Viajablog viajablog

India (1) Varanasi, bienvenido a la India


Fueron dos los días de largo trayecto de autocar para tocar suelo indio. El rey nepalí (ese que hace unos años se volvió loco y acribillo con una espada a lo shakesperiano a media familia real) hacía una visita en uno de los pueblos del sur del Nepal y pasamos una infinidad de controles del ejercito hasta llegar a Sonauli, la frontera con India.

Junto a unos israelíes y una austriaca nos subimos al tejado del autocar e hicimos la espera un poco más divertida saludando a los nepalies que venían en la otra dirección apiñados en camiones, autocares o cualquier cosa que se mueva mas rápido que las patas.

En Sonauli hicimos noche y por la mañana volvimos a subirnos en un autocar que en siete horas nos llevo finalmente hasta Varanasi.


Todo el mundo me había comentado que el primer contacto en la India a través de Varanasi puede ser un shock. La ciudad sagrada bañada por el Ganges es un centro de peregrinación donde todo hindú debe al menos bañarse una vez en la vida en sus aguas o ser quemado y transportado a la otra vida a través de sus aguas sagradas. Vida y muerte se mezclan en este río donde se ven niños jugando con cometas a la vez de cuerpos y partes de cuerpo flotando sobre las aguas.

En la ciudad se respiran todo tipo de aromas posibles, desde podredumbre a hierbas aromáticas. Como su mismo rio, la muerte y la vida, la riqueza de colores y aromas se mezclan en un sinfín de colores y sabores y es sorprendente perderse entre el bullicio de sus estrechísimas calles para acabar en un ghat en el atardecer y presenciar uno de sus rituales con fuegos y pétalos lanzados al río.

Junto con Petra, la chica austriaca, dimos una vuelta por la ciudad y la gente no paraba de molestar ofreciendo de todo (ella lleva rastas). A la que me di una vuelta solo por la ciudad apenas me dijeron algo.

En Nepal me dijeron que parecía nepalí. En China me preguntaron si era japonés. En Vietnam si era descendiente de americano – vietnamita. Aquí que si tengo la piel del color de algunos indios y los españoles directamente me preguntan de que parte soy de la península… Imagino que tengo un aspecto comodín, múltiple mezcla mediterránea de pelo negro que se acopla estilo camaleónico del país. Algo así como Zelig de Woody Allen. Y la verdad es que da gusto así, ya que si no saco la cámara o la guía nadie se fija en mi y es un verdadero placer perderse por la India y que nadie te ofrezca sus servicios cada tres minutos!

Al atardecer fuimos a dar una vuelta por el Ganges en barca y contemplamos entre velas encendidas en el río, los innumerables ghats de la ciudad con sus cremaciones y rituales sagrados. Y verdaderamente, contemplar estos actos que superan la sensibilidad occidental, no quita el hambre y a la vuelta nos dimos un buen festín en el hostal.

A pesar de las cenizas, de los cuerpos lanzados al río, los perros, las vacas, los escombros derrochados por las calles y la podredumbre que a veces se respira, Varanasi ofrece un menú culinario increíble. Sorprende encontrarse deliciosas samosas, lassis, talis o chapatis a apenas dos metros de distancia de una vaca haciendo sus deposiciones o respirar a la vez el humo a carne quemada de alguna cremación en el ghat más cercano.
Sin duda, los cinco kilos que perdí subiendo y bajando las montañas del Himalaya durante más de un mes los voy a recuperar en la India!


Publicado por el Domingo, 9 octubre, 2005
Etiquetas:
Categorías: India, Viaje al Asia


3 Comentarios sobre "India (1) Varanasi, bienvenido a la India"
  1. Nuria dice:

    Hola
    Quina enveja d’estar a la India.
    Quines fotos més xules, que vas enganxar alguna ceremonia funeria. Quin recorregut faras ara?
    Jo ja veus que estic perfectament, a casa sense vesicula i amb 4 foradets que em tiban una mica pero perfecte
    Un petonet i no se t’oblidi que encara que puguis semblar vietnamita , chines o el que sigui segueixes sent de badalona. Un peto
    Núria

  2. Danny Valls dice:

    Cabron………Cabron……..Eres lo maximo…tiu ets la ostia. Bona Enric.

  3. Helen Goodwin dice:

    Hola
    been trying to translate sme of your tales with my spanish dictionary but gave up and just looked at the pics – looks amazing. Wow time files i remember when i 1st met you and you had only been gone for 1 month bet it feels like forever now and like it could go on forever??

footer Archivo enlaces Aventuras Escapadas mapa Gastronomía Videos Prensa