Viaje al sudeste asiático con Nacho: Centro y sur de Vietnam

Google +TwitterFacebook
La playa en Lang Co

La playa en Lang Co

Tras conocer la capital y la zona norte de Vietnam me dirijo a la zona central. En este viaje hacia el sur en un autobús nocturno aprovecho para leer sobre la historia del país y sobre los próximos destinos que voy a visitar: Hue y Hoi An.

Como consejo, para los que tengáis pensado viajar por Vietnam, os recomiendo que os informéis acerca del OpenBus. Es una línea de autobús que recorre el país en la que por una tarifa fija se pueden coger todos los trayectos que se deseen.

Hue, la Ciudad Imperial

Hue, la Ciudad Imperial

Tras 15 horas de autobús llego a Hue, ciudad de emperadores y dinastías Vietnamitas con gran importancia histórica en la vida del país. La parte de alojamiento barato está en la zona sur del río, donde me hospedo.

Visita a la Ciudadela y la Ciudad Imperial de Hue

Al día siguiente decido visitar la Ciudadela y la Ciudad Imperial. Llama la atención los precios de las entradas a las tumbas imperiales y a la Ciudad Imperial, muy caros para el nivel de vida en el país y en proporción a otros lugares turísticos.

La Ciudad Imperial no conserva el esplendor que, según las fotografías, tuvo antaño. Si bien es cierto que la guerra ha pasado factura a muchos edificios en Vietnam, la reconstrucción y manera de presentar al turista el recinto es descuidada y desorganizada (más aun sabiendo el precio de la entrada). El amplio complejo de templos, residencias y palacios requiere una lectura previa sobre la historia y el lugar y un mapa para orientarse.

Hue y la Ciudad Imperial

Hue y la Ciudad Imperial

Posteriormente dedico el resto del día a recorrer sin rumbo las tortuosas y concurridas calles de la ciudadela. Entre tiendas de comida, batidos y comercios de todo tipo descubro mercados locales de comida y ropa usada, gimnasios y campos de deporte, que me permiten observar más de cerca la vida de los vietnamitas en su día a día. En este paseo encuentro en todas mis paradas sonrisas de las personas con las que trato y la amabilidad de los vietnamitas poco acostumbrados a que los turistas deambulen por las calles sin, para muchos, interés cultural especial. Como he dicho en muchas ocasiones creo que para conocer un país no solo hay que visitar los puntos turísticos si no perderse e ir más allá de lo que aparece en las guías.

La tumba de Minh Mang

El día siguiente alquilo, por un ridículo precio, una bici para ir a visitar la tumba de Minh Mang. Existen varias tumbas que se pueden visitar pero he decidido esta por ser la que se encuentra en mejor estado. El fatigante calor y el tráfico no evitan que el camino hasta la tumba sea toda un experiencia. En primer lugar, encontrar el camino no es nada fácil pues no está indicado de ninguna manera y los lugareños una vez fuera de la ciudad no hablan inglés alguno. Además, de camino, hay muchos restaurantes, templos y vistas que se pueden observar detenidamente parando con la bici y no con un tuktuk o un taxi.

La tumba de Minh Mang en Hue

La tumba de Minh Mang en Hue

La tumba está efectivamente muy bien restaurada y se puede apreciar perfectamente el esplendor de sus decorados en templos y puentes en un paraje natural privilegiado, todo creado para el emperador de la dinastía Nguyen. Es, sin duda, un visita recomendable, que junto con el paseo y parada en algunos puntos del camino para comer conforman un buen día en los alrededores de Hue.

Lee:
Qué ver en Myanmar en un viaje de 2 o 3 semanas

Visita a Hoi An y alrededores

El próximo dia me dirijo al sur, a Hoi An. Las dos ciudades están unidas por el “Paseo de los Mandarines”, una ruta de unos 100 kms entre Danang y Hue con varios puntos de interés. Hoi An es un antiguo puerto comercial Japonés y Chino. Todo el centro está minuciosamente cuidado y restaurado y se pueden visitar templos, museos, casas tradicionales y el famoso puente japonés.

La ciudad es bastante turística y los precios en los restaurantes del centro así lo reflejan. Sin embargo tiene un ambiente especial y una esencia oriental que culmina en el mercado nocturno. Existe un pack de entradas a 5 lugares a elección que se puede comprar en los puntos de información. Existe además un mercado de comida pegado al río y a lo largo y ancho de la ciudad un gran número de tiendas de recuerdos tanto de la ciudad como de Vietnam.

Puente sobre Danang

Puente sobre Danang

El segundo día en Hoi An decido alquilar una moto para dirigirme hacia el norte a recorrer las carreteras del paso de la nubes y la zona de la costa. Las vistas son espectaculares, tanto de la bahía de Danang como de la subida al puerto lleno de vegetación, niebla y playas desiertas de arena fina.

La bahía de Danang es el lugar donde desembarcaron los americanos en la Guerra de Vietnam y está repleta de vietnamitas al amanecer y al atardecer, estando prácticamente desierta el resto del día. Especialmente recomendable es la playa de Lang Co, que se sitúa una vez pasado el puerto en dirección norte. Es una playa desierta, con aguas poco profundas y con unas vistas inigualables a las montañas del Paso de las Nubes. Antes de llegar a Hoi An visito la playa cercana la ciudad, una bahía amplicísima y de arena, preciosa pero sin el encanto de Lang Co.

La playa de Lang Co

La playa de Lang Co

Parada en Da Lat

Mi próxima parada será Da Lat, ciudad más al sur de Vietnam a unos 1500 metros de altitud. La ciudad se convirtió en un refugio del bullicio y de las altas temperaturas para los altos oficiales frances, americanos y vietnamitas. Actualmente es un lugar de escape de muchos vietnamitas que habitan en Ho Chi Minh del tráfico y el calor sofocante. La ciudad en general no tiene el interés que tienen otros puntos de mi viaje pero destaca el enclave natural en el que se encuentra y su clima frío (comparado con el resto de Vietnam) y lluvioso.

Llegada a Ho Chi Minh

Tras dos noches me dirijo hacia Ho Chi Minh, la ciudad más grande de Vietnam y un centro económico del país. Situado en la zona del Delta del Mekong es una ciudad inmensa, bulliciosa, ruidosa y desordenada. Sin embargo ser el punto de partida hacia Camboya y el Delta la hacen estratégicamente importante. Es reseñable la visita al Museo de la Guerra de Vietnam, que relata a través de imágenes y gráficos la historia y datos de la tragedia y los efectos que aún perduran. Además, el paseo por la zona de Notre Dame, que da la impresión de estar en una ciudad europea, la visita al Palacio de la Reunificación y la Oficina de Correos son paradas obligatorias.

Comida en Ho Chi Minh

Comida en Ho Chi Minh

El último día en Vietnam lo dedico a visitar la zona más cercana a Ho Chi Minh del delta del Mekong. Esta visita en bus y barco me descubre la vegetación selvática y la fertilidad de la primera zona de producción de arroz del país, motivo por el cual juega un papel clave en la economía vietnamita.

Lee:
Cómo ir del aeropuerto de Bangkok al centro

Despedida de Vietnam

Tras estos más de quince días en Vietnam creo que he conocido mucho sobre su historia y cultura a través de un recorrido variado que auna naturaleza y visitas culturales a puntos emblemáticos e importantes de su geografía. De todos modos, me quedo con visitas pendientes para mi próximo viaje en un futuro.

El próximo día me dirijo a Phnom Penh, donde estaré tres noches antes de coger mi vuelo a Bangkok. De nuevo el choque es apreciable al entrar a Camboya, tanto en las carreteras, mucho menos modernas, como en el paisaje. En la capital de Camboya visito los “Killing Fields” y el S-21, el Palacio Real y el mercado.

Cartel impactante en los Killing Fields de Pomh Penh

Cartel impactante en los Killing Fields de Phnom Penh

Calaveras en Killing Fields

Calaveras en Killing Fields

La visita a los Killing Fields no la olvidaré jamás. El genocidio llevado a cabo por los jemeres rojos se puede apreciar en los restos que quedan en este paraje a las afueras de la ciudad. La visita con audioguía es la forma perfecta de conocer acerca de la historia y los actos atroces que se llevaron a cabo en Camboya hace apenas 30 años. Para completar, la prisión y centro de tortura S-21 deja huella en los visitantes y les ayuda a conocer acerca de un conflicto que en Europa no se estudia en los colegios pero que es una de las ocasiones en las que la humanidad ha quedado totalmente devastada por ella misma: familias torturadas y asesinadas de la manera más despiadada, trabajos físicos sin apenas comida, interrogatorios interminables…

Otros puntos de interés son el Palacio Real, ostentoso e inmenso, que no fue derribado durante el genociodio para aparentar normalidad y cordura de cara al mundo exterior y el mercado al norte de la ciudad.

Tras la visita a la capital de Camboya me dirijo a Bangkok para recorrer Tailandia durante mis dos últimas semanas de viaje.

Presupuesto de viaje

Precio de la entrada de la Ciudad Imperial – 150,000 dongs
Precio de la entrada a una tumba imperial – 100,000 dongs
Alquiler bicicleta 1 día – 20,000 dongs
Alquiler moto 1 día – 60,000 dongs
Entradas 5 Hoi An – 100,000 dongs
Tour de 1 día por el Delta del Mekong – 180,000 dongs

Entrada con audioguía a los Killing Fields – 6$
Entrada al Palacio Real (hay que ir con las piernas y brazos cubiertos) – 6,5$

Vuelo de Phnom Phen a Bangkok – 59€

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook
2 Comentarios
  1. Marjorie 26 agosto 2015
  2. Viajar en Vietnam 8 julio 2016

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *