Visita a la abadía de Whitby en Yorkshire

Panorámica a la bahía de Whitby y su abadía

Panorámica a la bahía de Whitby y su abadía

Las ruinas que hoy en día conforman la abadía de Whitby parecen silbar poemas de los grandes románticos ingleses. Sentada sobre una magnífica atalaya frente al mar, el tiempo alrededor de la abadía se detiene. En ese letargo temporal el eco parece retumbar versos de William Wordsworth. Cuando la oscuridad acecha no desentonaría en absoluto escuchar el grito desgarrado de Shelley, en cualquier momento podría aparecer el espíritu torturado de Heathcliff y a veces, por las mañanas, los pescadores que se acercan a la costa cercana a Whitby parecen esperar el singular aleteo de un albatros sobrevolando el lugar al más puro estilo de Samuel Taylor Coleridge.

Llegamos a Whitby después de atravesar el desolado y embriagador parque nacional de North York Moors y visitar el pueblo de Pickering.

A medida que nos acercábamos a la costa el tiempo parecía empeorar. Malcolm, el conductor del autocar, nos indicó de antemano que en Whitby el viento arrecía muy a menudo y suele hacer más frío de lo habitual. No andaba equivocado. Sus conocimientos de la tierra y la meteorología eran fundamentados y, una vez llegados a Whitby, bajamos del autocar y lo pudimos comprobar de primera mano.

Whitby se encuentra en la costa de Yorkshire y desde lo alto del pueblo puede admirarse su bahía y la imponente silueta de la abadía de Whitby sobre los acantilados del mar del norte.

Las mejores vistas de Whitby las encontramos en Pier Road, un excelente mirador a la bahía, a los barcos pesqueros, a la hechizante abadía y a las casas blancas y coloridas del pueblo. En este mismo lugar se levanta una estatua en conmemoración al famoso navegante James Cook que hizo su carrera como marinero en Whitby. En el mismo lugar, una estatua realizada con huesos de ballena crea un estupendo marco para fotografiar la abadía de Whitby sobre el acantilado y la bahía.

Interior de la abadía de Whitby

Interior de la abadía de Whitby

Si estás hecho de piel inglesa y el frío apenas te acaricia las mejillas tienes un plus añadido: baja las largas escaleras hacia el mirador y disfruta del lugar contemplando el choque de las olas del mar sobre el espigón que cierra la bonita estampa de la bahía.

Lee también:  Consejos de transporte en Londres

Nos acercamos y procedimos a visitar la abadía de Whitby. Los orígenes de este monumento fechan del siglo VII y, hoy en día, sus ruinas ofrecen un fantasmagórico espectáculo digno de cualquier novela romántica del siglo XIX inglés. No en vano, Bram Stoker recibió la inspiración que necesitaba en Whitby para escribir Dracula y parte de la novela original sucede en este mismo lugar.

Visita por el recinto de la abadía de Whitby

Visita por el recinto de la abadía de Whitby

En la abadía han habitado celtas, romanos y largas generaciones de religiosos. Sus ruinas contemplan 2,000 años de historia inglesa y acabó siendo abandonada durante la disolución de los monasterios que llevó a cabo el revolucionario Enrique VIII.

Pasear alrededor de los muros que todavía se levantan de la abadía de Whitby nos trae una extraña sensación de no estar solos. Estoy seguro que las veladas que ofrecen por la noche en la abadía pueden traer alguna sorpresa misteriosa. Preguntad por ellas en la recepción, seguro que son una experiencia inolvidable.

Al entrar en el recinto previo pago de entrada forecen un equipo de audio -solamente en inglés- con el que poder complementar la visión del lugar con una voz documentada que nos irá poniendo al día sobre los miles de años que nos anteceden.

La abadía de Whitby, un lugar inspirador

La abadía de Whitby, un lugar inspirador

No podéis iros de Whitby sin bajar los 199 escalones que os separan desde la abadía hasta el centro de la ciudad. Whitby es un lugar turístico por excelencia entre los locales y veréis sus calles repletas de ingleses haciendo sus compras o tomando sus pintas. El río Esk, crecido por las aguas subterráneas que transcurren por la zona del parque nacional de Moors, cruza el pueblo y un puente ofrece un lindo decorado uniendo las dos partes de este pueblo de pescadores.

Lee también:  Cómo llegar a tu destino desde el aeropuerto de Leeds Bradford

Ir a Whitby y no tomarse un buen fish & chips es algo así como pasar por Granada y no probar el salmorejo. El fish & chips de la zona es famoso en el Reino Unido gracias a la frescura del pescado que los marineros ofrecen en el mercado. Así que ya sabéis, para quitaros el frío de encima después de visitar la abadía de Whitby, ¡nada mejor que un fish & chips para calentar motores otra vez!

Datos prácticos

Horarios: De abril a noviembre incluido de 10 de la mañana a 6 de la tarde todos los días.
De noviembre a febrero permanece únicamente abierto el fin de semana de 10 a 4 de la tarde.

Precios: 6.80 libras los adultos y 4 los niños de entre 5 y 15 años.

Página oficial: Whitby Visit Britain, Visit Britain

Dirección: Abbey Lane, Whitby, North Yorkshire.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,
Una respuesta
  1. Marjorie 18 julio 2015

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *