Ruta en coche por Marruecos: el valle del Draa y la puerta del desierto (2)

Segundo día de ruta en coche por la Marruecos Bereber
Ait Ben Hadu – M’Hamid
290 km (aprox.)
4 horas aproximadas sin contadas las paradas
Ver jornada anteriores: Primer día (Marrakech – Ait Ben Hadu)

Por la mañana de nuestro segundo día en ruta, nos despedimos del precioso ksar de Ait Ben Hadu, la ciudad fortificada en adobe que ha aparecido en múltiples películas de cine, y nos subimos al coche en una jornada que nos iba a llevar por el valle del Dräa y H’amid, a las puertas del desierto del Sahara, como destino final del día.

Realizamos una parada técnica en Ouarzazate, el último pueblo con facilidades antes de adentrarnos en el sur. Ouarzazate es una gran urbe y siempre ha sido un punto de encuentro entre culturas nómadas y sedentarias y simbólicamente representa la puerta del desierto. Aprovechamos para encontrar un cajero y sacar dinero ya que más adelante no nos iba a ser posible hacerlo.

Apurando las horas del atardecer sobre el coche

Apurando las horas del atardecer sobre el coche

No obstante, una parada con un objetivo concreto en Marruecos acostumbra a convertirse en muchas otras más. Cesare, uno de nuestros compañeros de viaje, encontró un viejo amigo que conoció en otra de sus aventuras por Marruecos y tomamos un té y acordamos posibles rutas por el desierto de Erg Chigaga con un primo suyo. Nuestra única idea era encontrar un cajero y salimos de Ouarzazate con una ruta preparada para el desierto y un destinatario para ese dinero que justamente acabábamos de sacar del banco.

Proseguimos el camino en dirección a Zagora atravesando el valle del Draa. Un larguísimo palmeral acaricia la carretera durante largos kilómetros. El Draa es el río más largo de Marruecos, nace en las nevadas montañas del Atlas y muere en el océano atlántico al norte de Tan Tan.

Lee también:  Ruta en coche por Marruecos: visita a Essaouria

El valle del Draa es el más grande del país con una longitud de unos 100 kilómetros aproximadamente entre Agdz y Zagora. El río alimenta el árido terreno y a su paso va poblando su vera con palmerales y las kasbahs se suceden a lo largo del valle. Estas edificaciones de adobe amenizan el paisaje con sus bellas construcciones que parecen emerger de la misma árida tierra y sus callejuelas mágicas donde uno no sabe que le espera al girar la esquina o al atravesar uno de sus múltiples túneles.

Tombouctou_52-jours

Una señal indicando el inicio de Tombouctou 52 jours cruzando el grandioso Sahara de norte a sur nos dio la bienvenida a Zagora. El cartel anuncia el punto de inicio de una larga travesía que realizaban las caravanas con camellos en dirección a Tombouctou ya en Mali. Imaginaros el largo periplo de casi dos meses cruzando el Sahara montados en camellos con la mínima carga para abastecerse durante toda la travesía. Hoy en día el cartel es uno de los reclamos turísticos más famosos de la zona y todo el mundo corre en hacerse la mítica fotografía bajo la señal.

Zagora es uno de esos lugares que deberíais evitar en verano. En esta localidad a pocos kilómetros de distancia de Argelia, las temperaturas oscilan los 45 grados durante julio y agosto. Nosotros lo hicimos en noviembre y encontramos pocos turistas visitando la zona y realizando las típicas excursiones por el valle del Draa, sus gargantas, visitando ksars como el de Tissergate y alguna ruta senderista com la ascensión al Jbel Zagora.

valle-draa-pueblo

Si disponéis de días, Zagora es un lugar ideal para descansar y olvidaros de todo. El mismo pueblo viene a ser un oasis comparativo con las pequeñas poblaciones que se levantan a lo largo del valle del Draa. No solamente los palmerales en Zagora aumentan su proliferación sino que también la oferta hotelera y gastronómica mejora las opciones que encontramos a su alrededor.

Lee también:  Viaje en coche por el sur de Francia de 10 días

Una vez visitamos Zagora, seguimos hacía el sur cruzando los pueblos de Amezrou y Tamegroute. En este último existe una visita interesante en una de las bibliotecas que atesoran antiguos documentos de gran valor. Alguno de ellos se remotan al siglo XIII y se trata de manuscritos religiosos impresos sobre piel de gacela.

Zagora entre un mar de palmeras y montañas en el valle del Draa

Zagora entre un mar de palmeras y montañas en el valle del Draa

Más al sur de estas poblaciones se hallan las primeras dunas que encontraremos del Sahara. Las dunas de Tinfou, aparecen como un par de ovejas descarriadas habida cuenta de la enorme distancia que las separan de las auténticas dunas del Sahara. Se trata de un pequeño aperitivo para el viajero antes de internarse en el profundo desierto y hacerse una idea de lo que le espera ahí.

Tras un puerto de montaña con vistas amplias al árido valle y al palmeral de Draa llegamos por fin a nuestro destino final del día, M’Hamid.

Nos instalamos en Les Mille & une nuit, pocos kilómetros antes de llegar a M’Hamid. Un fantástico lugar con tiendas en el oasis con todo tipo de detalles y comodidades. Por 150 dinares entre cuatro tuvimos cena, cama, hamam y desayuno. Más y mejor no se podíamos pedir tras una larga jornada en el coche cruzando el valle del Draa.

La tienda donde dormimos en Les Mille & une nuit, H'mid

La tienda donde dormimos en Les Mille & une nuit, H’mid

Negociamos con los mismos propietarios del establecimiento una escapada de dos noches con un 4×4 por el desierto. Costó rebajar el precio de inicio y al final por unos 100 euros por cabeza contratamos una ruta en 4×4, camello, dos noches en haima con la comida y agua incluida. Probablemente encontraréis precios variados dentro de la abundante oferta. A la hora de acordar un precio y un itinerario, os recomiendo seguir estos siete consejos para realizar una travesía en el desierto en condiciones.

Lee también:  Ruta en coche por Madeira (I)
Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Ruta en coche por Marruecos: el valle del Draa y la puerta del desierto (2)
5 (100%) 1 voto
,
Una respuesta
  1. ALEJANDRA 30 noviembre 2014

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *