Ruta en coche por Marruecos: visita a Essaouria

Sexto día de ruta en coche por la Marruecos Bereber
Essaouira – Marrakech
175 km (aprox.)
2 horas y media aproximadas sin contadas las paradas
Ver jornada anteriores: Primer día (Marrakech – Ait Ben Hadu)
El valle del Draa y la puerta del desierto
Las dunas de Erg Chegaga
Del desierto a Taliouine
Visita a Taroudant y llegada a Essaouira

Un gran número de películas se han filmado en Essaouira. La belleza y buena conservación de su laberíntica medina, el puerto, la rocosa costa y su frenética actividad hacen de Essaouira un destino por sí mismo en la costa Atlántica de Marruecos.

Nos adentramos por la puerta principal al interior de la medina en busca de hostal. Essaouira es un lugar turístico pero sin la gran oferta que proponen lugares más populares como Marrakech. Así que no esperábamos encontrar un buen hostal en la comparativa de calidad-precio de la que solíamos gozar en los últimos días.

Meterse en la medina con las mochilas puestas al atardecer o, incluso a cualquier hora del día en el Magreb, es como coger un silbato, levantar los brazos y gritar: “¡Busco a alguien que me ayude a encontrar un hostal a cambio de comisión!”

essaouira-medina

Por supuesto, vinieron unos cuantos. No obstante, escapamos del asedio que, personalmente, se me antojó inferior al que esperaba. Así que iniciamos la búsqueda por nosotros mismos. Tras ver un par de hostales que no nos convencieron, les preguntamos a unos turistas que resultaron ser polacos donde se alojaban y cuánto pagaban. Nos convencieron con una cuádruple por 200 dinares y hacia el hostal Des Amis nos dirigimos. El establecimiento resultó ser sencillo pero suficiente para dormir y gastarnos el resto en una buena comida.

Lee también:  Cátaros y campiña en Cordes Sur Ciel, primera bastida de Francia

Por la mañana visitamos la bella medina, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, que esconde Essaouira y los pequeños talleres que se amagan tras la calles más turísticas. Nos dejamos llevar por el mercado y sus olores. Paseamos por la mellah y contemplamos las olas romper contra las rocas desde lo alto de las murallas. Nos acompañaron miles de gaviotas y el contraste blanco y azul de las casas y las miles de barcas en el puerto.

Essaouria es una buena alternativa a Marrakech para pasar unos días en Marruecos. Alrededor de la ciudad se abre un amplio abanico de excursiones entre la naturaleza o simplemente un variado listado de playas con arena fina a las que visitar. Asimismo, las olas frente a esta zona costera son muy conocidas entre los amantes del surf y cualquier otro deporte acuático.

Dos siglos más tarde, seguimos los pasos del famoso explorador y aventurero Alí Bey por las calles de Essaouria.

A través de la impresionante Puerta de la Marina nos internamos al puerto de la ciudad donde se agolpa la zona más dinámica con el habitual ajetreo de redes, pescadores, subastas y mercado.

La gran muralla rodea el casco antiguo y si os acercáis en su parte occidental encontraréis la Skala de la Kasbah, una especie de plataforma donde se puede pasear admirando las olas del mar. Este lugar ya fue descubierto durante los años cuarenta del siglo pasado cuando el director Orson Wells decidió adaptar la obra de teatro Otelo de Shakespeare al cine.

barcas-azules-essaouira

Entre alguno de los comercios que frecuentamos en Essaouria, reconozco que fue un acierto encontrar el café-pastelería Driss justo al inicio de la calle más comercial de la ciudad. Un local antiguo, auténtico y con un café y pastas fenomenales.

Lee también:  Consejos prácticos para viajar a las Cataratas de Iguazú

Una vez absorbimos lo que nos podía dar Essaouira en unas cuatro horas, proseguimos la marcha en coche ya hacia nuestro destino final: Marrakech.

Nos multaron. En el último trayecto en coche, no sólo nos multaron una vez sino dos.

La primera vez un control de velocidad nos hizo parar. Resulta que el máximo permitido por aquella zona era 60 km/h y nosotros habíamos pasado de los 70. Intentamos discutir pero sabiámos que no íbamos a conseguir nada con ello. Incluso si insistiamos sabíamos que cabrearíamos más al policía y todavía podía ser peor. Nos enseñó la multa (400 dinares) pero el señor lo arregló por 200 y sin papeles. Como si así el tipo se evitara declararlo a sus superiores… Una práctica poco sorprendente que a buen seguro ocurre en un buen listado de países del mundo.

coche-ruta-marruecos

La segunda vez que nos pararon ocurrió tras atravesar una rotonda en pleno Marrakech. El policía de turno nos hizo parar nuevamente argumentando que habíamos pasado el semáforo en rojo. No era verdad, o al menos eso nos pareció a nosotros, pero después de analizarlo entre nosotros comprendimos que lo mejor era darle la razón al policía. La prioridad en las rotondas en Marruecos no es para los que se encuentran en ella sino que va en relación al semáforo de cada una de las arterias que convergen en ella. Nosotros habíamos entrado al final del verde y debíamos parar para dejar cicular a la siguiente arteria. Es algo complicado explicarlo en un post, simplemente tened en cuenta que en el interior de las rotondas uno no tiene prioridad.

Lee también:  Småland: Visita a Jönköping en Suecia

El final de la historia con el segundo policía y la segunda multa del día fue muy surrealista. Tras insistir que habíamos pasado en verde por enésima vez nos dijo que debíamos pagar la multa en el aeropuerto con una sonrisita. El policía apuntaba en un papel y no nos dio ninguno a nosotros pero aseguró que en el aeropuerto deberíamos abonar el importe de 400 dinares. Quisimos dejarlo así y no le pedimos más explicaciones. Antes de que se lo volviera a pensar y escapamos sanos y salvos para dejar por fin el coche en la oficina donde lo habíamos alquilado.

Afortunadamente en el aeropuerto no nos esperaba ninguna multa.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,
Una respuesta
  1. Excursion Essaouira 2 septiembre 2014

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *