Viajablog Banoa viajablog Prepara tu viaje Presupuesto de viaje Guías de viaje Travel Inspirers Ofertas de viaje

Visita a Singapur de dos días

mezquita singapur

Mezquita en el barrio árabe de Singapur

Singapur siempre me había llamado la atención. El exotismo que emanan los acordes de la canción de Tom Waits me acompañaron en el vuelo de España a Singapur y el famoso estribillo -We sail tonight for Singapur- no me abandonaría durante mis paseos por esta curiosa ciudad, isla y estado a la misma vez.

Una vez aterricé en el aeropuerto, me desplacé al hostal Sleepy Sam en Singapur que había reservado previamente desde casa. Se encuentra en el barrio árabe desde donde se puede ir andando a la mayoría de lugares principales de la ciudad. Me salió por unos 15 euros la noche en el dormitorio y el desayuno está incluido en el precio. Tienen 4 ordenadores con acceso gratuito, un buen salón y terraza donde charlar -algo imprescindible cuando se viaja solo- y una wifi más que aceptable.

No se podía hacer el check in hasta la una del mediodía y todavía eran las 9 de la mañana. Se trata de algo habitual por lo que vi más adelante en Singapur. Al menos me dejaron usar las duchas y deposité la mochila para empezar mi primera excursión por la ciudad.

El hostal se encuentra en el barrio árabe y se respira el ambiente de medio oriente con gente dándole a la shisha en las terrazas y restaurantes turcos y marroquíes por la calle. Esta zona está muy cerca de la Beach Road que te deja hasta el centro.

El Centro de Singapur

Singapur

Rascacielos en Singapur

Seguí esa misma calle y me dirigí a la Esplanade Drive. Se trata de un hermoso paseo donde se tienen preciosas vistas del complejo financiero de Singapur, del espectacular y reciente Marina Bay Sands: un tremendo rascacielos en forma de barco sujetado por tres rascacielos en forma de pilares. Me quedé anonadado con las vistas. En el interior cobija un enorme centro comercial con tiendas, restaurantes y un casino. Los turistas pueden entrar gratis al casino pero los locales deben pagar 100 dólares -hipocresías de la vida-. En lo más alto del rascacielos, en el mismo barco, existe una gran piscina y un bar que puede visitarse por 20 dólares. Las vistas fenomenales están aseguradas.

Seguí por Merlion Park saludando a la estatua del León que da nombre a la ciudad y me interné por Boat Quay para visitar los edificios del Parlamento, the Art House, el teatro Victoria y otras edificicaciones de estilo colonial de la época inglesa.

Singapur

Marina Bay Sands en Singapur


Volví por Hill Street echando una ojeada a la National Library donde unos chavales tocaban el violín de maravilla.

A la una pude dejar mis cosas en la habitación del hostal y me dispuse a ir a comer con mis compañeros de trabajo que tantas veces había hablando por teléfono pero nunca nos habíamos visto las caras. Fue un placer ir con ellos a comer y compartir sensaciones y experiencias.

Me llevaron en coche a un restaurante local donde comimos un estupendo pollo con arroz -quizás uno de los platos más típicos del país- y un fish curry delicioso. Como fuimos en coche, sería incapaz ahora mismo de deciros donde se encontraba el local.

A la vuelta me dejaron en un centro comercial cercano a Raffles donde parten los autobuses turísticos y un curioso autobús-barco llamado Duck que realiza un divertido itinerario por mar y tierra. Estaba cansado y no me apetecía caminar así que los 4,32 dólares que pagué estuvieron bien amortizados.

Junto a un grupo de turistas, probablemente procedentes de Malasia, emprendimos rumbo por las calles principales de la ciudad y nos adentramos por las aguas de la había de Marina con estupendas vistas del Marina Bay Sands y del complejo financiero de Singapur. La visita en este Duck vienen guiadas en inglés. Nos avisan de la peligrosidad del agua y los posibles remojones. No obstante, estaba sentado a uno de los lados y apenas me mojé en un tranquilo paseo sobre las aguas y los principales edificios de Singapur. El recorrido duró una hora y es muy recomendable especialmente si vais en familia.

Singapur

Barrio árabe de Singapur

Al segundo día me dirigí a la zona de autobuses que parten hacia Malasia. Se encuentra en Lavender. Siguiendo la calle Beach Road a pocos minutos de la zona árabe de la ciudad. Se trata de una calle repleta de agencias privadas donde cada una tiene su propio horario y los precios varían ostensiblemente según el lujo del autocar.

Reservé una plaza para el autobús que partía hacia Melaka por 22 dólares. Hay más o menos un autobús a cada hora que realiza el recorrido Singapur – Melaka a diario.

Una chica alemana en el hostal me había pedido que preguntara sobre autocares en dirección Penang y aproveché la ocasión para preguntar. Por lo visto, existe un autobús diario que parte a las 21:00 por 46 dólares.

Singapur

Marina Bay Stands y complejo financiero de Singapur

Tras la expedición a la parada de autocares quería visitar Little India y China Town. No obstante, empezó la lluvia monzónica que me dejó descansar un rato en una terraza hasta que la lluvia menguó. En Singapur acostumbra a caer una tormenta diaria que dura aproximadamente una hora. Uno se lo toma con paciencia, aprovecha para escribir sus notas de viaje y una vez para la tormenta la calle y el aire vuelven a estar limpios para volver a patear.

Little India

Cuando la lluvia amainó, me dirigí andando hacia Little India. Desde el barrio árabe sólo son unos 15 minutos a pie siguiendo Ophir Road. Paré en un vegetariano donde repuse fuerzas con un buen plato de noodles con verduras por 5 dólares y llegué a Little India.

El barrio de Little India en Singapur es relativamente pequeño. Apenas una docena de bloques que concentran el legado indio de múltiples generaciones que emigraron a Singapur. Por las calles a uno le da la sensación de volver a estar en la India, más concretamente en alguna zona del sur como Tamil Nadu: el olor a especies e incienso, los miles de bangles y saris que venden por la calle, los desayunos de idli y las calles atestadas de hombres vociferando entre ellos y apenas una sola mujer por la calle.

Existe un bonito templo al estilo de los de Tamil Nadu con sus variados colores y un mercado de pescado y verduras digno de visitar.

La línea lila del MTR pasa por Little India y curiosamente la misma línea conecta con China Town en unas cinco paradas de distancia. Lo observé como una señal y me dirigí al barrio de los vecinos venidos de la China.

China Town

Singapur

China Town en Singapur

El barrio chino en Singapur es obstensiblemente más grande que el barrio indio. El color rojo abunda en cualquier rincón y los mercados y las tiendas dominan el espacio. A pesar de la lluvia la gente disfrutaba de sus compras diarias aunque se echó de menos ver la mesas al exterior de Smith Street repletas de gente comiendo.

En el mismo barrio chino existe un curioso templo hinduista bastante fotogénico gracias al contraste de los rascacielos del complejo financiero de Singapur al fondo.

Pocos metros más al oeste nos encontramos con un templo budista que puede vistarse previamente nos hemos quitado las chanclas y se viste correctamente.

Llovía y el paraguas de 2 dólares que me había comprado hacía sus funciones a medias así que me metí en el laberíntico centro comercial chino donde se vende y se come de todo. Con un buen zumo de mango con naranja por 2 dólares me paseé un buen rato disfrutando del panorama humano de China Town en Singapur en un día cualquiera.

Si buscas vuelos a Singapur una buena recomendación es mirar las ofertas de Emirates. Nosotros volamos con un Airbus A380 y aunque no tuvimos el privilegio de montarnos en la clase business sí disfrutamos de un espacio más amplio y un enorme repertorio de películas en nuestros asientos para hacer el vuelo mucho más ameno.


Publicado por el Martes, 3 diciembre, 2013
Etiquetas:
Categorías: Singapur, Viaje a Indonesia

2 Comentarios sobre "Visita a Singapur de dos días"
  1. Francisco Gajardo dice:

    hola, gracias por tu Blog, esta muy interesante. te queria consultar, como fue que te trasladaste desde el aeropuerto hacia el hostel sleepy.

    saludos y suerte.

  2. Francisco Gajardo dice:

    hola, gracias por tu Blog, esta muy interesante. te queria consultar, como fue que te trasladaste desde el aeropuerto hacia el hostel sleepy.
    saludos y suerte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Política de comentarios y Privacidad en Viajablog

footer Archivo enlaces Aventuras Escapadas mapa Gastronomía Videos Prensa presupuesto guias Prepara tu viaje viajes TI destacados editores contacta