Viaje a Kilkenny


Con la mejora -lenta pero consistente- de la calidad de las carreteras irlandesas se hace cada vez más fácil el pasar un fin de semana diferente en la Isla Esmeralda. Cansados de la rutina dublinesa de lluvia y pubs, el pasado finde decidimos alquilar un coche para hacer una corta escapada de un par de días por varias poblaciones al Sur de la capital, para poder apreciar su lluvia y sus pubs. Pero, oh my God!, no llovió.

Nuestra primera parada fue Kilkenny.

Kilkenny se sitúa a unos 130 kms al sur de Dublín y se llega en una horita y media si no te pierdes. Alquilé el coche por internet en la agencia que siempre me ha dado mejores resultados para cualquier alquiler en Irlanda: autoeurope. Utilizan oficinas de otras franquicias ofreciendo precios -normalmente- bastante inferiores.

El día salió bastante bueno y pudimos disfrutar de un tranquilo paseo por esta ciudad que tiene claros vestigios de la ocupación normanda. El más claro es el castillo de Kilkenny, construído en el s XII en una de las orillas del río Nore, concediéndole así una importancia estratégica única. Se puede realizar una visita guiada por 5.30 Euros pero si preferís echarle un vistazo al exterior podéis elegir el pasear por sus vastas extensiones de verde y el camino asfaltado que bordea el río.

Otro punto de interés histórico y arquitectónico de la ciudad es la Catedral de St Canice. Muestra del gótico, es la segunda catedral más grande de Irlanda y su forma original ha sido celosamente preservada en las distintos trabajos de conservación aplicados con el paso de los años.

Lee también:  Prevenciones curiosas para la fiebre aftosa

Es una ciudad pequeña en la que encontrarás la típica estructura que se repite en casi todas las localidades irlandesas: calle -o calles, según las dimensiones- comercial que hace las veces de alma de la ciudad y multitud de pubs, restaurantes y take aways -chiringuitos pequeños de comida rápida de distintos colores y sabores- para que la gente se refugie de la lluvia en un ambiente cálido y alegre.

Kilkenny se encuentra especialmente bulliciosa y viva en dos fechas señaladas del inexistente verano irlandés. El Festival de Artes de Kilkenny tiene lugar a finales de Agosto y ofrece representaciones teatrales, danza, arte visual, literatura, cine, pintura, escultura y actuaciones en vivo de distintos tipos. El programa suele incluir también conciertos de música tradicional irlandesa, clásica, étnica y jazz.

La segunda cita importante del año es el Smithwicks Cat Laughs Comedy Festival que se celebra en Junio y reúne a los mejores humoristas no sólo irlandeses y británicos sino de otros países de habla inglesa, como Bill Murray y los famosos Umbilical Brothers. Miles de personas se congregan esos días en la ciudad y se parten mientras degustan la famosa cerveza roja irlandesa que patrocina el festival. Desde luego, una cita a tener en cuenta si puedes hacer cuadrar tus fechas.

Piérdete un día por los recuerdos normandos de Irlanda en la apacible Kilkenny.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo