Visita a Burdeos en un día

Qué ver en la capital del vino francesa en 24 horas

Google +TwitterFacebook
catedral-burdeos

La Catedral de Burdeos desde el peldaño número 231 de la torre de Pey Berland

A Burdeos se la conocía como La Bella DormidaLa belle endormie– a razón del escaso dinamismo que tuvo esta ciudad durante las últimas décadas. Burdeos se encontraba estancada en su estilo burgués, tenía una escasa proyección turística y solo eran los enamorados del dios Baco quienes acudían a la ciudad gracias a su histórico renombre en el sector vinícola. No obstante, esto ha cambiado durante los últimos años.

Burdeos ha recibido una renovación sin precedentes. Ahora la capital de Aquitania mira al río Garona con aires de sabia juventud.

Se han instalado tres líneas de tranvía que unen ambas riberas del río, abundan las zonas verdes y el estilo neoclásico de sus edificios más emblemáticos se ha librado del manto de la polución y exhibe sus mejores colores.

Burdeos tiene poco más de 200,000 habitantes y la zona principal del centro de la ciudad es fácil de conocer en una visita de una día.

plaza-bolsa-burdeos

Para abarcar lo máximo de la capital de Aquitania en un sólo día alquilamos unas bicicletas. Podéis usar asimismo las bicicletas públicas de la ciudad. Si disponéis de una tarjeta de credito con chip incorporado, se os retendrá un depósito y podréis usar la bicicleta al módico precio de un euro.

En nuestro caso, alquilamos las bicicletas en una tienda llamada Pierre Qui Roule, se encuentran en la céntrica plaza Gambetta, y medio día sale por 7 euros y un día entero por 10.

Nos dieron unas bicis impecables, cómodas y con candado para aparcarlas convenientemente.

Burdeos es una ciudad con apenas desniveles, el tráfico no es abundante así que es muy fácil circular en bicicleta por la ciudad.

Al finalizar el día, sin darnos cuenta, habíamos realizado más de 16 kilómetros disfrutando de muchos más rincones de la ciudad que si lo hubiéramos hecho a pie.

La ribera del Garona

Jugando a volley playa en la misma Burdeos

Empezamos el día paseando a lo largo de la ribera derecha del río Garona donde disfrutamos de las zonas verdes diseñadas para el disfrute de los jóvenes y amantes del deporte.

Lee:
Qué ver en Gante en dos días

A lo largo del río en su zona más al sur veréis a un montón de gente practicando el atletismo, los patines e incluso existen unas pistas de hockey, volley playa, futbol y baloncesto.

En la parte norte se encuentra el barrio de Bacalan. Esta zona de la ciudad todavía muestra una de las características que más definen la historia económica de Burdeos: los almacenes y el transporte de vino a lo largo del país.

Sin embargo, algunos restaurantes de moda se han agolpado por los muelles del río satisfaciendo la hornada de bobo (bourgeois-bohème) que se han aficando en la ciudad durante los últimos años.

El corazón de Burdeos

burdeos-desde-el-aire

Vistas a Burdeos desde lo alto de la torre de Pey Berland

Por 5,5 euros y un esfuerzo de 231 escaleras podéis subir a la torre de Pey Berland para disfrutar de una buena panorámica de la ciudad de Burdeos. La torre se encuentra junto a la catedral de San Andrés y, aparte de admirar las gárgolas de la catedral a vuestra altura, observaréis la esquizofrenia de tejados de estilo gascón (rojos) y la pizarra de estilo parisino (negros) que domina la ciudad.

Reserva tu viaje al mejor precio:

El Espejo de Agua es una de las perlas arquitectónicas que más os impactarán en Burdeos. Se trata de una plaza cubierta por un palmo de agua que muestra un espejo casi perfecto de los señoriales edificios de la plaza de la Bolsa. Un lugar privilegiado para disfrutar de la fotografía y remojaros los pies tras la larga visita del día.

Paseando por las calles interiores de Burdeos topamos con la casa donde vivó sus últimos días el pintor Francisco de Goya. Se encuentra en la concurrida Cours de l’Intendance y, hoy en día, se levanta el Instituto Cervantes. Entramos y amablemente nos enseñaron el edificio y nos contaron un poco de su historia.

burdeos-reformado

La cara y la cruz. Un claro ejemplo de la renovación arquitectónica en Burdeos

La Place des Grands Hommes, como su nombre indica, viene presidida por los grandes hombres que pusieron Francia en un lugar privilegiado en la historia y cultura del mundo: Montesquieu, Rousseau, Voltaire y Diderot. Los edificios señoriales del siglo XVIII florecen en esta zona y existe un centro comercial que no desentona con la arquitectura del barrio.

Lee:
Las catedrales de Helsinki

La parte más señorial de Burdeos probablemente la encontramos en el Grand Theatre. Los carriles del tranvía bordean este impresionante edificio que alberga salas de teatro y restaurantes con cómodas terrazas para tomar algo.

Aprovechamos la ocasión para coger fuerzas y un buen menú de plato principal y postre nos salió por 15 euros con bebidas incluidas.

Frente al Grand Theatre se levanta un peculiar edificio que, con su forma triangular, recuerda a la curiosa arquitectura del Flatiron en Nueva York. Se trata de la Maison du Vin donde se realizan cursos de cata de vino y enología. Incluso si estáis de visita podéis apuntaros a un curso de dos horas y os darán un certificado en una de las casas más prestigiosas del mundo de la enología.

centro-burdeos-visita

Cerca de la Plaza de la Bolsa encontramos la Esplanade de Quinconces. Antiguamente albergaba un gran château y hoy en día se trata de un enorme espacio verde y público frente al río. En verano se celebran conciertos y otras actividades.

Paseando por el interior de Burdeos encontramos espacios verdes como el Jardin Public. Una bocanada de aire fresco donde la gente disfrutaba del buen tiempo con un paseo o una buena siesta.

Otras zonas de Burdeos

Una de las zonas que más me gustaron en Burdeos discurre alrededor del mercado des Chartrons. Se trata de un apacible barrio con vida propia, tiendas de todo tipo. Encontraréis el mercado abierto todos los días de la semana excepto el domingo hasta la una de la tarde.

El otro lado de la ribera, aunque ha sido también restaurada, no es tan conocida por el turista. Os recomiendo pegaros un buen festín en Café du Port. Un restaurante con vistas privilegiadas al Garona y la parte vieja de Burdeos. Exquisito magret con menús que oscilan los 30 euros por persona. Sin duda, una forma genial de terminar un largo paseo visitando los lugares más emblemáticos de la preciosa Burdeos.

cena-burdeos-garona

Cenando en El Café du Port con vistas al Garona

Tanto Air France como Vueling operan desde el aeropuerto del Prat en Barcelona y Barajas en Madrid con conexiones diarias a Burdeos con precios alrededor de los 150 euros.

Más información | Oficina de Turismo de Burdeos

Visita a Burdeos en un día
5 (100%) 8 votos
, ,
Google + Twitter Facebook
13 Comentarios
  1. JonyMao 4 julio 2012
  2. fred 4 julio 2012
  3. Quique 4 julio 2012
  4. Quique 4 julio 2012
  5. fred 4 julio 2012
  6. Quique 4 julio 2012
  7. Dany 5 julio 2012
  8. Quique 6 julio 2012
  9. xixerone 15 febrero 2013
  10. Quique 15 febrero 2013
  11. Patri 4 diciembre 2014
  12. Jose Luis 11 febrero 2015
  13. Daniel 25 marzo 2015

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *