Viaje al espacio: llega el turismo galáctico

Google +TwitterFacebook

¿Te apetecería darte una vuelta por el espacio? Si eres de los que sueña con ver las estrellas de cerca estás de enhorabuena porque pronto podrás hacer realidad tus sueños. El multimillonario Richard Brandson y su empresa Virgin Galactic han presentado este lunes al mundo la gigantesca nave nodriza White Knight Two, que será la que transportará el cohete Space Ship Two con los primeros turistas espaciales a partir de 2009.

Más de 250 personas procedentes de 30 países han reservado ya en todo el mundo su vuelo suborbital con Virgin Galactic, al precio de 200.000 dólares por pasajero (unos 127.000 euros). En Europa, España, lo creas o no, va a la cabeza en número de reservas, con un total de 12 pasajeros. ¿Quién dice que hay crisis?

Parece un gran catamarán para el cielo, con un ala de 42 metros de largo. La nave fue diseñada y construida durante cuatro años en el desierto de Mojave, en California. Su misión es despegar y conducir el Space Ship Two hasta 15 kilometros de altura. Después, el cohete se desacopla y permite disfrutar de unos minutos en el espacio.
El Space Ship Two, que podrá transportar a seis turistas espaciales y dos pilotos, estará terminado en los próximos meses y se prevé que en 2009 se iniciarán los primeros vuelos de prueba y los primeros viajes con turistas espaciales. La frecuencia inicial será de una salida a la semana, aunque se prevé alcanzar paulatinamente los dos viajes diarios.

Reserva tu viaje al mejor precio:

A pesar de que sus vuelos suborbitales despegarán en un principio desde el aeropuerto espacial de Mojave, Virgin Galactic tiene previsto construir uno nuevo en el Estado de Nuevo México, diseñado por el arquitecto británico Norman Foster, que se convertirá en su base de operaciones a partir de 2010. La compañía no descarta construir en un futuro nuevos aeropuertos en otros países como Suecia, el norte de Escocia e incluso España. El presidente de Virgin Galactic, Will Whitehorn, aseguró que está en contacto con autoridades españolas y locales para estudiar un proyecto en un lugar “secreto” cercano a Barcelona, que estaría operativo en un plazo de tres a cuatro años.

Todo ello hasta que Ryanair y el resto de compañías de bajo coste se metan en el asunto y empiecen a promocionar las saliditas al espacio low cost; tú mismo te imprimirás el billete en casa y te harás un traje de astronauta con remiendos. Habrá salidas cada 5 minutos y nos adueñaremos del espacio. Se partirá desde aeropuertos secundarios más baratos construídos por inmigrantes mal pagados a los que se les intentará devolver a su país una vez la burbuja espacial haya explotado sin ni tan siquiera darles las gracias. En fin, que el progreso es así, ciclos que se repiten y novedades que mañana ya serán historia.

Puntúa este artículo