Visita a Kuala Lumpur

Las Torres Petronas

Tras pasar unos días al fresco y la relajación que aportan las Cameron Highlands tomé un bus a Kuala Lumpur para reencontrarme con Tatiana, que venía de pasar unos días fantásticos en las Perhentian Islands.

La capital de Malasia, como ocurre en tantas grandes ciudades del Sureste Asiático, es una amalgama de culturas y gentes procedentes de otros países. Indios, paquistaníes, chinos, malayos y otras razas se entremezclan en las calles de KL para darle un colorido muy atractivo a la ciudad.

Pasamos allí tan sólo un día y medio en el que vimos las atracciones turísticas principales de la ciudad y caminamos por Chinatown, Little India y algunas otras calles del centro.

Como somos unos campeones fuimos a las famosas Torres Petronas el único día de la semana en el que no se puede subir a los pisos superiores. Así que si tenéis planeado pasaros por allí no lo hagáis un Lunes.

Tampoco se nos cayó el Mundo encima por el contratiempo porque pudimos verlas iluminadas por la noche y pasamos un buen rato haciendo otras cosas por la ciudad. Para los que gusten de centros comerciales y tiendas de alto standing que sepan que en los bajos de Petronas hay uno de lujo.

Medio día lo pasamos dentro del Centro Comercial especializado en electrónica y audiovisual. Es una pasada y nos tiramos como 4 horas buscando una nueva lente para la Canon de Tatiana y un pequeño ordenador portátil. Aunque los precios sí son algo más baratos que los europeos ya no son tan ganga comparados a los que puedes encontrar cuando compras online. Vayáis a comprar o no, el lugar se merece una visita y está a tan sólo unos 15 minutos caminando de las Torres.

Lee también:  Visita a Kuala Lumpur de dos días

Uno de los principales atractivos de la ciudad es su riqueza culinaria.

Podéis disfrutar de platos riquísimos típicos de la cocina china, india, malaya o tailandesa. Para los que no gusten del tema siempre queda la omnipresente cocina italiana y occidental pero de una calidad menor a las originarias de la zona. Nosotros cenamos y comimos en pequeños restaurantes distintos en Chinatown y Little India. Buena comida a muy buen precio.

El alojamiento más económico también lo encontraréis en estos dos barrios. La mayoría de hostales para mochileros se encuentran en Chinatown pero preferimos salir un poco del agobio general de la zona y nos quedamos en el Sleep Inn de Little India. El lugar está bastante bien con habitaciones de 4 camas y aire acondicionado y Wi-fi gratis por sólo 15 RM la noche por persona. La gente que lo lleva es muy simpática y os ayudarán con lo que necesitéis. Además está situado justo al lado de una de las principales estaciones de autobús de la ciudad, Puduraya.

Es una ciudad muy curiosa donde podéis pasar unos días bastante entretenidos con algunas visitas turísticas, muy buena comida y contemplando el colorido cultural que destila tanta gente diferente conviviendo en ella.

Artículos relacionados | Visita a Kuala Lumpur de dos días, Cómo llegar del aeropuerto al centro de Kuala Lumpur, Disfruta gratis de las Petronas y sin colas

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
Una respuesta
  1. Miguel 20 febrero 2014