Viaje al monte Athos

Google +TwitterFacebook

monte-athos-grecia

En el profundo silencio de la noche el monótono repique del “talanto”, una campana de palo que sólo resuena en estas tierras, marca el comienzo de la jornada. Las oscuras figuras de monjes que deambulan por los claustros medievales, bajo la tenue luz de las candelas, nos trasladan siglos atrás y recuerdan “El nombre de la Rosa”.

En el “catholicon”, la iglesia principal, se inician las largas ceremonias de la liturgia católica ortodoxa. Tras el ritual de cantos, prosternaciones y continuos movimientos de los monjes para venerar a los santos presentes en los abigarrados iconostasios, religiosos y visitantes se encaminan hacia el refectorio para el frugal y vegetariano desayuno/almuerzo, entre paredes que desbordan de antiguos frescos.

A partir de ese momento el peregrino debe encaminar sus pasos hacia otro de los veinte monasterios o algunas de las “sketes” (comunidades) que jalonan el Estado Monástico Autónomo de la Montaña Sagrada, más conocido como Monte Athos. Un territorio de casi 60 kilómetros de largo y hasta 10 de ancho, en la Macedonia griega.

iglesia-athosCon la mayor concentración de arte bizantino de toda Europa (los veinte monasterios y la catedral de Karyes, la capital, son todos Patrimonio de la Humanidad) y una combinación de paisajes de ensueño con el verde de los tupidos bosques y el azul increíble de sus más de 100 kilómetros de costa, la Montaña Sagrada o Agion Oros es una gran desconocida.

Para visitarla es necesario armarse de paciencia. Las gestiones se inician con seis meses de antelación ante la Oficina del Peregrino en Tesalónica, y finalizan el propio día de la partida (al abonar los 35 euros del diamonitirion un permiso de cuatro días) en Ouranopolis o Ierissos, desde donde zarpan los dos únicos barcos autorizados, Sólo permite la entrada a 110 peregrinos (la figura del turista no existe) al día: 100 ortodoxos, y 10 de otras confesiones. Sus leyes prohíben expresamente pisar su suelo a “mujeres, animales hembras y eunucos”, una prohibición que solo se relajó en algunos momentos de las dos guerras mundiales, en el caso de las mujeres, y de manera habitual con las gatas y los animales salvajes…

Lee:
Diario de dos días en la América más profunda

Los monasterios y las sketes brindan hospitalidad, a cambio de un contribución voluntaria, en habitaciones que van desde lo espartano hasta otras equiparables a las de Paradores, y dos comidas al día. La estancia máxima es de un día, tiempo suficiente para aproximarse a sus tesoros, charlar con alguno de los monjes y participar de las ceremonias, hasta coger la mochila y trasladarse al siguiente, bien en barca, en las furgonetas de los monjes, o por senderos que transcurren entre los cerrados bosques y con el mar griego como telón de fondo. Todos los monasterios son distintos en cuanto a arquitectura, ritos, y grado de integración de los “peregrinos no-ortodoxos”. Los hay griegos, rusos, serbios, búlgaros….Las fotos a los monjes están estrictamente prohibidas.

senal-greciaCuatro días son escasos para tanto arte, tanta naturaleza y tanta espiritualidad, pero es posible gestionar la extensión del diamonitirion en Karyes, la ciudad de una única calle, con su sede del gobierno, su oficina de correo, su fonda-restaurante, sus dos iglesias, y sus cuatro o cinco tiendas.

Bruce Chatwin estuvo en Monte Athos en varias ocasiones y manifestó su interés en descansar para siempre en este territorio santo, aunque no le dedicó ninguna de sus grandes obras, como si hubiera querido guardar para sí el secreto de un lugar único. Otros escritores como Robert Byron (The Station), y William Dalrymple (Desde el Monte Santo) han publicado sus viajes, lo que permite que todos, mujeres y eunucos incluidos, podamos aproximarnos al misterio de este reducto de vida monástica, uno de los lugares menos conocidos y más fascinantes de Europa.

athos-monte-grecia

Artículo participante en el concurso de relatos Viajablog.

Escrito por Victor Andres.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook
3 Comentarios
  1. Jose Miguel 22 junio 2010
  2. fotliquesocdereus 1 octubre 2012
  3. Quique 1 octubre 2012