Visita a Kuala Lumpur de dos días

petronas

Las torres Petronas desde la Kuala Lumpur tower

Partí de Melaka en dirección Kuala Lumpur. Me dirigí a la plaza principal de la ciudad donde parte el autobús local 17. Veréis en la misma plaza una placa que indica la parada número 5. Esperé unos 20 minutos, me cansé y tomé el primer taxi que me llevó a la estación central de Melaka por 15 ringgits.

De Melaka parten autobuses cada hora a Kuala Lumpur. No es necesario reservar con antelación y el billete me salió por 12,30 ringgits.

Llegamos en algo menos de 2 horas. Sólo llevaba encima un pequeño mapa con las direcciones para llegar a un hostal en Kuala Lumpur y me costó un rato saber donde me encontraba cuando estacionamos. En Kuala Lumpur hay infinidad de estaciones de autobuses y los alrededores no parecían indicar que anduviera por el centro. Tras preguntar supe que me encontraba cerca de la estación de tren de Bukit Jalil y hacia allí me dirigí.

Pagué el billete (1,90) e hice una foto al mapa de trenes para tenerlo a mano y observé que realmente estaba bastante alejado del centro.

Me dirigí en dirección al hostal que tenía en el folleto de propagada. Se encontraba en la estación Pasar Seni en el barrio de Chinatown donde se concentran la mayoría de hostales baratos en Kuala Lumpur.

No encontré precisamente el que buscaba pero me instalé en otro cercano llamado Travel Hub Guest House. Encontré una individual por 40 limpia y con aire acondicionado. Probablemente hubiera encontrado algo por 25 pero preferí quedarme, dejar la mochila y pegarme una buena ducha.

En el hostal me dieron un mapa de la ciudad y salí a explorar.

Lee también:  Bukit Bintang: mi barrio preferido en Kuala Lumpur

merdakaChinatown es un lugar conveniente con varios lugares que visitar a pie. Me metí por la bulliciosa calle de Petaling y desde ahí me dirigí hacia la Merdaka Square (la plaza de la libertad) donde se encuentra toda una serie de edificios famosos como el Sultan Abdul Samad y el Selagor Club ante una extensa plaza. Además desde aquí se obtienen vistas a las torres Petronas en la distancia. Con lo grandes que son de hecho pueden verse desde múltiples sitios de la ciudad.

Desde ahí bajé a la J.S. Hishamuddin y en unos 10 minutos llegué a la Mezquita Nacional, el edificio colonial KTM y a la estación central de trenes.

Decidí echarle un vistazo al extenso parque que se abre en estas inmediaciones. Verdaderamente el Phoenix Park en Dublín se queda corto con esta extensa jungla que se abre en el corazón de la capital de Malasia. Di unas vueltas por sus tranquilas calles. Era un día festivo en Malasia y muchos de sus recintos estaban cerrados, como el centro islámico, el museo de arte o el museo planetario.

No obstante, encontré el Parque de las Aves abierto y me picó la curiosidad. Se trata de una extensa zona protegida con redes donde habitan miles de aves, algunas en extinción.

pajaro

Parque de las Aves en Kuala Lumpur

La entrada salía por 45 ringgits y me tiró para atrás. No obstante, como no tenía muy claro que hacer ese día me decidí finalmente en pagar y entrar. No me arrepentí. Al contrario, el Parque de las Aves de Kuala Lumpur es un interesante lugar para amantes de las aves. Unas enormes redes cubren cada una de las diferentes zonas. El espacio es grande y no da demasiado la sensación que los animales están en cautiverio.

Lee también:  Disfruta gratis de las torres Petronas y sin colas

cascadaYa sólo con ver a los malasios imitar los sonidos de los animales para que posen en sus fotos merece la pena visitar el lugar.

Además la naturaleza juega en consonancia y hay unas cuantas cascadas, ríos y un lago cubiertos de espesa jungla.

Una vez salí del lugar, aproveché para visitar el Jardín de Orquídeas que se encuentra justo al otro lado de la calle. La entrada sale por 1 ringgit pero como no había nadie en la puerta entré gratis.

Volví hacia el hostal cruzando complicadas calles atestadas de coches pero desde ahí hasta Chinatown sólo tardé unos 20 minutos.

Por la mañana en mi segundo día en Kuala Lumpur me levanté bien temprano y para hacer cola y subir a las famosas torres Petronas que dominan el firmamento de la ciudad.

Desde Chinatown cogí el tren en la cercana parada de Pasar Seni y sin cambiar de línea llegué en 4 paradas a KLCC donde se levantan las Petronas en una area financiera. El trayecto en tren sale por 1,90 ringgits.

torres_petronasLlegué a las 7:15 de la mañana y ya habían unas 80 personas haciendo cola. No abrían hasta las 8:30 así que tocó armarse de paciencia y desayunar. Justo en la zona de espera existe una cafetería donde puedes llevarte tu café y tu pasta para pasar el rato. Os aconsejo llevaros una chaqueta o algo para abrigar ya que tanto rato bajo el aire acondicionado puede dar frío a más de uno.

Cuando llegué a mostrador me dijeron que podía subir al Skybridge (el puente que une las dos torres) por 10 ringgits en el turno de las 10 de la mañana. Si quería subir arriba del todo debía pedir turno para las 6 de la tarde (40 ringgits). Me incliné solo por la primera opción ya que iba acatarrado y no estaba para muchas historias ese mismo día.

Lee también:  Llegada a Medan en Sumatra

Íbamos en grupos de unas 20 personas y tras un vídeo de presentación subimos al ascensor y aluciné con la velocidad que iba pasando los pisos. Una vez arriba pudimos gozar de las vistas y pasearnos por el espectacular puente que une las dos torres Petronas. Eché de menos que el suelo fuera transparente. Estos del petróleo se lo podrían haber currado un poco más!

Decidí volver tranquilamente caminando por la ciudad. Tomé la calle Jalan P. Ramlee y me desvié para llegar a la Kuala Lumpur Tower. También puede visitarse y en este caso no había cola, Por 38 ringgits me subí a lo más alto esta vez y contemplé maravillosas vistas de Chinatown, de la Merdaka Square, de las Petronas y del extenso territorio que ocupa esta enorme urbe asiática. Sin duda, desde la torre de Kuala Lumpur -aunque menos estética- se tienen mucha mejores vistas que desde e Skybridge de las Petronas.

Seguí la calle Jalan P. Ramlee que me dejó en Jalan Raja Chulan y desde ahí en pocos minutos llegué a la bulliciosa Chinatown y a la calle comercial de Petaling.

Comí en un estupendo restaurante cercano al hostal. El Old China, precios medios y noodles con verduras y pollo deliciosos. Entre 20 y 30 ringgits se puede comer un aperitivo y un plato principal más la bebida.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
5 Comentarios
  1. Pau 15 diciembre 2010
  2. xas 15 diciembre 2010
  3. Quique 15 diciembre 2010
  4. ignacio merayo 23 octubre 2012
  5. Quique 23 octubre 2012