antigua escuela que te acompañan a la habitación incluso siendo un hotel de dos estrellas.

Gréoux les-Bains tiene un pequeño centro con algún restaurante para escoger. Nosotros acabamos en Le Jardin des Lilas; un restaurante ligeramente apartado y con una bonita terraza. La comida aceptable aunque algo cara por la calidad y cantidad de sus platos.

Dos días dan para muy poco por el parque natural de Verdon. Las buenas vibraciones que me dio el lugar, la naturaleza salvaje, los abruptos desfiladeros, las oportunidades de practicar barranquismo, las múltiples caminatas que esconde Verdon y las sinuosas curvas en la carretera me anunciaban que pronto volveré a este lugar para disfrutarlo con más calma y lejos de las multitudes de agosto.

Lee también:  El camino de San Vicente Mártir: Peregrinando de Huesca a Traiguera
Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Visita al parque natural de Verdon
5 (100%) 1 voto
,
3 Comentarios
  1. Purkinje 22 septiembre 2011
  2. Quique 22 septiembre 2011
  3. Purkinje 23 septiembre 2011