Viaje a la Patagonia

La Patagonia, un lugar que invita a la reflexión

La Patagonia, un lugar que invita a la reflexión

El otro día Aluminé, una estudiante de turismo que nos lee desde Bariloche, lanzó unas cuantas reflexiones respecto al significado que la Patagonia tiene para los viajeros llegados de otras partes del mundo.

Interesada en cuestiones sobre la noción del espacio y del tiempo, apuntaba de manera muy profunda la sensación de estar hablando de una región geográfica con entidad propia y que sobrepasa fronteras, banderas y demás invenciones del ser humano.

Ya que nuestra amiga se encuentra trabajando en su tesis de Licenciatura en Turismo en la Universidad de la Plata y ha escogido justamente este tema para ello, nos ha pedido que le ayudemos a resumir los pensamientos que produce la bonita tierra en la que nació a los que la soñamos a miles de kilómetros de distancia.

¿Cómo la vemos? ¿Cómo la pensamos? ¿Qué nos produce? ¡A ver si entre todos podemos ayudar a Aluminé!

Para abrir la veda y con la perspectiva que da el tiempo, ahí van algunas impresiones de mi viaje a la Patagonia.

Para mí la Patagonia tiene algo de mística. Cuando planeaba mi viaje por Sudamérica era una de las regiones que se encontraban en mi lista de lugares que no me podía perder.

La poca definición del territorio, de sus fronteras, de su identidad, tal vez le genera algo de atractivo en sí mismo.

La Patagonia. Una región salvaje, cruda, natural y desnuda de artificios es lo que esperaba encontrar y fue en cierta forma lo que encontré.

La Patagonia pertenece a todos los que amamos este planeta

La Patagonia pertenece a todos los que amamos este planeta

Llanuras, distancias, vacío en ciertos momentos, La Patagonia es capaz de transportarte a un lugar en el que la relación espacio tiempo carece de importancia.

Glaciares, gauchos y pingüinos paseaban impacientes por mi mente antes de ver con mis propios ojos esta extensa parte del mundo que respira y decide por sí misma.

Realidad, libertad y la sensación de chocarme continuamente conmigo mismo es lo que descubrí. ¡Qué grande es la Patagonia! En todos sus sentidos.

¿Y dónde empieza? ¿Dónde termina? ¿A quién le pertenece? Preguntas que me hacía producto de una curiosidad innata y en algunos momentos inmadura. ¿Y qué más da? me digo ahora.

La Patagonia nos pertenece a todos y a todas, sobretodo a los que entendemos que no hay camino, sino que se hace camino al andar, como decía el poeta.

Me alegro mucho de que Aluminé nos haya pedido que reflexionemos un poco sobre ello. No voy a extenderme más en el tema pero sí que me gustaría invitarte a compartir tus pensamientos con nosotros. La conozcas o no todavía, ¿qué significa para tí la Patagonia?

15 Comentarios
  1. Travel & Life 10 febrero 2013
  2. aluminé 10 febrero 2013
  3. Sergi 10 febrero 2013
  4. Urruti 12 febrero 2013
  5. Sergi 12 febrero 2013
  6. Emely Ruiz 28 febrero 2013
  7. Sergi 1 marzo 2013
  8. Pigafe 13 marzo 2013
  9. Sergi 21 marzo 2013
  10. julia 9 abril 2013
  11. lugares luristicos 15 abril 2013
  12. alumine 2 mayo 2013
  13. Ulldellebre 13 marzo 2014
  14. Christian 14 octubre 2014
  15. Ricardo 7 noviembre 2014

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *