Viajando a por el bote

Superenalotto

Increíble lo que me encuentro hoy en elmundo.es. Un nuevo tipo de turismo del que no había oído hablar en mi vida: turismo de juegos de azar. Como decía mi padre: “apaga y vámonos”.

Pues sí, amigos y amigas, hay gente que viaja a un destino en un determinado país sólo para poder alcanzar el quiosco más cercano en el aeropuerto y sellar allí el boleto de lotería de turno que reparte una cantidad estratosférica de euros en premios.

En este caso comentan el ejemplo de la Superenalotto, un juego de azar italiano en el que los participantes deben acertar 6 números de los 90 que tiene la plantilla. Vamos, algo así como la primitiva pero aún más chungo para llevarte la pasta. Bastante jodida la cosa. De hecho, lo es tanto que no se lleva nadie el premio gordo desde el 31 de Enero del 2009 y el bote asciende a 143,9 millones de Euros, el más grande que ha existido jamás en el continente.

Esto provoca cosas como que un periódico austríaco sortee 50 viajes a Udine para que la gente pueda sellar sus boleto y volver -no se puede participar por internet- o que el diario alemán Bild enviara gratis a 140 personas a Milán con el mismo propósito que los austríacos.

Dicen que se están invirtiendo unos 26 millones de Euros diarios en el concurso. Bueno, invirtiendo lo dicen ellos, pero en realidad se están despilfarrando. La gente va loca. ¡Menudo negocio para el Estado!. Ingresas 26 millones al día y sólo repartes 150. Echad cuentas.

El caso es que este tipo de turismo pasa de buscar hotel, mirarse lo que hay para ver en la ciudad, temperaturas, alquiler de coches…Nada de nada. Viajando sin preocupaciones, ¡sí señor!. Te coges el avión, vuelas un ratito, te bajas del avión, vas al quiosco de prensa más cercano de la salida de pasajeros, compras tu boleto, escoges unos numeritos, lo sellas, pagas, te tomas una cerveza (recordemos que van muchos alemanes) y a casita de vuelta soñando que cuando vuelvas será para reclamar tu premio y comprarte a Cristiano Ronaldo para que juegue en el patio de tu casa, sólo para tí. Claro, que la imaginación debe dar para mucho más…Eva Mendes, Brad Pitt…Las opciones quedan abiertas.

Lee también:  Buscando viaja...¿qué? (2)

Lo bueno es cuando llegas a la oficina al día siguiente de tu “viaje” y te preguntan: “Ehhh!¿Qué tal la escapadita?. ¿Cómo está Milán?”, y sólo puedes responder: “Lo mejor de Milán: sus quioscos de prensa…Y por supuesto: su gente”.

Pues ya véis, otro tipo de turismo en el que casi nadie había reparado. Cada día hay algo que te puede sorprender. Por cierto, mañana hay sorteo. Voy a mirar unos billetes para Italia.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo