Viaje a Montañita en Ecuador

Google +TwitterFacebook

montanitas_ecuador

Montañita se encuentra ubicada en las costas ecuatorianas, a 200 Km de la ciudad de Guayaquil. No es una ciudad. No es un pueblo. Tampoco es un caserío. Es algo así como un punto en el mapa donde no existe estación de policía, la presencia de la iglesia se resume en una construcción anodina que por lo general se encuentra deshabitada, no hay grandes cadenas comerciales ni pegatinas con el rostro de algún marrano tiernón invitándote a elegirlo para un cargo público.

En Montañita puedes caminar sin camisa, vistiendo pantaloneta y caminando con los pies descalzos de madrugada, sin el temor que habita en las grandes ciudades. Andas por la playa con una caja de vino dulce encontrándote nuevos amigos que te invitan a beber con ellos para aprovechar la puesta de sol. Nadie quiere nada de ti. No eres mejor ni peor que nadie. Tu grandeza se mide únicamente en tu entera humanidad.

Allí no eres rico ni pobre. No vales tanto como el cacharro que manejas o la gran empresa que lideras. Eres tan exitoso como tu capacidad para maravillarte ante las cosas te lo permita, eres uno con la nada, ¡eres un vagabundo del Dharma! No perteneces al mundo laboral, al infierno de una oficina.

Tienes tu primera aventura y por fin aprendiste que se puede morir en vida cuando dejas de soñar con un mundo más allá de donde se pierden la luna y las estrellas, además, tienes un lugar en donde puedes plantar tu carpa, en una zona de camping, desayunar un delicioso caldo encebollado por dólar y medio el plato junto a los músicos callejeros, en plena acera, o en medio de la calle con un centenar de princesas hippies que te leen la palma de la mano a cambio de un trago de brandy en la playa.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Ahora bien, si el asunto es de dinero y llegarás a quedarte sin blanca en medio de un paraíso perdido de locos bodhisttvas harapientos, puedes vender las diez copias que te quedan de tu libro Pirotecnia pop, reunir lo suficiente para el próximo trago y tal vez llegar hasta las islas Galápagos, vivir de tomar fotos y venderlas a los turistas, conocer a la chica de tus sueños y emprender por fin el viaje hacia la mítica Macchu Picchu o bajar hasta Buenos Aires, donde vive tu buen amigo Iván Wielikosielek, el gran escritor underground. Pero tal vez lo mejor sea permanecer algunos días más en Montañitas hasta que los dólares aguanten.

montanitas

Quizás busque trabajo en el bar de un sujeto grande y rudo, un turco cuyo nombre no recuerdo, y tenga tiempo suficiente para leer a mi antojo y hacer el amor en algún lugar oculto en la playa, olvidaré mis días como abogado en la espantosa entidad financiera para la cual trabajé en Colombia, e inventaré un libro de cuentos para financiar mi viaje hasta la tierra de los ángeles cobrizos de mi nueva chica mexicana.

Tendré tiempo para todo esto y para mucho más si me entrego a la carretera en espera de la próxima revelación. En todo caso, hay demasiada belleza en el mundo como para dejarla escapar. Solamente debo recordar estirar los brazos y alcanzarla.

montanitas_surf

Autor del artículo:
Julian Silva Puentes. Músico, escritor y mochilero. Tengo 30 años y dos novelas a cuestas. Pirotecnia pop, la primera de ellas, fue presentada en la feria del libro de Lima de 2011. No tengo dinero ni futuro pero soy tan afortunado como Henry Miller en el París de los 30’s.

Libros publicados:
Pirotecnia pop
Los viajes pirotécnicos de Fabián Santa, y otras alucinaciones

Puntúa este artículo
4 Comentarios
  1. David Escribano 11 octubre 2011
  2. Oscar 12 octubre 2011
  3. Fabián Santa 13 octubre 2011
  4. Juan Diego Vásquez 26 diciembre 2013