Viajeros en la ruta: Ramón y Mónica

Google +TwitterFacebook


Cuando uno se pone la mochila en la espalda y comienza una aventura de meses por el Mundo, generalmente, no es sólo para ver paisajes, monumentos, atardeceres y amaneceres, pagodas y monjes, hacer trekkings y saltar sobre los árboles de una selva que sólo viste en los documentales de la 2. Bueno, en realidad sí que puede que sea por todo esto porque cada uno tiene sus razones, pero las mías van más por el lado de conocer gente interesante en la ruta, tanto otros viajeros como gentes locales.

En Myanmar es donde más realizado me he sentido en este aspecto hasta ahora y, sinceramente, creo que será difícil de batir en lo que queda de viaje (aunque hoy mismo he conocido a una pareja de españoles que están en su última semana de viaje después de 4 años recorriendo el Mundo a dedo y Tailandia comienza a opositar para este premio).

Murcia no sólo es tierra de buenas verduras y hortalizas, mujeres preciosas y buena gente, sino que también tiene buenos funcionarios públicos como médicos -mi hermana- y profesores -Mónica y Ramón- que están viendo recortados sus sueldos a costa de la cantidad de chupópteros que hay en todos los ayuntamientos de su Comunidad. Con todo esto, Mónica y Ramón se tomaron un año sabático y cogieron su recién adquirido Scenic para hacer un viaje de un año por Europa, Oriente Medio y África.


Sí, ya sé que Burma no entra geográficamente en la zona que comento pero es que este par donde van la arman.

Todo fue bien por Europa y Oriente Medio -del que nos contaron muchas historias que, unidas a las de otros viajeros, no dejan de incitarme a ir-.pero al serles denegada la entrada a Paquistán -problemas con el visado- decidieron marcharse a Egipto para hacer parte de África. Lo malo es que estando en Luxor estalló la revuelta que ahora todo el mundo conoce. Nos contaba Ramón cómo se quedaron 13 días sin poder salir de la ciudad por carretera y la gente comenzaba a poner colchones en las ventanas del hotel ante una tensión callejera que crecía por momentos y era mucho mayor de lo que se veía en los medios de información.

Lee:
Cruzando China a pie y sin la cuchilla a cuestas

Reserva tu viaje al mejor precio:

Al final consiguieron encontrar un vuelo que iba a Europa -Viena- y dejaron el coche con muchas de sus pertenencias en Luxor, donde aún se encuentra hoy. Dicen que lo dejaron en manos de un conocido de un conocido pero tampoco tenían mejor opción.

Pasaron del calor de Egipto a una Viena nevada donde la mayor aventura era salir a la calle sin caerte por la nieve. Tardaron 2 días en comprar el billete más barato a un destino que les llamase. Al tercer día de salir de escapar de Egipto se plantaron en Bangkok.

Tras un tiempo en Tailandia decidieron pasar a Burma, con la suerte -para nosotros al menos- de hacerlo en las mismas fechas que nosotros.

La pena es que sólo nos encontramos en nuestra última parada en el país: Innle Lake. Recuerdo subir al peor bus que cogí jamás y unos 5 minutos después de encajarme en mi asiento digno de Clicks de Playmobil o un Pitufo, comencé a charlar con ellos hasta el punto de casi ser odiados por parte del bus que intentaba dormir en aquel amanecer en el bus del infierno.

Catorce horas embutidos en aquella máquina de tortura con ruedas ya nos unió mucho, sobre todo cuando compartimos historias de viajes. Nosotros íbamos viajando también con Aviv y Sarah, dos chicas israelíes con las que andamos 10 días. Al llegar a Innle nos alojamos en hostales cercanos y organizamos todas las actividades juntos. Pasamos grandes momentos en comidas y cenas compartidas con ellos dos, Sarah, Aviv y el gran Jimmy, la primera persona que conozco de Isla Reunión viajando por el Mundo. El tío era un ejemplo de buena gente y con un inglés malísimo aguantó estoicamente nuestros chapurreos en francés y las historietas en español.

Lee:
Twalk with me, viajar confiando en la gente

Nunca me ha gustado despedirme de la gente con la que conecto y la última mañana deambulamos sin más por el pueblo con Ramón y Mónica. Sarah y Aviv habían partido el día anterior y Jimmy es misma mañana. A las 2 de la tarde éramos nosotros los que decíamos adiós a nuestros amigos murcianos.

Lo bueno de estas cosas es que algunas veces es un hasta luego ya que tengo una visita pendiente a Israel a ver a una amiga en Tel Aviv y Ramón y Mónica son casi vecinos de mi hermana en Murcia. Así que éstos no se salvan.

Podéis seguir sus aventuras en Ara del sur

Puntúa este artículo
,
Google + Twitter Facebook
4 Comentarios
  1. Arancha Escribano 31 marzo 2011
  2. David Escribano 1 abril 2011
  3. Raul 7 abril 2011
  4. aradelsur 7 abril 2011