Ruta en coche por Marruecos: Del desierto a Taliouine (4)

Google +TwitterFacebook

Cuarto día de ruta en coche por la Marruecos Bereber
Ouled Idris – Taliouine
360 km (aprox.)
5 horas aproximadas sin contadas las paradas
Ver jornada anteriores: Primer día (Marrakech – Ait Ben Hadu)
El valle del Draa y la puerta del desierto
Las dunas de Erg Chegaga

Tras el viaje por el desierto durante tres días y sus noches respectivas teníamos pensado realizar una larga marcha hasta Taroudant. Sin embargo, la larga distancia, los múltiples puertos de montaña –algunos casi a 2.000 metros de altura- y el cansancio nos hicieron recapacitar y optamos por finalizar la etapa del día y dormir en el vecino pueblo de Talioune.

El valle del Draa, nos volvió a recibir a través de sus largos kilómetros de palmerales mostrando las kasbahs más bonitas y mejor conservadas de Marruecos. Anteriormente, visitando Ait Ben Hadu y Zagora nos habíamos hecho una idea de esta zona tan bonita del país y, en esta ocasión, decidimos darle a fondo al gas para reducir considerablemente la distancia que nos separaba de nuestro destino final.

Las montañas rocosas del interior de Marruecos, con sus desfiladeros y colores rojizos traen reminiscencias al cañón del Colorado. Y con todo el palmeral del valle de fondo ofrecen un paisaje único. Las kasbahs se conservan perfectamente a lo largo de este extenso valle y el colorido se ameniza con sus gentes, restaurantes locales apostados en la carretera, algunas tiendas ofreciendo verduras y frutas y una multitud de niños que parecen preferir el juego de la persecución al turista antes que ir a la escuela porque eso a veces da dinero.

La curiosa orografía de la montaña Jebel Kissane

La curiosa orografía de la montaña Jebel Kissane

La mágica e insólita montaña de Jebel Kissane es el punto de inicio y final del extenso valle del Draa. Su orografía parece esculpida por algún artista medio barroco y, si me apuran, con alguna experiencia en pastelería artesanal. Tras ella, llegamos a la población de Agdz.

Lee:
Ruta en coche por Córcega de 10 días

Reserva tu viaje al mejor precio:

Tomamos entonces el desvío en dirección Agades. En algunos mapas la carretera aparece medio asfaltada o en desuso. De todas maneras, con un coche tipo turismo se puede realizar tranquilamente.

A partir de este punto atravesamos horizontalmente una multitud de valles yermos e inhóspitos donde apenas se vislumbra vida humana.

Las áridas sierras se van sucediendo una a una hasta llegar al gran Atlas situado al norte de la carretera ofreciendo un paisaje lunar y rocoso a nuestros ojos.

Detalles en la carretera camino a Taouline

Detalles en la carretera camino a Taouline

Ya era tarde y decidimos dar por concluida nuestra jornada en el pequeño pueblo de Talioune. Poca cosa encontramos en este pueblo de apenas una calle principal. Es, no obstante, nos contaron que era el lugar ideal para poder acceder y realizar uno de los trekking más interesantes de la zona: el Jebel Siroua.

No tomamos lo único que encontramos en el restaurante local abierto del pueblo: unas buenas keftas –albóndigas de carne- y tras digerir bien la carne y su picante nos decidimos a probar el hamam del pueblo.

Sin duda, fue mi primera experiencia en un hamam de verdad. Se trataba de un hamman de lo más tradicional abierto al pueblo, sin elementos decorativos, sin masajes y con los elementos básicos para llamarle hammam: toallas, grifos con agua caliente y fría y un cubo para tirártela encima. ¿Qué más queremos para lavarnos bien?

toallas-hamman

Toallas del hamman secando al sol

La entrada al hamman apenas nos costó 70 céntimos de euro al cambio y nos quedamos la mar de limpios y frescos quitándonos de encima la arena del desierto que llevábamos incrustada durante los últimos tres días.

Ruta en coche por Marruecos: Del desierto a Taliouine (4)
5 (100%) 1 voto
,
Google + Twitter Facebook
Una respuesta
  1. Aroha 5 febrero 2016

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *