Viajando a Hobbiton: visita a Matamata donde se grabó el Señor de los Anillos

gollum_hobbiton_matamata

Estatua de Gollum en Matamata

El 22 de Septiembre es el cumpleaños de dos buenos amigos mios: Frodo y Bilbo Bolsón. Si creéis que no los conozco, estáis muy equivocados. Soy un fan -o friki, lo mismo da- de JRR Tolkien y todo lo que tenga que ver con la Tierra Media, así que ya me siento familiarizado con estos dos Hobbits que cambiaron para siempre el destino de todos los habitantes del mundo creado por Tolkien.

En este 2012, además, se cumplen 75 años desde la primera publicación de El Hobbit, cuya primera parte, de las tres de las que constará su adaptación al cine, está previsto que se estrene el próximo Diciembre.

Hay celebraciones de diversos tipos por todo el Mundo, siendo especialmente célebres en los países angloparlantes. Gente que caminará descalza todo el día -al más puro estilo Hobbit-; otros que tendrán siete comidas; celebraciones de fiestas de cumpleaños como la que realizó Bilbo al comienzo de El Señor de los Anillos; e incluso charlas y discusiones literarias sobre la obra de Tolkien y maratones de lectura o visionado de películas y documentales.

Yo tuve la suerte de recorrer el set donde se dio vida a la Comarca – The Shire- tanto en el Señor de los Anillos como en la nueva trilogía de El Hobbit.

Cuando se acabaron de grabar las 3 películas de El Señor de los Anillos en Nueva Zelanda, New Line Cinema -la productora de las películas- debido al Copyright comenzó a tirar abajo todos los decorados y maquetas utilizadas para la trilogía. El set de Hobbiton -una granja en la localidad neozelandesa de Matamata– vio como en una semana demolían 20 de los 37 agujeros de Hobbits que había en sus colinas.

Llegó una lluvia que duró semanas y pararon los trabajos. Finalmente desistieron y programaron la demolición de lo que quedaba para unos meses más tarde. Pero en ese período se estrenó la primera película y la gente reconoció el lugar que representaba a Hobbiton. Decenas de turistas comenzaron a presentarse a las puertas de la granja de los Alexanders -así se llaman los propietarios- y la familia comenzó a negociar con New Line para conseguir mantener lo que quedaba. Dos años más tarde comenzaban los primeros tours a Hobbiton.

Para un friki de la Tierra Media como yo, Matamata era una parada obligada en mi segunda visita a Nueva Zelanda.

Pero lo mejor de todo fue que el decorado ha sido reconstruido en su totalidad para la filmación de las dos películas de El Hobbit y es la primera vez, desde que acabaron de filmar El Señor de los Anillos, que se puede contemplar en su máximo esplendor. Cuando llegué a la oficina de turismo de Matamata a comprar el billete del tour y me dijeron lo que había me brillaron los ojos como a un niño.

La única pega del tema es que nos obligaron a firmar un contrato de privacidad en el que nos comprometemos a no poner ninguna de las fotos que tomamos -más de 100 fotos y una veintena de vídeos- en ningún medio de internet. Ni siquiera podemos enviarlas por email. El tema, según nos comentaron, es muy serio y ya ha habido gente que ha pagado unas multas bastante importantes por publicarlas.

Así que lamento deciros que Viajablog no podrá mostraros Hobbiton tal y como lo concibió Peter Jackson hasta que las dos películas de El Hobbit sean estrenadas.

Pero para los frikis como yo decirles que están de enhorabuena porque parece ser que esta vez se ha firmado un pacto entre los Alexanders y la productora para dejar todo el decorado en pie después de grabar las películas. Tendréis años para visitarlo.

Nos llevaron con furgoneta hasta la puerta de la granja a la 1.30 de la tarde. La guía era una mujer de media edad que no paró de contar anécdotas y detalles del rodaje en Hobbiton. A mí me encantó enterarme de todo aquello mientras caminaba boquiabierto entre la casa de Sam Gamyi, con Bolsón Cerrado dominando la colina y el Dragón Verde a lo lejos, pasado el lago.

Todas las fachadas de las casas, los campos de cultivo, los árboles y arbustos…Todo es tan real que parece que en cualquier momento íbamos a ver a Gandalf conduciendo su carro lleno de fuegos artificiales por el camino empedrado que lleva a casa de Bilbo.

Fue una experiencia increíble -el precio es de 66 NZD- y pregunté si tenía alguna oportunidad de salir de hobbit en la nueva película. No hay nada que hacer porque hay que medir menos de 1,65 como primer requisito. Por la misma nimiedad me descartaron para Willow…Racistas. Una lástima.

19 Comentarios
  1. quicoto 21 junio 2011
  2. Dimehoteles 21 junio 2011
  3. David Escribano 21 junio 2011
  4. petaqui 21 junio 2011
  5. Quique 21 junio 2011
  6. Arancha Escribano 27 junio 2011
  7. Arancha Escribano 27 junio 2011
  8. Andune 23 septiembre 2012
  9. Sergio 24 septiembre 2012
  10. David 24 septiembre 2012
  11. David 24 septiembre 2012
  12. Sergio 24 septiembre 2012
  13. David 24 septiembre 2012
  14. Sergio 25 septiembre 2012
  15. David 25 septiembre 2012
  16. Sergio 25 septiembre 2012
  17. Andune 29 septiembre 2012
  18. paula 1 febrero 2015
  19. David 1 febrero 2015