Visita a Cardiff

castillo-cardiff
Cardiff es la capital de Gales y puede ser una escapada ideal de fin de semana para aquellos que vivan en Londres o deseen conocer otros lugares de la isla cuando viajan al país. Eso mismo es lo que hice la semana pasada al visitar a una buena amiga en la capital del Reino Unido.

Nos subimos a un autocar en la estación de Victoria Station y en tres horas nos plantamos en la ciudad. Se puede ir tanto en tren como en autocar. La última opción es mucho más barata aunque conviene reservar por internet con antelación ya que si compras el billete el mismo día en los mostradores -como en nuestro caso- te encontrarás con una ingrata sorpresa. Ambos billetes de ida y vuelta nos salieron por 75 libras (unos 20 euros cada trayecto) y eso que en la página web de Megabus o incluso de National Express habíamos visto los billetes a una media de 10 libras la ida.

En fin. Ya teníamos reservado el hotel así que nos subimos al autocar y atravesamos Inglaterra para internarnos en Galés.

puerto-cardiff
Cardiff tiene una reputación de ciudad industrial, sucia y con uno de los puertos más influyentes y laboriosos del país. Galés durante el siglo pasado abasteció al país a través de sus minas y Cardiff se convirtió en el puerto por excelencia para exportar carbón y minerales. Si pisáis el centro de Cardiff y su puerto os sorprenderéis al ver una ciudad moderna, completamente renovada y que nada parece tener en relación con su pasado minero y portuario.

Se trata de un lugar ideal para los británicos en época de verano gracias al buen tiempo y a las playas que se extienden alrededor de la costa galesa.

Lee también:  Qué hacer en una escapada de 3 días en Gales

El centro de Cardiff es relativamente pequeño, se concentra al sur del castillo y es fácil de visitar a pie. No obstante, el puerto queda un poco alejado al sur de la ciudad y aunque se puede ir de un lado al otro en una caminata de unos 20 minutos también conviene subirse al autobús que por una libra y media os dejará a un lado y al otro de la ciudad.

El Puerto de Cardiff

Sin duda, se trata de la zona que ha visto más renovación en la ciudad durante los últimos años. Existe un bonito paseo que los sábados y domingo es aprovechado por las familias para pasear andando o bicicleta. Se extiende en un par de kilómetros por un extenso espigón y durante la caminata se disfruta de la brisa marina, de las vistas al puerto y del extenso mar. Por el camino encontraréis una curiosa iglesia noruega con su propia bandera cuyos orígenes se remontan a la abundante comunidad noruega que trabajaba en el puerto. Hoy en día se trata de un café y de una galería de arte.

Hay un barco que realiza el trayecto de ida y vuelta desde el final del camino hasta el puerto, así que es ideal realizar el camino a pie y volver en barco para no tener que volver a realizar el mismo recorrido.

Existen dos barcos distintos que realizan el trayecto. Uno un poco más lujoso con su restaurante interior y el sencillo. Este último lo reconoceréis por su color amarillo y el trayecto sale por 1,5 libras.

En el mismo puerto veréis plazas y una buena multitud de restaurantes y terrazas que se agolpan por el litoral del puerto. Esta zona rebosa de vida especialmente los días soleados y será una de las mejores soluciones para encontrar un buen restaurante donde comer. Nosotros nos fuimos al italiano Strada y comimos de maravilla por unos 20 libras por cabeza con vino incluido-al fin y al cabo, lo más caro cuando uno come en un restaurante británico-.

Lee también:  Festival alternativo del queso: ¡Si te gusta el queso, corre a por él!

El Castillo

Sin duda, la perla de tu visita a Cardiff. Se trata de un gran castillo cuya base se apoya sobre los fundamentos de un fuerte romano. Más tarde los normandos acabaron levantando el hermoso castillo que puede visitarse hoy en día. En el verde interior del lugar también existe una casa palacio cuyas habitaciones pueden visitares y están lindamente decoradas. Existe un tercer edificio que se halla justo al cruzar la puerta del castillo donde cobijan una pequeña tienda de souvenires y en la parte superior os proyectarán un vídeo que relata la historia del castillo y de su inevitable enlace con el devenir de la ciudad.

La entrada no sale barata. Un adulto entra por 10,50 libras mientras que los niños lo hacen por 7.95 y los estudiantes o mayores de edad por 9 libras. De todas maneras, se trata de la atracción principal de Cardiff así que su visita es casi obligada.

The Millenium Stadium

Se trata del flamante estadio de Cardiff que abrió sus puertas en el año 1,999 para celebrar la final del mundo de Rugby. Tiene una capacidad para más de 74,000 espectadores y desde el castillo ofrece una fotogénica imagen con el contraste del antiguo castillo y su moderna estructura.

El Centro

Por el centro veréis unas cuantas calles comerciales con multitud de tiendas y nuevos edificios. A pocos metros se encuentra la estación de autobuses y de trenes. Así que desde vuestra llegada estaréis en el centro en apenas unos cuantos pasos. También encontraréis la catedral de Saint David -para mi gusto demasiado renovada- y diversos edificios notables por la High Street y por St. Mary Street.

Lee también:  El museo exhibición del Doctor Who en Cardiff

También conviene echarle una ojeada al mercado en su pleno apogeo. Veréis un montón de gente vendiendo pescado, verduras y carne en un buen ambiente popular. La mayoría de galeses acuden aquí ya sea para hacer sus compras como para salir por la noche de la que ya hablaremos en otro artículo.

Para los curiosos y frickies, podéis ir a ver la exhibición del Doctor Who. Se trata del museo de la famosa serie donde se muestran los lugares principales donde se grabó la serie en Cardiff y Gales.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Visita a Cardiff
5 (100%) 1 voto
,