Visita a Arles: romanos, toros y Van Gogh

Google +TwitterFacebook
murales_arles

Curiosos murales que me encontré por las calles de Arles

Tras la visita a Nimes nos dirigimos hacia Arles donde nos esperaba la habitación de un hotel que habíamos reservado la noche anterior.

El lugar escogido se llamaba Hostellerie de la Source y se encuentra a las afueras de la ciudad en una población adyacente a Arles llamada Pont de Creu. Cuenta con piscina, buen restaurante y la habitación con baño propio se movía entre el aprobado y el notable con sus 65 euros de presupuesto sin desayuno incluido. El hotel ofrece wifi de pago aunque el precio no es demasiado caro con 1 euro por hora. Se pueden comprar diferentes pases de una hora cada uno.

Habitualmente encontraréis los restaurantes cerrados en Francia a partir de las nueve. Nosotros llegamos a esa hora y con suerte nos prepararon una mesa en el mismo restaurante del hotel y degusté un excelente rabo de toro. No en vano, Arles diría que es el centro por excelencia taurino del sur de Francia con múltiples corridas en su arena, carteles y cuadros taurinos por todas partes y un despliegue de carne de toro en todos los menús de la ciudad.

Por la mañana nos fuimos a visitar la ciudad. Arles fue declarado patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco y este año precisamente celebran el 30º aniversario de tal decisión. Por ello ofrecen un descuento en las tarifas para visitar los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Con un ticket de 12 euros tendréis entrada a todos los museos, al anfiteatro y al teatro antiguo.

anfiteatro_arles

El anfiteatro de Arles

La visita a Arles me pareció un paseo mucho más amable que su vecina Nimes. Problablemente, a Nimes no le faltan monumentos para competir con Arles. Aun así, la reducción de espacio para visitar los distintos lugares de la localidad se agradecen en las piernas.

Lee:
Visita a Montauban en Francia

La visita no debería llevaros mucho rato. Para tener en mente los lugares más importantes para visitar en Arles trazad una linea entre la plaza de la república, la catedral, el teatro romano y finalmente el anfiteatro (o arena) y sus calles adyacentes. Diría que todos estos monumentos se encuentra a apenas uno o dos kilómetros cuadrados así que no os debería llevar mucho rato para visitar la ciudad al completo.

El anfiteatro de Arles

Este anfiteatro romano se encuentra en el corazón de Arles y se construyó durante la misma época que su hermano en Nimes durante el siglo I d. C. En la época romana sirvió de espectáculo para gladiadores, durante la edad media sus muros se usaron a modo de fortaleza construyendo casas en su interior y hoy en día se ha vuelto al modelo inicial romano y se usa para celebrar corridas de toros. A su alrededor encontraréis múltiples terrazas y tiendas de souvenirs.

Teatro romano de Arles

ruinas_teatro_romano_arles

Ruinas en el teatro romano de Arles

Muy cerca del anfiteatro encontraréis el teatro romano. Fue construido durante la época de Augusto en el siglo I a. C. y el tiempo y la historia han sido más implacables. El teatro no se conserva tan bien como el anfiteatro ya que muchas de sus piedras fueron usadas para construir casas. Se trata de una vasta superficie al aire libre con piedras diseminadas por su interior y el semicírculo del teatro romano destacando al fondo. El teatro romano se encuentra a camino entre el anfiteatro, la catedral y la plaza de la república.

La plaza de la República

place_republique_hotel_ville_arles

Plaza de la República y Hotel de Ville en Arles

Esta plaza es el núcleo principal de la ciudad de Arles y su elegancia me enamoró. Se trata de una plaza cuadrilátera con un obelisco en medio y a su alrededor podremos observar la armonía de los edificios que rodean la plaza erigidos en distintas épocas de la historia. Entre ellos, la catedral de Saint Trophime con un precioso pórtico en constraste con un interior más bien austero, el Hôtel de Ville, un edificio del siglo XVII y la iglesia de Sainte Anne de estilo gótico.

Lee:
Visita a Lecce: el secreto mejor guardado de Italia

Espacio Van Gogh

El famoso pintor holandés Vincent Van Gogh habitó durante una temporada en la localidad de Arles. Alguno de sus cuadros más famosos los pintó aquí mismo como los Girasoles, la silla o la habitación de Arles.

Hoy en día, en Arles se levantan dos edificios que llevan el nombre del famoso pintor holandés en su apellido: el Espace Van Gogh y la Fundación Van Gogh. El primero era un antiguo hospital donde el pintor fue ingresado en diferentes ocasiones y hoy en día funciona como un centro cultural. El segundo se encuentra cerca del anfiteatro y se levanta en un palacio del siglo XVIII donde se realizan exposiciones de arte moderno con una colección de cuadros dedicados a Van Gogh. Personalmente, no encontré ninguna obra original del autor en ambos edificios.

portico_catedral_trophime_arles

Pórtico de la catedral de Saint Trophime en la Plaza de la República, Arles

Reserva tu viaje al mejor precio:

Visita a Arles: romanos, toros y Van Gogh
4 (80%) 1 voto
,
Google + Twitter Facebook
7 Comentarios
  1. Jorge 3 julio 2012
  2. Quique 3 julio 2012
  3. Jorge 3 julio 2012
  4. Juan 18 septiembre 2012
  5. Juan 18 septiembre 2012
  6. Quique 18 septiembre 2012
  7. Susanna 27 febrero 2013